Zona El Internado

Ana de Armas: “No acepto cualquier proyecto”


El internado le ha dado la fama, pero su vida no acaba en el Laguna Negra. ¿Quieres conocerla a fondo? Ella nos lo cuenta todo.

Tus proyectos están teniendo mucho éxito. ¿Crees en la suerte?
Por supuesto que sí. Pero hay que ayudar a esa suerte, porque el cuerpo y la cara bonita se van.

¿Cómo seleccionas tus proyectos?
No quiero hacer cine, televisión y teatro a toda costa. Sólo haré cosas que de verdad me apetezcan y me gusten, sean del director que sean, y me paguen lo que me paguen.

¿Y recibes muchas propuestas?
La verdad es que ahora no me llegan demasiadas porque no hay dinero, y las que me envían son pospuestas hasta nuevo aviso. Así que espero que a los guionistas de El internado se les ocurran muchas cosas, jajaja.

¿Te planteas volver a tu país?
Estoy muy contenta con mi trayectoria aquí, pero voy a Cuba cada vez que puedo, hasta dos veces al año.

¿Y qué es lo que más echas de menos de allí?

A mi gente. Muchas veces me pasan cosas que hacen que les añore aún más. Por ejemplo, el otro día un amigo se equivocó y me envió una invitación para un concierto en la isla. Me puse súper triste, la verdad.

¿Te gustaría volver a trabajar en Cuba en un futuro?
Por supuesto. Me gusta mucho el cine cubano. Pero, ¿sabes qué pasa? En mi país saben que estoy trabajando en España y piensan que yo no quiero o no puedo ir allí.

Has hecho televisión, cine… ¿Ahora te toca probar con el teatro?
Sería genial. Lo he estudiado durante cinco años y me gustaría ponerlo en práctica. Es difícil conseguir un papel para una actriz tan joven como yo.

A pesar de la fama, ¿sigues teniendo una vida normal?
Más o menos. Lo único que noto es que cada vez cojo menos el metro.

¿Has llegado a sentirte alguna vez acosada por los fans?
No. Yo creo que ese tema es mucho más exagerado con los chicos. Yo, por ejemplo, me siento bastante incómoda cuando voy a tiendas de ropa interior. ¡Las chicas se me quedan mirando para ver qué compro!

Jajaja, ¿y qué haces en ese tipo de situaciones tan embarazosas?
Lo que hago es tratar de ir siempre acompañada, así comparto las miradas. Si no, me pongo el MP3 y solucionado.

¿Cómo describirías tus findes?
¡Dormir y dormir! Jajaja. Y cuando tengo tiempo, voy a comprarme películas. Tengo un montón y las veo todas.

¿Con quién vives en España?
Vivo sola. Además, me encanta estar tranquila en casa.

Cambiando de tema, adelántanos lo que le va a pasar a Carol esta temporada…
Va a seguir investigando con los chicos y descubrirán cosas nuevas en los pasadizos. Además, sigue enamorada de Marcos y le intentará convencer de que Amelia es mala.

¿Y él la va a escuchar?
No, a él se le cae la baba con la profesora y cuando Carol le dice algo en contra de ella piensa que es sólo por celos.

¿Qué echas de menos en tu personaje?
Tener un pasado, saber quién soy para poder cambiar mi actitud.

¿Qué tal con los nuevos?
¡Muy bien! Ya estamos todos compartiendo camerino.

¿Hasta dónde puede alargarse la serie?
Hasta que tenga audiencia, ¿no? Pero entiendo que llegará el momento en el que, o se lo curran mucho para mantener el misterio, o acabarán haciendo de El internado un culebrón.

Escaneada por samureta | Transcrita por kiny | Fuente