Biblioteca » Lo que debiera pasar

Marcos estaba en el baño, refrescándose la cara, cuando Amelia, la profesora de su hermana, apareció para preguntarle cómo estaba. En ese momento, no supo que besarla lo llevaría a una serie de circunstancias que pondrían en peligro tanto su propia vida como la de su familia y la de todos sus amigos.

Pero, ¿qué habría pasado si no la hubiera besado?

La respuesta: el peligro habría seguido existiendo. Eso era inevitable. Pero lo que no es inevitable es que una simple acción haría que tanto él como sus amigos cambiaran radicalmente las tornas, pasando de ser posibles víctimas de la antigua conspiración del Proyecto Géminis a más que probables destructores de esa misma conspiración, utilizando su ingenio, sus habilidades y el poder de la amistad y el amor para enfrentarse a sus mayores miedos.