Zona El Internado

Análisis-homenaje: Alejandro Casaseca


Alejandro Casaseca interpretó a Tony (padre biológico de Iván) durante la cuarta temporada de El Internado. ¿Queréis recordar el paso de su personaje por la serie? Pues no os perdáis este minucioso análisis acompañado de múltiples imágenes.

Nombre real: Alejandro Casaseca.

Lugar y fecha de nacimiento: Granada (Andalucía) el 10/1/1976.

Su personaje en la serie: José Antonio Fernández “Tony”.

Su vida en la serie:

Tony fue el padre biológico de Iván y el ex-novio de María. Cuando era un adolescente conoció a María, a la que llamaba cariñosamente “la pitu”. Tony era aficionado a las drogas, concretamente al caballo (heroína).

Cuando María fue acosada por varios chicos mientras iba con su bicicleta por un camino, apareció él con su moto y la defendió. Le pidió después que le diera un beso por su hazaña, pero María le propinó un tortazo.

A María parecieron gustarle los piropos y silbidos que Tony le deleitó mientras se iba.

A partir de ese momento empezó a mantener una relación sentimental con ella hasta que María se quedó embarazada siendo una adolescente.

María acudió a un médico al que le comentó que tanto ella como su novio querían tener al bebé pero que no tenían medios para cuidarle ya que su novio estaba pasando una mala racha y debía una gran cantidad de dinero a varias personas. María tampoco quería que se enterasen sus padres del embarazo.

El médico la propuso que intentara disimular que estaba embarazada y que después lo diera en adopción a una pareja rica ya que así conseguirían dinero. María se negó, pero no su novio.

El médico al que acudió María atendió posteriormente a Valentina cuando ésta perdió a su bebé. El señor León (padre de Valentina) le dijo que consiguiera un bebé cómo sea ya que para Valentina supondría un trauma el enterarse de que su hijo había nacido muerto. El médico le respondió que estaban esperando un bebé totalmente sano de una pareja joven y de físico envidiable. El señor León pidió a Noiret que se encargase de traerle y que no dijese nada a Valentina.

Entonces Tony se puso en contacto con Noiret para vender a su hijo por dos millones de pesetas y así conseguir dinero para meterse un chute. Cuando María estaba a punto de dar a luz, Tony la engañó diciéndola que la iba a llevar al hospital por un atajo y al poco tiempo detuvo el coche.

Le dijo a María que lo sentía mucho y se bajó del vehículo. Tras abandonarla le entregó las llaves a un hombre que le dijo que enseguida le darían el dinero.

Después apareció Noiret que intentó atropellarle con su coche. Tony cayó al suelo. Luego Noiret le propinó una patada en el estómago y le reprochó si no le daba vergüenza vender a su propio hijo por dos millones de pesetas. No recibió nada de dinero.

Tony estuvo un tiempo en la cárcel por pequeños hurtos. Cuando se encontraba en prisión ojeó una revista de cotilleos en la que aparecía una famosa actriz y su hija en el Internado (posiblemente la madre de Carolina) y vio María al fondo de la imagen.

Tras salir de la cárcel se dirigió al Internado para trabajar como limpiador de chimeneas, aunque después Jacinta le contrató como responsable de mantenimiento.

Cuando María fue a tirar la basura por la noche y reconoció los silbidos de Tony le golpeó con una botella de cristal en la cabeza. Tony cayó inconsciente al suelo y María entró corriendo en el colegio.

Una vez en el Internado, María le preguntó que hacía en el colegio y cómo la había encontrado. María le respondió que vino al Internado para olvidarse de su existencia, de su pasado y de que tenía un hijo con él.

María le reprochó que lo único que le importaban eran las drogas y le ofreció a Tony una cierta cantidad de dinero para que se largara cuanto antes del Internado y la dejase en paz.

Cuando Tony se disponía a marcharse del Internado con el dinero, Elsa llamó por megafonía a Julia e Iván para que se personaran en su despacho. Tony se enteró que, además de María, su hijo estaba también en el Internado y decidió quedarse allí para estar cerca de su familia.

Empezó a hablar con Iván, pese a las insistencias de María de que no se acercarse a su hijo. Tony le preguntó a Iván por sus padres adoptivos. Iván le respondió que su madre había muerto y que de su padre era mejor no hablar. Tony le dijo a Iván que si necesitaba algo del exterior se lo pidiese.

María le reprochó después el haberse acercado a Iván y Tony la dijo por qué no le había dicho todavía al chaval que era su madre.

Tony tuvo varios desencuentros con Fermín en numerosas ocasiones cuando se cruzaba con él. Le reprochó al cocinero sus ausencias del Internado mientras investigaba quién era el asesino de su padre y que en su relación, María no recibía todo el cariño que necesitaba.

Tony siguió ganándose la confianza de Iván y le enseñó la moto que se había comprado con el dinero que le había dado María.

Posteriormente Iván le pidió las llaves de la moto para poder ir al archivo de casos del padre de Julia. Iván alegó que iba a dar una vuelta con Julia y le dijo que si alguien le preguntaba que dijese que le había robado las llaves para que no se llevase después ningún marrón ni le echaran del Internado.

Pero Roque vio a Iván y a Julia con la moto y se lo dijo a Elsa. Después Elsa le dijo a Tony que fuese a su despacho, en donde se encontró también con Noiret. Tony alegó que Iván le había cogido las llaves sin que él se diera cuenta y debía de haberles denunciado por haberle hecho una abolladura a la moto (que ya la tenía de antes). Noiret le dijo que no hacía falta llegar a esos extremos y le dijo qué cantidad de dinero quería para que lo arreglase. Tony le respondió irónicamente que dos millones, cifra que Noiret debía haberle pagado cuando vendió a Iván.

Cuando María se enteró que habían castigado a Iván fue a reprochárselo a Tony. Le dijo que Noiret (el tipo al que vendió a Iván) era un maltratador que hizo sufrir a Iván y que seguía haciéndole sufrir. Tony se sinceró con María y le pidió perdón por lo que hizo en aquel entonces. Parecía estar arrepentido de todo.

Iván le pidió después a Tony que le hiciese un enorme favor. Y es que Iván había firmado los papeles de la patria potestad antes de descubrir que Noiret quería apropiarse del dinero de una herencia de una tía suya y de ver una carpeta con el símbolo del proyecto Géminis. Le dijo a Tony si sabía reventar cajas fuertes y le entregó las llaves de su casa para que le trajese unos documentos y se quedase con el dinero que había allí. Tony se dio cuenta que Iván no tenía mucho cariño a su padre adoptivo y accedió a su petición.

Cuando Tony abrió la caja fuerte de Noiret descubrió los papeles de la patria potestad que había firmado Iván, dinero en efectivo y una carpeta del Proyecto Géminis.

Consciente de que Noiret había hecho sufrir a Iván decidió vengarse y le chantajeó. Le llamó por teléfono con voz distorsionada y le pidió una cierta cantidad de dinero a cambio de devolverle los documentos.

Tony le citó en un parque y le dijo que había engañado a mucha gente durante mucho tiempo incluido a su hijo adoptivo pero que con él no iba a poder. Noiret creyó que era María la que le estaba chantajeando.

Noiret acudió a la cita. Tony le pidió que metiese el dinero en una papelera y le indicó que en la parada de autobús de otra calle encontraría la carpeta con los documentos. Le dijo que se diera prisa ya que iban a estar allí por poco tiempo. Mientras un hombre de Noiret registraba la parada de autobús, Noiret no perdió de vista la papelera.

Pero Tony le pidió a un vagabundo que cogiese el dinero de la papelera y que colocase en su lugar trozos recortados de periódico. Noiret se dirigió a la papelera cuando vio al vagabundo y pensó que había sustraído el dinero pero en realidad llevaba en la mano un bocadillo envuelto en papel de aluminio.

Después Noiret recibió la llamada del hombre que había registrado la parada de autobús y le comunicó que allí no había ningún documento. Entonces Noiret se acercó a la papelera y descubrió los trozos de periódico recortados. El vagabundo le entregó a Tony el dinero y éste le dio una cierta cantidad por haber hecho bien el encargo.

Pero Noiret no le dio a Tony todo el dinero que le había pedido. Le entregó sólo la mitad y cuando Tony le volvió a llamar le dijo que se había pasado de listo y le pidió más dinero. Esta vez le citó en un sitio en construcción.

En el Internado, Tony vio como Iván y Noiret discutían después de que Iván hiciese un comentario que no fue del agrado de Noiret cuando éste se encontraba acompañado de Elsa. María le reprochó a Tony lo que estaba haciendo y éste le respondió que tenía a Noiret controlado y que el dinero iba a ser para Iván.

Tony volvió a jugársela a Noiret ya que cuando soltó la bolsa con el dinero en el ascensor, Tony aprovechó para cogerla y después introdujo la carpeta vacía sin ningún tipo de documentos. Lo que no sabía Tony es que en uno de los billetes llevaba un localizador.

Gracias al localizador, Noiret supo que Tony era la persona que le estaba chantajeando y le había robado los papeles.

Cuando Tony se ausentó de su habitación, Noiret aprovechó para quitarle el dinero. Después Tony se encontró todo su cuarto revuelto y se dio cuenta que ya no estaba la bolsa con el dinero debajo de la cama. Decidió contarle todo a María y la limpiadora le dijo que debería marcharse del Internado cuanto antes porque Noiret era un hombre peligroso y que ella subiría a recoger sus pertenencias. Tony le dijo a María que quería quedarse en el Internado, pero ésta le dijo que se lo hubiese pensado antes de chantajear a Noiret.

Mientras María recogía todo, apareció Noiret en la habitación. María le dijo que no conocía a Tony, pero Noiret se extrañó de que María no conociese al padre de su hijo biológico. Poco tiempo después María recibió un mensaje en su móvil en el que aparecía Iván maniatado y con signos de haber sufrido una paliza. Detrás de esto último estaba el señor Cistaré (padrastro de Julia). Noiret le dijo a María que tenían hasta las 12:00 horas de la noche para entregarle los papeles ya que si no le ocurriría algo malo a su hijo.

Tony, al igual que Javier Holgado, a punto estuvo de recibir un disparo de Paula mientras ésta jugaba a los vaqueros con la pistola de Amelia.

María le enseñó el video a Tony y le pidió que le devolviese los papeles a Noiret. Pero Tony no los tenía ya que los había dejado en el depósito de la moto y ésta se la había dejado prestada a Iván para que fuese a rescatar a Julia. Al ver de nuevo el video, María reconoció el lugar en el que estaban retenidos y los dos se dirigieron a la laguna.

Mientras Tony distrajo a Cistaré, María aprovechó para liberar a Iván y a Julia. Después Tony y Cistaré tuvieron una fuerte pelea. Cistaré disparó a Tony en el abdomen y éste después le golpeó mortalmente a Cistaré con una piedra en la cabeza. Tony estaba malherido y antes de morir le desveló a Iván que su madre María fue lo mejor que le había pasado en la vida.

Valores que encarna su figura: astuto, valiente, decidido, trabajador, embustero, vengativo, fuerte, inquieto, dominante, quisquilloso y escurridizo.

En una frase: “Un personaje arrepentido de su pasado y que se vengó de la persona que hizo daño a su mujer y su hijo”.

Artículo redactado por VAF para Zona el Internado (Prohibida su copia y reproducción).