Zona El Internado

Ana de Armas: “Un sueño sería poder trabajar en Cuba, pero hay que saber amoldarse a la situación”


La conocida actriz de El Internado está en un gran momento profesional. Por fin ha abandonado los papeles de adolescente, que es lo que ella quería, y ahora está rodando una nueva serie que se emitirá en Antena 3, Hispania, donde la guapa cubana interpreta a una esclava.


En España se dio a conocer gracias a El Internado con un papel de quinceañera. A la hora de hablar de en este nuevo proyecto confiesa que se trata del papel más adulto de su carrera. “Es un papel duro, pero a mí me está gustando mucho interpretarlo. ¡Por fin estoy haciendo cosas de mujer y no de adolescente!”, explica.

Ana da vida a Nerea, una mujer que se ve arrojada a la esclavitud tras el asesinato de su familia en el siglo II a.C., pero aunque esto es sólo en la ficción, la actriz insiste en que no soporta que nadie la domine: “En las relaciones hay dos que hacen lo que les apetece, por eso ser esclava es un castigo”.

Lleva tan sólo 4 años en España y ya se ha creado toda una reputación como actriz, aunque no siempre buena. Cuando protagonizó Mentiras y Gordas Ana tuvo que rodar alguna escena de desnudo. Se criticó mucho entonces que la película, para tratar sobre una historia de adolescentes, contase con muchas escenas ‘subidas de tono’. “No entiendo que la gente fuera a verme las tetas”, confiesa.

Como actriz, no será esta la única ocasión en la que el papel exija un desnudo, a lo que Ana insiste en que para ella no es ningún problema desnudarse en un rodaje. “Si el guión me gusta, lo haré, pero no creo que sea interesante verme desnuda”, añade.

La actriz de Hispania ha abierto sus sentimientos, una mujer que con su trayectoria interpretativa revela que no sabe actuar en la vida real. “No sé mentir, sé que suena un poco raro, pero así es. Me considero sincera y fiel a mis amigos, mi pareja y mis principios”, explica.

Mientras tanto, Ana espera que Hispania tenga un buen recibo entre el público. “Encantada de trabajar con actorazos como Lluis Homar, Nathalie Poza o Juanjo Ballesta”, la actriz está contenta en este país con proyectos como este, aunque reconoce que ni es su sueño trabajar aquí ni puede aguantar mucho tiempo haciendo el mismo trabajo.

Ana no se plantea la idea de continuar actuando en esta serie durante mucho tiempo, aunque alcance un gran éxito. “Yo soy más de cambiar, hacer cosas nuevas y no acomodarme”, insiste. Su principal ilusión sería trabajar en Cuba, su país natal: “Un sueño sería poder trabajar en mi país, pero hay que saber amoldarse a la situación. Sigo siendo cubana al 100 por cien, en el corazón, en la sangre, en el ritmo”.

Fuente