Zona El Internado

Análisis del capítulo 7×14 (70) de El Internado: “La luz”


El Internado 7x14 La luz

Los chicos

El Internado 7x14 La luz

Los chicos acaban de encontrar a Roque colgando del árbol, pero cuando oyen a Paula gritar Marcos sigue corriendo. Rubén llega hasta la verja e intenta que el soldado le deje pasar, pero no lo consigue convencer. Paula aprovecha que está distraído para morderle y huir, pero Rubén consigue cogerla de nuevo. Parece que Rubén va a usar un hueco que ha visto, pero de repente Camilo aparece y golpea a Rubén con una rama. Paula se asusta al ver a Camilo y sale corriendo.

El Internado 7x14 La luz

El Internado 7x14 La luz

El Internado 7x14 La luz

El Internado 7x14 La luz

El Internado 7x14 La luz

El Internado 7x14 La luz

Julia y Vicky llegan al internado y le cuentan a Alicia lo que han visto. Mientras, Marcos encuentra a Rubén y empieza a sacudirle una paliza para intentar averiguar dónde está su hermana, pero pronto la oye llorar y corre hasta ella. La encuentra escondida tras un árbol y Marcos le pregunta cómo está, pero la pequeña parece haber entrado en estado de shock por el secuestro y el susto del encuentro con Camilo y no dice nada. Mientras Iván le sacude un puñetazo como buena medida y como venganza, Marcos se lleva a Paula al internado.

El Internado 7x14 La luz

Alicia y Garrido examinan el cuerpo de Roque y llegan a la conclusión de que se ha suicidado. Vicky se siente culpable, creyendo que si no hubieran sido tan duros con Roque no se habría suicidado, pero Iván no está conforme y empieza a gritar por la combinación del hecho de que Roque había sido su mejor amigo y los traicionó a todos y no tuvo el valor de decírselo a los otros, y además ha tomado el camino de los cobardes (por supuesto, si supiera que fue Garrido el que se lo cargó, sería distinto).

El Internado 7x14 La luz

El Internado 7x14 La luz

Después de curar a Paula de sus heridas superficiales, Amaia habla con Marcos, para preguntarle por qué se echó atrás con lo del beso, y no le dijo que no le gustaba en realidad. Marcos se disculpa, diciendo que estaba hecho un lío, porque le gustaba Amaia, pero que en realidad no puede olvidar a Carol y por eso no siguió el beso. Amaia, dolida, le dice que la próxima vez, le diga lo que siente antes de que ella haga el idiota.

El Internado 7x14 La luz

El Internado 7x14 La luz

El Internado 7x14 La luz

Julia se pregunta si de verdad Roque se ha suicidado o no, ya que le está dando vueltas a lo que él le contó la tarde antes de su muerte, pero Iván sólo cree que se suicidó para evitar ir a la cárcel cuando saliera. Entonces se cruzan con Marcos, que está enfadado por lo del plan de Rubén y le pide a Iván que no se acerque ni a su hermana ni a él de nuevo, aunque Iván no tenía ni idea de que Rubén planeaba secuestrar a Paula.

El Internado 7x14 La luz

Tumbado con ella en la cama y comiendo piruletas, Marcos habla con Paula – que por fin se recupera del shock en el que estaba – y le pregunta qué es lo que pasó en el bosque. Tras un rato de pensarlo, Paula le dice que el ‘monstruo’ que se llevó a su madre golpeó a Rubén, y entonces ella salió corriendo. Marcos sale corriendo para el bosque, para poder encontrar a su madre, ahora que sabe que debe estar cerca.

El Internado 7x14 La luz

El Internado 7x14 La luz

El Internado 7x14 La luz

El Internado 7x14 La luz

Vicky y Julia entran en el cuarto de Iván y le dicen que Marcos se ha ido al bosque. Iván se levanta, pero es obvio que está fatal. Iván envía a las chicas por delante, para que sigan a Marcos, pero en cuanto ellas salen de su vista, Iván cae desmayado al suelo. María lo encuentra y lo lleva hasta la cama, y le pregunta si se llegó a tomar la última medicina. No sólo no lo hizo, sino que además lo hizo para que Julia tuviera un poco más de tiempo para vivir.

El Internado 7x14 La luz

Julia y Vicky llegan al bosque también, pero no consiguen encontrar a Marcos. Sin embargo, Julia encuentra un jirón de tela en el suelo, que le hace recordar que Roque tenía un roto en su jersey y le hace pensar que tal vez Roque no se suicidó, pero Vicky le dice que no se coma más el coco, que está segura de que Roque se suicidó.

El Internado 7x14 La luz

Iván, antes de ir al bosque, entra en el despacho en el que tienen encerrado a Rubén. Éste le pide histérico a Iván que lo suelte, y le dice que sabe cómo salir. Iván no está muy por la labor de hacerle caso, pero Rubén le dice que hay un hueco en la alambrada cerca de donde lo encontraron a él, y que el tío que le golpeó debió entrar por ahí. Iván hace ademán de ir a soltarle, pero, desafortunadamente para Rubén, no tiene la llave que abre las esposas y lo deja allí otra vez.

Vicky se encuentra otra vez con el soldado, y le pregunta en broma si está documentándose sobre sus jefes. El soldado le replica que no, y Vicky se da cuenta de que se ha pasado un poco con el soldado.

El Internado 7x14 La luz

Marcos encuentra varias señales de sangre en el suelo y empieza a seguirlas. Tras varios minutos, encuentra al ‘monstruo’… y descubre, asombrado, que se trata de Camilo, su ex-profesor de Latín, herido por el disparo que se llevó en el capítulo anterior. Marcos le pregunta dónde está su madre, y Camilo le dice que está en una cueva en el exterior del perímetro. Camilo muere por culpa de la herida.

El Internado 7x14 La luz

El Internado 7x14 La luz

El Internado 7x14 La luz

Iván consigue encontrar a su amigo. Marcos le dice lo de Camilo y que su madre está fuera del perímetro. Iván le cuenta que hay un hueco por el que pueden salir del perímetro, y le vuelve a decir que no tenía ni idea de lo que Rubén había planeado. Los dos amigos se dirigen hacia el hueco que Rubén ha encontrado, con el fin de descubrir si de verdad la madre de Marcos sigue viva. Iván envía a Marcos por delante, diciéndole que luego lo sigue, pero cuando Marcos cruza la valla, Iván cae desplomado.

El Internado 7x14 La luz

El Internado 7x14 La luz

El Internado 7x14 La luz

Julia y Vicky preguntan a María y Jacinta si han visto a Iván, pero éstas creían que Iván estaba con ellas, y Vicky se da cuenta de que Iván está en el bosque. Justo en ese momento llega Marcos, con Iván en brazos, ya que éste está ciego y sangrando. Julia y María se desesperan al ver que el chico se está muriendo, e Iván le dice a Julia que le dio la medicina porque prefería morirse a olvidarla.

El Internado 7x14 La luz

El Internado 7x14 La luz

Mientras Martín, Carlos, Garrido y el soldado montan el cableado, Max ajusta los cables en su lado para que la máquina funcione. Alicia llega y le pregunta cómo lo lleva, y Max le responde que bien. Entonces, Amaia aparece y le dice a Alicia que Carlos está buscando la llave del almacén, ya que quieren comprobar si allí hay cables. Alicia dice que tiene una llave maestra y deja a solas a Amaia con Max. La chica aprovecha para clavarle una jeringa a Max en el cuello, matándolo de manera casi instantánea: Amaia es la última infiltrada que OTTOX tenía en el internado (y así por fin se sabe cómo leches conocía los pasadizos tan bien).

El Internado 7x14 La luz

Resulta que Amaia es la nieta de Teodora Rauber, y que le ofrecieron una plaza en el Internado Laguna Negra. Tan sólo le pidieron una cosa: que intentara seducir a Marcos (y yo que pensaba que a la mosquita muerta ésta le gustaba Marcos de verdad… parece ser que Vicky tenía mucho mejor ojo de lo que creíamos: bravo, Victoria, por ser mucho, mucho, mucho más perspicaz que los tropecientos mil telespectadores que caímos como unos pringados creyendo que Amaia era de los buenos).

El Internado 7x14 La luz

Cuando los chicos y María llegan al torreón, descubren horrorizados que Max está muerto (Amaia ha hecho pasar su muerte por un infarto), lo cual hace que se pongan muy difíciles las cosas. Sin amedrentarse, Vicky envía a Marcos a decirle a Carlos que necesitan energía ya y espera frente al ordenador de la máquina para ver lo que puede ocurrir. Mientras, Iván parece estar muriéndose por culpa del virus, y, ciego como está, no sabe que su novia y su madre están junto a él.

El Internado 7x14 La luz

El Internado 7x14 La luz

El Internado 7x14 La luz

Gracias a la chapuza de Carlos, la máquina se enciende, pero hay un problema: necesitan insertar una serie de parámetros en la máquina. Carlos sugiere buscar alrededor, ya que parece inconcebible que Max no las dejara escritas en algún sitio. Iván recuerda entonces lo que pasó la noche anterior – el sueño de los números en el que aparecía Max –, le dice a Julia que vio los números en ese sueño y le muestra su brazo izquierdo, donde escribió los seis números (07, 15, 24, 35, 44 y 57). Esos números son los que necesitan para que la máquina funcione.

El Internado 7x14 La luz

El Internado 7x14 La luz

Vicky introduce los seis números en la máquina y pulsa el botón verde para encender la máquina. De inmediato, una potentísima luz inunda la habitación, y todos se cubren los ojos para no quedarse ciegos – aunque Amaia mira un poco, decepcionada porque se ha dado cuenta de que, al final, ha fracasado en su misión de evitar que pusieran en marcha la máquina (te jodes, por z***a y por ayudar a los malos). Una columna de luz se alza sobre el internado, como un rayo de esperanza… y los ojos de Iván se ponen blancos.

Los mayores

El Internado 7x14 La luz

El Internado 7x14 La luz

El Internado 7x14 La luz

El Internado 7x14 La luz

Carlos llega al internado acompañado de Max, y se lleva al hombre hasta el torreón donde están guardadas las piezas de la máquina. Sin embargo, trae la mala noticia de que Rebeca ha sido capturada, para preocupación de Martín.

El Internado 7x14 La luz

Garrido esposa a Rubén a un radiador para que no se escape e interroga a Rubén, para averiguar por qué se llevó a Paula. Rubén le dice que vio los papeles de Lucía que indicaban que Paula tiene la inmunidad al virus, y le dice a Garrido que debería contárselo a los militares, pero Garrido lo deja encerrado.

El Internado 7x14 La luz

El Internado 7x14 La luz

El Internado 7x14 La luz

Los adultos le dicen a Iván, Julia y Vicky que no pueden contarle a nadie lo de Roque, para evitar que cunda el pánico, y entre todos acuerdan contárselo a Elsa en cuanto tengan oportunidad, pero entonces llega Jacinta y les comunica la muerte de Elsa, para dolor de todos ellos. Los profesores acuerdan no revelar a nadie la muerte de la directora del internado.

El Internado 7x14 La luz

El Internado 7x14 La luz

El coronel Araujo llama para preguntar por qué se han llevado a Max, diciéndoles que con eso están poniendo en peligro sus vidas. Sin embargo, Carlos y todos los demás saben muy bien que Araujo no está más que poniendo largas al asunto, y demandan saber dónde está Rebeca. No obtienen contestación. Más tarde, Hugo les llama y les dice que sólo soltarán a Rebeca si devuelven el uranio enriquecido que robaron. Sin embargo, ellos no lo tienen: el uranio lo había robado Rebeca. Esto les hace pensar que probablemente la mujer lo escondiera para que más tarde los de dentro pudieran recuperarlo.

El Internado 7x14 La luz

El Internado 7x14 La luz

Garrido habla con Max sobre la máquina, que está ya casi lista. Max le dice a Garrido que, si consiguen el uranio, podrán empezar a curar a la gente. Garrido se dispone a asesinar a Max usando un cable, ya que la máquina de afuera ya está terminada y los de OTTOX ya no necesitan a Max. Sin embargo, Max revela (probablemente ya sepa la verdad sobre Garrido) que la máquina que los de OTTOX tienen no funciona correctamente: la montó mal a propósito porque no le interesaba que los de OTTOX tuvieran una máquina que funcionase bien, pero ahora, con 400 personas necesitadas de ello, sí está dispuesto a hacer algo. Garrido se da cuenta de que no puede matar a Max, ya que él está también infectado y si Max muere no habrá posibilidad de sobrevivir.

El Internado 7x14 La luz

El Internado 7x14 La luz

El Internado 7x14 La luz

Martín, desesperado ante la posibilidad de perder a Rebeca justo ahora que se han reconciliado, llama a Hugo y le dice que está dispuesto a darle el uranio si lo curan a él y a su hijo y los dejan salir. Hugo acepta (pero está poco claro que vaya a hacerlo en realidad, conociéndolo). Sin embargo, pronto se ve que no es más que un farol, ya que Carlos y Alicia son conscientes de lo que Martín está haciendo. Martín consigue hablar con Rebeca, y ésta le dice que no intente hacer el intercambio, que hay gente que necesita de esa máquina y que recuerde los momentos felices. Sin embargo, algo que dice hace que Martín se extrañe. Carlos se da cuenta de que Rebeca ha conseguido esconder el uranio entre los suministros.

El Internado 7x14 La luz

El Internado 7x14 La luz

El Internado 7x14 La luz

Martín lleva el uranio hasta Max, y éste empieza a preparar la máquina, pero de pronto les cortan la luz. Obviamente, los de OTTOX no quieren que la máquina empiece a funcionar. Sin embargo, Max recuerda de repente que cerca de donde él estaba había un generador eléctrico, que sería lo suficientemente potente para poder poner en funcionamiento la máquina. De inmediato, Carlos, Martín, Garrido y el soldado empiezan a coger todos los cables que pueden para hacer una conexión eléctrica entre el sótano y el torreón.

El Internado 7x14 La luz

Sin embargo, cuando llega la hora de hacer la conexión, se encuentran con el problema de que los cables no son lo suficientemente largos. Improvisando, Carlos arranca el cable de una lámpara y enchufa los dos extremos a los dos cables. Al principio no parece funcionar, pero Martín le recuerda a Carlos que pulse el interruptor. Y cuando eso ocurre… vuelve la esperanza. (Sí, vale, me ha quedado cutre, pero, joder, ¡es la primera vez en semanas que algo les sale bien!)

En el perímetro…

El Internado 7x14 La luz

En el perímetro, Araujo/Fleischer y Hugo se dan cuenta de que todavía pueden llegar a construir la máquina de rayos. En ese momento, llega Asunción Hervás, que resulta ser, como se esperaba, Teodora Rauber, una de las ocho fundadoras de OTTOX.

El Internado 7x14 La luz

El Internado 7x14 La luz

El Internado 7x14 La luz

Cuando Martín y Carlos van a por los suministros, Hugo pregunta qué es lo que tienen los cajones. Hugo se da cuenta de que Rebeca podría haber escondido el uranio entre los suministros y hace que detengan la carga de los suministros. Martín y Carlos entran en la camioneta y salen corriendo. Esta vez, por una vez, han tenido suerte: el uranio está entre las cajas que habían subido ya.

El Internado 7x14 La luz

El Internado 7x14 La luz

El Internado 7x14 La luz

Enfurecido, Hugo se va a por Rebeca y le apunta con una pistola. Rebeca se burla de él, diciéndole que sin el virus y sin el uranio su plan se va a ir a la mierda. Hugo le recuerda que recuperaron el virus la noche anterior, pero Rebeca le pregunta si está seguro que de verdad tienen el virus.

El Internado 7x14 La luz

Hugo, Fleischer y Rauber descubren aturdidos que las cajas que habían sacado de los pasadizos no son las del virus: los del Internado les dieron el cambiazo para evitar que usaran esas muestras para comerciar con ellas, tal y como Vicky había descubierto. Además, Garrido no está contestando a las llamadas de Hugo, lo cual pone muy difícil la posibilidad de comunicarle que mate a Max de inmediato. Fleischer comenta que probablemente Garrido todavía espera poder volver a recuperar a su hijo (que había sido clonado), y Rauber se sorprende. Al parecer, el bebé que Amelia llevaba en su útero no sólo no era de Marcos, sino que ni siquiera era el hermano de Marcos: era el clon del hijo de Garrido. Sin embargo, Fleischer y Rauber revelan que tienen a otra infiltrada en el internado, alguien que puede terminar lo que Garrido no acabó: Amaia, la nieta de Teodora Rauber.

El Internado 7x14 La luz

El Internado 7x14 La luz

Poco después, Rauber se dispone a irse, creyendo que por fin cualquier posibilidad de que la gente de dentro del internado se cure de la enfermedad. Sin embargo, cuando está subiendo al coche, una columna de luz se alza en el aire, asombrando a los tres miembros de OTTOX. Obviamente, la máquina está funcionando.

Los peques

El Internado 7x14 La luz

Tras el susto de ser secuestrada, Paula está con Jacinta, tomándose un colacao. Paula pregunta a Jacinta si Amelia se murió de lo mismo que Elsa, ya que sabe que la caja de madera que habían encontrado no era para guardas sus cosas, sino para meter su cuerpo y enterrarla. Jacinta se da cuenta de lo perspicaz que es la pequeña, y se ve superada cuando Paula le pregunta si al final todo el mundo va a morir como las dos mujeres. Los intentos de Jacinta por evitar que Paula entre en pánico resultan inútiles.

El Internado 7x14 La luz

El Internado 7x14 La luz

Más tarde, Paula está en su cuarto con Evelyn, y Paula decide preguntarle a su amiga qué le gustaría hacer si fuera el último día de colegio. Tras una larga conversación en la que Evelyn apunta diversos agujeros lógicos en las preguntas de Paula (aunque sólo lo hace porque no sabe que en realidad Paula quiere preguntarle lo que haría si fuese su último día de vida), Evelyn confiesa que le gustaría darse un último beso con Lucas.

El Internado 7x14 La luz

El Internado 7x14 La luz

Paula decide organizar las cosas para que Evelyn y Lucas se den un beso, así que escribe una nota, fingiendo que es de Lucas, para que Evelyn la lea, citándola en el cuarto de Lucas. Cuando se prepara para dejarle una nota a Lucas, con su firma, para que piense que es el beso con el que soñó, Javier Holgado le quita la nota a Paula y la pequeña le dice que le dará su bolígrafo de cuatro colores si no se chiva, lo cual acepta el chico.

El Internado 7x14 La luz

El Internado 7x14 La luz

Evelyn, vestida con el vestido favorito de Paula, entra en el cuarto de Lucas – que está a oscuras, ya que Paula quiere que Lucas crea que ha sido ella la que lo está besando – y pronto Evelyn sale, emocionada, ya que Lucas le ha dado un beso con lengua (joer, ¿tiene 6 años y ya piensa en los besos con lengua? Esta niña ve demasiadas telenovelas). Sin embargo, justo en ese momento Lucas se acerca hacia la puerta desde el pasillo: el chico al que Evelyn ha besado ha sido Javier Holgado, que le dice que la ha oído decir lo mucho que le ha gustado el beso.

El Internado 7x14 La luz

El Internado 7x14 La luz

Avergonzada por el fallo de su plan, Paula dice que lo hizo porque todos se iban a morir. De inmediato, los cuatro pequeños corren a la cocina y preguntan a María y Jacinta si eso es verdad. A Jacinta le cuesta un poco convencerlos de ello, pero al final les dicen que están construyendo una máquina que los curará a todos, lo cual parece tranquilizar a los más pequeños.

El reencuentro de los Espí

El Internado 7x14 La luz

Sandra sigue atada a la cama, esperando a que Camilo, que la ha mantenido cautiva todo este tiempo, llegue. La puerta se abre y Sandra murmura, pidiéndole a quien sea que acaba de entrar que no le hagan daño. Sin embargo, la persona que acaba de entrar es la última que le haría daño alguno: es Samuel, que ha conseguido salir de los pasadizos. Samuel la suelta y le dice que es su hermano. Al principio, parece que a Sandra le cuesta creerle, pero en cuanto revisa sus recuerdos, se da cuenta de que el hombre que está frente a él es su hermano.

El Internado 7x14 La luz

El Internado 7x14 La luz

Tras más de 37 años de separación, los hermanos Espí vuelven a estar juntos. Pero, ¿quién sabe lo que puede ocurrir en el último capítulo de esta maravillosa serie?

Análisis redactado por Milarqui e imágenes capturadas por forofa para Zona El Internado. Prohibida la copia y reproducción.