Zona El Internado

Análisis-homenaje: Natalia Millán


Natalia Millán interpretó a Elsa en el Internado, un personaje que fue de vital importancia en la situación que estaba viviendo el Internado en esta séptima temporada. Su vida ha estado marcada por las relaciones sentimentales frustradas, la muerte de su padre, el hecho de no poder tener hijos, la enfermedad producida por el virus y por una realidad a la que ella ha permanecido ajena durante buena parte del transcurso de la serie. A continuación el  análisis-homenaje detallado de esta grandísima actriz e ilustrado con algunas imágenes.

Análisis-homenaje: Natalia Millán.

Nombre real: Natalia Millán.

Lugar y fecha de nacimiento: Madrid, el 27/11/1969.

Su personaje en la serie: Elsa Fernández Campos / Elsa von Klauss Campos.

Su vida en la serie:

Elsa es la actual directora del Internado. Pasó su infancia en el orfanato Laguna Negra.

Su padre era don Joaquín, el director de aquel orfanato en el que se cometieron gran cantidad de adopciones irregulares y en el que experimentaron con niños/as huérfanos en los pasadizos. Allí conoció a Samuel Espí, aunque ella no supo que era el mismo Héctor de la Vega con quien se reencuentró muchos años después para ayudar a su padre a vender el edificio del orfanato.

Tenía un hermano, Pablo, un ser de aspecto desfigurado conocido por Paula como el “gnomo”. Elsa conoció a su hermano una noche ya que le despertó mientras dormía. Se dirigió a su habitación y le regaló una muñeca. A cambio él le entregó una caja de música. Posteriormente Elsa fue testigo de cómo Pablo mató a su madre, ya que ésta se enfadó con él y le dijo que era un monstruo.

Héctor contrató a Elsa como jefa de estudios para el Internado. Con él mantendrá una bonita relación sentimental.

De hecho Elsa llegó incluso a casarse con él por el juzgado. Pero pronto empezaron los problemas ya que la nueva limpiadora desatará los celos de Elsa debido a sus descuidos fortuitos y porque Héctor parecía sentir algo por ella. Llegó incluso a recriminarle a María el que se entrometiese en su relación.

Elsa asumió el cargo de profesora de historia después de que Héctor le dijese a Alfonso que se tomara unas vacaciones. Alfonso, que estaba investigando la muerte de los cinco vengadores, le advirtió a Héctor que Elsa sabía cosas y que se las preguntase.

Posteriormente fue directora del Internado cuando Héctor se negó a expulsar a cinco alumnos por haberles pillado con pastillas en sus habitaciones.

En el Internado discutió varias veces con Amelia, la profesora de Infantil. Elsa la expulsó cuando supo que había mantenido una relación sentimental con Marcos y estuvo a punto de hacerlo cuando Evelyn casi se cae a un pozo. En este último acontecimiento, Elsa defendió a Amelia ante la madre de Evelyn.

Con quien se llevó mejor fue con Pedro, el profesor de educación física y uno de sus mejores amigos. Posteriormente Pedro se convirtió en su amante cuando la relación con Héctor no pasaba por sus mejores momentos. Y es que Héctor dejó plantada a Elsa en varias citas. Anteriormente Pedro estuvo saliendo con Amelia que rompió definitivamente con él al verle besándose con Elsa en la cocina.

Elsa estuvo embarazada de gemelos. Pedro llegó a cuestionar incluso la paternidad de si los hijos que iba a tener eran suyos o de Héctor.  La propia Elsa le dijo a Héctor que eran suyos.

Gracias a Jacinta y la caja de música (que pertenecía a su hermano y que Jacinta le entregó a Elsa) pudo saber que tenía un hermano. Llegó incluso a conocerle en la cueva donde vivía pero al ver su aspecto físico se desmayó. Elsa quedó inconsciente y Pablo la cogió en brazos para intentar ayudarla. Pero fue descubierto por la policía mientras iba con ella por el bosque y posteriormente fue abatido a tiros. Como consecuencia de la caída, Elsa abortó accidentalmente, hecho que la marcará de por vida ya que no puede quedarse embarazada más veces.

Su relación con Héctor fue de más a menos, hasta que Héctor terminó rompiendo con ella después de descubrir que le era infiel con Pedro. Tras el divorcio, Elsa se intentó suicidar con pastillas pero no consiguió su objetivo. Tras recuperarse volvió de nuevo al Internado encontrándose a Nora como nueva profesora de historia. Le preguntó a su padre que es lo que se traía con Miguel, el nieto de Jacinta.


Comenzó a tontear con Jacques Noiret, el padre adoptivo de Iván y máximo accionista del Internado. Pedro empezó a estar celoso llegando a discutir con Noiret en varias ocasiones. En cuanto vio a Noiret en el bosque con un cadáver se lo dijo a Elsa pero ella no le creyó debido a que Pedro estaba borracho. Más tarde se enteró que Pedro sufrió un accidente de coche y que en su maletero estaba el cuerpo sin vida de Mateo. Horas más tarde le informaron que Pedro se había suicidado dejando escrita una carta en la que se inculpaba del asesinato de Mateo (eso sería lo que le obligaron a escribir o lo que alguien escribió por el). Está claro que Pedro fue asesinado por los miembros de Géminis.

Cuando Elsa dejo la dirección del colegio, fue Noiret el que tomó las riendas del Laguna Negra.

La relación de Noiret con Elsa fue una tapadera y un mero interés por parte de él. En cambio, Elsa se hizo ilusiones y creyó que con Noiret la cosa funcionaría. A pesar de las advertencias de muchos (entre ellos Iván y Héctor), Elsa se esmeró en decir que Noiret era un hombre bueno y que había cambiado para bien.

Su relación se vio fortalecida con la falsa adopción de Samuel (hijo de Sandra Pazos y hermano pequeño de Marcos y Paula). Noiret puso a Samuel en sus brazos para que ella le acogiese porque ese niño era muy importante para el Proyecto Géminis. Así consiguió ganarse su confianza.

Pero la pérdida de Samuel en la laguna (se le arrebató Fermín simulando un ahogamiento para entregárselo después a Sandra Pazos) hará que la relación empeore.

Elsa rompió la relación con Noiret porque la estaba maltratando psicológicamente. Noiret le dio un bofetón y después ella le chantajeó recuperando de nuevo la dirección.  Le dijo a Noiret que si lo denunciaba podría volver a la cárcel puesto que ya tenía antecedentes por maltrato y le hizo firmar la renuncia de la dirección del colegio para retomarla ella después.

Al finalizar el curso, vio a Sandra Pazos (que llevaba a Samuel en sus brazos). Sandra consiguió huir y Elsa puso una denuncia ante la policía por secuestro.

Gracias a Alicia (inspectora de policía) tuvo conocimiento de la desaparición de tres alumnos que estudiaron en el Internado y que trabajaron para Ottox. Elsa le facilitó a Alicia el que pudiera infiltrarse en el Internado para que investigase esas desapariciones sin levantar sospechas. También investigó las desapariciones de don Joaquín y Camilo.

Facilitó el regreso de María al Internado tras consultárselo a Noiret y a Iván y después de saber que Iván era hijo de María.

Pero Elsa permaneció ajena a la realidad del Internado hasta que Vicky le contó en medio de la clase que estaban asesinando gente. También supo las barbaridades que hizo su padre cuando dirigió el orfanato, en parte gracias a Jacinta, con la que al principio no se llevaba demasiado bien.

Uno de los peores momentos de su vida fue cuando Antonio (el guardabosque) le anunció que habían encontrado el cadáver de su padre en el bosque.

Luego supo que el asesino de su padre fue Martín, al que ella contrató como profesor de ciencias y al que había nombrado posteriormente como nuevo jefe de estudios. Pidió a Alicia que le detuviera cuanto antes.

Tras la explosión de los pasadizos y la posterior expansión del virus, ordenó evacuar el colegio y se encargó de dialogar con los militares del perímetro.

Primero lo hizo con el teniente Garrido y después con el coronel Araujo. Su objetivo era proteger la vida de los cuatrocientos niños que residían en el Internado, justo lo contrario de lo que pretendían los militares que los quieren dejar morir a todos. Lanzó mensajes de tranquilidad a los alumnos diciéndoles que sólo eran unos brotes de gripe A.

La llegada de Curro (uno de los infectados procedentes del exterior) supuso un problema para Elsa ya que Curro no quiso entrar en la sala de infectados y se escapó por la puerta de la cocina tras amenazarla con un cuchillo.

Pero como Curro quería irse del Internado a toda costa, se metió en el coche de Elsa cuando ésta se dirigía hacia el perímetro de seguridad para hablar con los militares. Entonces Curro la sorprendió por detrás y la tomó como rehén. El teniente Garrido pudo frenar los planes de Curro, salvando la vida a Elsa y entrando en el Internado sin levantar sospechas para llevar a cabo sus planes como colaborador de Ottox.

Como ambos entraron en contacto con un infectado, Lucía tuvo que hacerles la prueba para descartar que se hubiesen contagiado. Dieron negativo y Elsa le dijo al teniente que la que manda en el Internado es ella y depositó en él todas sus confianzas para que encontrase las medicinas. Para ello le pidió que ayudase en las tareas de excavación en los pasadizos junto con los demás.

Sufrió muchísimo cuando se enteró de la muerte de Amelia y regañó a Paula y Evelyn cuando bajaron a los pasadizos.

Intentó evitar que los infectados saliesen de la sala donde estaban retenidos diciéndoles que los militares iban a traer al Internado una máquina que curaba definitivamente la enfermedad. Curro no dio crédito a sus palabras. Tras escaparse los infectados, ordenó la evacuación de las personas sanas al gimnasio. Junto con Alicia, Marcos e Iván persiguió a Hugo por el bosque pero al final éste consiguió escapar del Internado.

A pesar de no estar infectada, no permaneció junto a la gente sana por lo que acabó infectándose con el virus. Fue entrevistada por dos periodistas que lograron entrar en el perímetro y a los que Hugo asesinó posteriormente. Informó al coronel que Max Levov (más conocido como el hombre misterioso) estaba en el Internado justo antes de que Iván y Julia se lo impidiesen. Y es que Iván y Julia escucharon una conversación entre Hugo y el coronel Araujo llegando a la conclusión de que ambos estaban en el mismo bando. Decidió no entregarles a los militares a Max, pero al final éstos le secuestraron.

Lucía descubrió que llevaba un día sin tomarse la medicación y la dijo que había una posibilidad de sintetizar más medicinas a partir de la sangre de Paula.

Pero Elsa, que es la actual tutora legal de Marcos, Paula y Samuel, decidió comentárselo a Marcos.

Éste se negó y Elsa le prometió a Marcos que nadie le iba a extraer sangre a su hermana. Pero Elsa no tuvo en cuenta su opinión ya que Lucía terminó extrayéndola la sangre a su hermana. Cuando Marcos lo supo se enfadó mucho con ella.

Junto con Jacinta, descubrió que Lucía les había traicionado ya que se encontraron derramada la sangre de Paula por el suelo, la enfermería destrozada y la nota que el coronel Araújo le escribió a Lucía.

Parece ser que el teniente Garrido quiso mantener con Elsa una relación más allá de la amistad. De hecho, se produjo un acercameinto entre ellos y entre tanto elogio terminaron besándose. Posteriormente Elsa se encargó de casar a Fermín y María, ya que era lo más parecido a un cura que tenían en el Internado y les dedicó unas bonitas palabras remarcando que el amor, en los momentos como en el que todos los habitantes del colegio están pasando, es lo más importante.

Cuando estaban buscando a Clara como posible sospechosa del robo de walkie, Elsa se desmayó en el pasillo y después la llevaron a su cuarto, siendo consciente de que la quedaba poco tiempo de vida. Anteriormente se despidió del teniente Garrido y después lo hizo de Marcos (al que le entregó el reloj de Héctor), Paula y Samuel gracias a la ayuda de Jacinta. Se despidió de Jacinta diciéndola que siente no haberse dado cuenta antes de todo y esta le responde que las hijas no tienen la culpa de lo que hacen los padres. Elsa le pide que la entierren junto a su hermano y le dice que ojala todo hubiese sido diferente entre ellas dos. Elsa murió tras la entrada del búho en la habitación y Jacinta empezó a llorar desconsoladamente.

Paradójicamente Elsa murió por culpa de cosas que había hecho su padre.

Valores que encarna su figura: frágil, sencilla, elegante, sentimental, responsable, educada, audaz, cariñosa, atractiva, valiente, celosa, inadvertida, maternal, preservadora, amargada, inteligente y sensible.

En una frase: “Un personaje completamente ajeno a la realidad pero con inquietudes y preocupaciones por los demás”.

Artículo redactado por VAF y Abril 22 para Zona el Internado (Prohibida su copia y reproducción).