Zona El Internado

Carlos Leal, Marta Hazas y Lola Baldrich: “Nos merecemos un final trágico”


Lola Baldrich y Carlos Leal, Lucía y Noiret, respectivamente, en «El internado», confiesan que la maldad de sus personajes no tiene límites.


Ellos todavía no se explican por qué no han ido a dar con sus huesos a la cárcel. ¿Cuándo y cómo les llegará su escarmiento? ¿Vencerá el bien o el mal? ¿Son realmente tan malos o son las circunstancias las que les han hecho así? Tras el parón navideño, hoy regresan a  A-3 los nuevos capítulos de la sexta temporada de «El internado». LA RAZÓN se ha encerrado en la cárcel con Carlos Leal (Noiret), Lola Baldrich (Lucía) y Marta Hazas (Amelia), tres de los integrantes del bando oscuro de esta ficción para adelantar algunas de las nuevas tramas.

«La serie sorprenderá mucho antes de los últimos capítulos, sobre todo en lo que se refiere a mi personaje, porque seguramente el público no se espera lo que me va a pasar.  Mientras que el final, más que sorprendente, es que cierra muchas tramas, ¡por fin!», adelantó Carlos Leal. « A Lucía se le abre una diatriba profesional entre la maldad y la no maldad que deja la puerta abierta para la siguiente temporada», comentó Lola Baldrich. Por su parte, Marta Hazas confesó que, a pesar de pertenecer al bando oscuro, «algún momento de luz y de respiro sí que voy a tener, aunque esta temporada va a ser dura para Amelia». En cuanto a su embarazo, motivo por el cual la veremos «menos ajustadita» que en los primeros capítulos, «están pasando cosas raras durante la gestación y empieza a ser peligroso, aunque por el momento no estoy en la encrucijada de elegir entre mi vida y la del bebé».

Pero ¿qué final se escribirían ellos mismos? «Un personaje tan complicado y complejo como el de Jacques Noire, se merecería un final trágico, incluso “shakesperiano” con suicidio incluido. Su maldad no tiene límites y estaría bien que su final tampoco los tuviera», describió Leal. Mientras que, si a Lola Baldrich le dejasen escribirse su destino, ella elegiría «ser la heroína de la historia, que da una vuelta y de repente se convierte en una “star women” en el sentido galáctico. O quizá un final trágico, porque estos personajes que están siempre en un polo tan extremo son carne de cañón tanto para la locura como para el castigo o la depravación… La olla se me va muchísimo pero no tanto como a los guionistas; jamás superaría su imaginación».

El actor perfecto

Una imaginación que, sin embargo, sólo sorprendió a Marta Hazas, cuando se decidió que Roque (Daniel Retuerta) fuera el topo. «En los libros de estrategia de guerra, una es coger a uno de los enemigos, que es débil, para hacer que venga contigo pero que siga dando la cara con ellos. Esto es lo que ha pasado con él». «Es el actor perfecto –asegura Baldrich–, chiquitito, con cara de bueno, sin amor correspondido, el patito feo». Y precisamente él «puede tener una rabia que crece y crece, ya lo iréis viendo. No he leído los guiones futuros pero me parece también un buen camino para intentar encontrar una segunda dimensión a un personaje. Yo creo que estaría bien que Roque tuviera ganas de venganza pero no hacia los malos sino hacia los buenos porque con él no fueron tan comprensivos», analiza Leal.
Y puestos a imaginar, ¿cómo saldrían de la cárcel Noiret y Lucía? Lola Baldrich indica que «se supone que Lucía es una superdotada, ella se sentaría a reflexionar; Lola sería incapaz porque lloraría todo el tiempo, pero Lucía sería capaz de analizar las sustancias de las que está hecha la cárcel para inventarse algo; esta tía es muy lista». Mientras que Noiret, según Carlos Leal, «se las arreglaría para manipular a gente que está dentro de la cárcel. Podría durar un año, pero al final montaría un plan para salir de ella».

Noiret y Lucía a ritmo de rap

De padres gallegos pero criado en países francófonos, Carlos Leal  ha terminado acaparando  protagonismo como Jacques Noiret: «Nunca le juzgué, siempre intenté salvarle. Si no hay justificaciones para la maldad, el actor debe encontrarlas». Quizás por ello confiesa que «el año pasado se me ocurrió hacer un pequeño videoclip al que llamé “El intermalo”, con imágenes de Noiret y música rap compuesta por mí. Lo colgué en Youtube y está funcionando muy bien. Ahora, un productor de rap nos ha compuesto la música, he hecho una nueva letra y Lola hace los coros – “porque todos tenemos un pasado”, dice la ex de Objetivo Birmania–».

Parecido razonable con Kira Miró

Además de ser la «mala» más dulce de «El internado», Marta Hazas también guarda un parecido más que evidente con otra actriz: Kira Miró. Ambas son conscientes de ello y en más de una ocasión han sido «víctimas» de sus rasgos comunes. Hazas recuerda que cuando estudiaba Arte Dramático y Kira estaba en «Desesperado Club Social», «fui a cambiar una maleta y al principio no me la querían cambiar pero cuando volví, al día siguiente, me preguntaron si trabajaba en TV y yo dije que sí y me tomaron por ella. Le eché morro, pero ellos también porque si no sales en la tele no te tratan tan bien».

Fuente | Gracias a Abril 22 por el aviso