Zona El Internado

Cristina Marcos: “Para trabajar en esta serie he tenido que vencer mis miedos viendo cine de terror”


Cristina Marcos es el nuevo fichaje de «El internado», a punto de estrenar su sexta temporada en Antena 3. La actriz da vida a Alicia, profesora de Filosofía. Al margen de la serie de intriga, Marcos tiene dos películas en capilla: “La isla interior” y “Pájaros de papel”.

Con tan sólo 17 años, el director Manuel Gutiérrez Aragón se fijó en ella para protagonizar junto a Fernado Fernán Gómez la película “Maravillas”. Desde ese momento, Cristina Marcos se ha hecho -paso a paso y personaje a personaje- con un hueco entre las actrices más versátiles de nuestro cine (“Alatriste”, “Todos los hombres sois iguales”, “Tacones lejanos”), teatro (“El método Gronhölm”) y televisión. En este último medio ha intervenido en series como «El grupo» o «Javier ya no vive solo» para Telecinco o la comedia “Un chupete para ella” en Antena 3. Precisamente, de la mano de Globomedia y para esta misma privada, Cristina Marcos regresa al medio para la nueva temporada de “El internado” que está a punto de comenzar su sexta temporada…

-¿Cuál va a ser su papel?

-Soy Alicia y llego a «La Laguna Negra» como la nueva profesora de Filosofía.

– Nazis, marcianos, sectas, fantasmas, experimentos, ¿hay que tener muchas dotes filosóficas para comprender esta serie?
-No la veo tan complicada. Son historias que combinan perfectamente en las tramas. Cada serie tiene su argumento y “El internado” cuenta con esos mimbres. Los temas relacionados con el misterio y el terror están totalmente de plena actualidad.
-¿Le gustan esos temas?
-Me aterran las películas de miedo y en cuanto veo a alguién que se le ponen los ojos en blanco a mi se me ponen los pelos de punta.
-…Pues ha caido en una serie a prueba de sustos…
-Soy actriz y me tengo que guardar mis miedos en el bolsillo y hacer mi papel. Para trabajar en esta serie he tenido que vencer mis miedos viendo cine de terror. Mis compañeros me han aconsejado que vea títulos como “Saw” y “El resplandor”.
-¿Viene a ser la buena o la mala de las nuevas tramas?
-¿Quién lo sabe? No puedo adelantar mucho. Tan sólo que soy una persona un pelín despistada ya que cuando me incorporo a la disciplina del centro el curso ya ha comenzado. Lo único que le puedo asegurar es que no llevo tatuado el símbolo de géminis, el que llevan aquellas personas involucradas en la trama de los nazis.
-¿Es complicado llegar de nuevas a una serie que está a punto de estrenar su sexta temporada?
-No me siento extraña, sino todo lo contrario: muy agusto con mis nuevos compañeros de reparto. También con toda la parte técnica y guionistas, puesto que con algunos de ellos ya había trabajado anteriormente en otras series.
-La típica-tópica pregunta: ¿cine, teatro o televisión?
-Las tres. Soy una gran privilegiada al poder hacer de todo.
-¿Ve la televisión?
-No mucha. Hay series de calidad que da gusto verlas como “Águila Roja”, “Acusada” o “El internado”. Lo que si le puedo decir es que verla por la tarde me produce remordimientos y además se grita mucho. También hay series a las que no encuentro sentido, sobre todo, las que tratan sobre gente joven y adolescentes que no son nada reales.


Etiquetas: