Zona El Internado

Blanca Suárez habla de la cuarta temporada de El Internado


Blanca Suárez, Julia en El Internado, habla en una entrevista que hoy podíamos leer en Vertele sobre la cuarta temporada de El Internado, que comenzará mañana, día 15 de Octubre, con un especial «recopilatorio» (Si quieres saber más, antes debes recordar :-P)

La joven actriz Blanca Suárez interpreta a Julia, una de las alumnas del colegio Laguna Negra que esta temporada ganará en protagonismo. «Estoy encantada, aunque tener más tramas suponga grabar durante más horas», explica en esta entrevista concedida a Antena 3.

Suárez, además, hace una valoración de su trabajo en la ficción y adelanta alguna de las novedades que afectarán a su personaje en la cuarta temporada.

¿Qué será de Julia esta temporada?

De momento, deja de ver los muertos que veía en la anterior temporada, ese ‘poder’ se lo guardan los guionistas para usarlo próximamente. Julia se integrará más en el grupo de Victoria, Carolina, Marcos, Iván y Roque. Se llevará bien con todos. Ella también entrará los pasadizos ocultos.

¿Cómo ha sido esa experiencia?

Bien, me quedé sorprendida porque son muy grandes. Hubo un momento que nos quedamos a oscuras por un apagón y la verdad es que daba un poco de miedo.

Pincha en Leer más para leer el resto de la entrevista

¿Cómo lleva el rodaje de la cuarta temporada de ‘El internado’?

Bien, mucho más ajetreado que en etapas anteriores porque tengo más tramas y eso se traduce en más horas de grabación a la semana. Pero cuanto más, mejor. Estoy encantadísima.

¿Qué te dice la gente por la calle?

Me reconocen poco, supongo que ahora que empezaré a salir más, me reconocerán habitualmente. Alguna vez me ha pasado que me han parado para hacerse una foto y, otra persona que pasaba por allí vio que estábamos haciendo una foto y me dijo: “no sé quién eres pero también quiero una foto”. Es curioso.

¿Le ha ocurrido alguna anécdota en el rodaje?

El otro día rodando con Ana de Armas no podíamos parar de reír y tuvieron que interrumpir la toma. Era una escena en que se me ve a mí de frente y a Ana de espaldas. Tenía que decir una frase pero ella no paraba de poner caras y no podía evitar reírme y la miraba pensando “no me puedes hacer esto” (afirma entre risas).

¿Cómo se llevas con sus compañeros?

Genial. Los rodajes se hacen muy amenos porque somos amigos y eso hace más fácil el trabajo. Con lo mayores cada vez mejor, porque vas cogiendo confianza. Ahora me atrevo a preguntarles cosas y antes me imponían muchísimo. Amparo (Baró) por ejemplo, nos ayuda mucho y nos cuenta muchas cosas de la profesión.

¿Qué diferencias encuentra entre el rodaje de una serie y el de una película?

Aquí el ritmo es mucho más rápido que en cine. Antes de hacer una película tienes un mes de ensayos y aquí no. Eso sí, el despliegue técnico que tenemos en ‘El internado’ es de cine y el reparto, igual, de película taquillera.

Qué prefiere, ¿rodar en el plató o en exteriores?

En exteriores con calorcito no está mal, en otoño es muy agradable rodar en el bosque, por ejemplo. Rodar en exteriores en invierno es muy duro. En las cuevas todo es diferente. Rodamos un día que hacía mucho calor fuera, pero dentro hacía fresquito, no me lo quiero imaginar en pleno invierno…

Tras el salto al cine de Ion González, Martín Rivas o el suyo propio y el de Elena Furiase al teatro, ¿cree que el elenco de “El Internado” es una buena cantera?

Somos un relevo en cine, tele y teatro. Somos un grupo de casi ex adolescentes y veinteañeros que le estamos dando el relevo a la generación de ‘Al salir de clase’, ‘Compañeros’ o ‘Nada es para siempre’. Nos llevamos entre 7 y 10 años con ellos. El que se mantenga será, de verdad, el relevo a esa generación. Poco a poco estamos supliendo los papeles que ellos no pueden aceptar.