Zona El Internado

Ana de Armas y Marta Torné, las chicas más sexys en su lado más terrorífico


Las chicas más increíbles de nuestra escena rinden homenaje al Cine Fantástico.


Vampírica, Marta Torné

Es sexy, lista y divertida. Si cualquier humano sucumbiría a sus encantos, ¿por qué no iba a hacerlo el Conde Drácula? No en vano, Marta Torné (Barcelona, 1978) se ha revelado como un auténtico fenómeno entre los fanáticos de El Internado, que la consideran el cuerpo de la serie. Aunque su papel tiene un perfil más bien dramático, las curvas de la actriz no han pasado desapercibidas para los espectadores. De ahí su homenaje a Mina, la mujer con la que se obsesiona Drácula en esta película de 1958. Dirigida por Terence Fisher, con Peter Cushing como Van Helsing y Christopher Lee como el célebre vampiro, la cinta nos presenta a Mina como un personaje que pese a su discreción acaba siendo el objeto de deseo de Drácula. La película supuso la constatación de Hammer como la mayor productora de terror de las décadas siguientes.

Gigante, Ana de Armas

Las revistas tienen la capacidad de hacer realidad los sueños. Después de engancharnos al atractivo caribeño de Ana de Armas (La Habana, 1988) en El Internado y, sobre todo en la salvaje Mentiras y gordas, nos imaginamos cómo sería un cuerpo tan espectacular multiplicado por diez. Y ahí lo tenéis: sensualidad a lo grande. Esta fantasía de las hembras gigantes es un clásico del cine de ciencia ficción que comenzó con El ataque de la mujer de 50 pies, cinta de Nathan Juran que cuenta la historia de una rica joven (Allison Hayes) que experimenta un crecimiento exagerado a causa de la acción de unos extraterrestres que quieren robarle un diamante. Herida al descubrir que su marido la engaña, la mujerona decide vengarse haciendo uso, cómo no, de su tremenda fuerza. A pesar de no ser una gran película, El ataque de la mujer de 50 pies gozó de gran éxito en su época y ha pasado a la historia como cinta de culto por su mensaje y sus efectos especiales entre cutres y espectaculares.

Transcrito por samureta

Las chicas más increíbles de nuestra escena rinden homenaje al Cine Fantástico.

Vampírica, Marta Torné
Es sexy, lista y divertida. Si cualquier humano sucumbiría a sus encantos, ¿por qué no iba a hacerlo el Conde Drácula? No en vano, Marta Torné (Barcelona, 1978) se ha revelado como un auténtico fenómeno entre los fanáticos de El Internado, que la consideran el cuerpo de la serie. Aunque su papel tiene un perfil más bien dramático, las curvas de la actriz no han pasado desapercibidas para los espectadores. De ahí su homenaje a Mina, la mujer con la que se obsesiona Drácula en esta película de 1958. Dirigida por Terence Fisher, con Peter Cushing como Van Helsing y Christopher Lee como el célebre vampiro, la cinta nos presenta a Mina como un personaje que pese a su discreción acaba siendo el objeto de deseo de Drácula. La película supuso la constatación de Hammer como la mayor productora de terror de las décadas siguientes.

Gigante, Ana de Armas
Las revistas tienen la capacidad de hacer realidad los sueños. Después de engancharnos al atractivo caribeño de Ana de Armas (La Habana, 1988) en El Internado y, sobre todo en la salvaje Mentiras y gordas, nos imaginamos cómo sería un cuerpo tan espectacular multiplicado por diez. Y ahí lo tenéis: sensualidad a lo grande. Esta fantasía de las hembras gigantes es un clásico del cine de ciencia ficción que comenzó con El ataque de la mujer de 50 pies, cinta de Nathan Juran que cuenta la historia de una rica joven (Allison Hayes) que experimenta un crecimiento exagerado a causa de la acción de unos extraterrestres que quieren robarle un diamante. Herida al descubrir que su marido la engaña, la mujerona decide vengarse haciendo uso, cómo no, de su tremenda fuerza. A pesar de no ser una gran película, El ataque de la mujer de 50 pies gozó de gran éxito en su época y ha pasado a la historia como cinta de culto por su mensaje y sus efectos especiales entre cutres y espectaculares.