Zona El Internado

Encuentro digital en vídeo con Raúl Fernández


Raúl Fernández: “Ser actor es un compromiso más complejo que el hecho de ser famoso y salir en la televisión”.

El actor que interpreta a Fermín en El Internado contesta a las preguntas de los internautas.

Hemos estado con Raúl Fernández, actor que interpreta a Fermín en El Internado. Raúl ha contestado a las preguntas que los internautas le han estado enviando durante varios días.

SOBRE FERMÍN

Entre otras cosas, Raúl dijo que él cree que Fermín terminará con María, porque como espectador, le gustaría que pasara. En cuanto a la popularidad de su personaje, dijo que Fermín tiene una dualidad que le hace muy atractivo, porque por una parte muestra ser una persona sensible y tierna y por otra parte tiene un lado muy oscuro. Confesó que Fermín va a estar muy centrado en su investigación sobre los nazis.

SOBRE RAÚL

Aunque cree que sobre sus defectos y virtudes habría que preguntar a la gente que le conoce, Raúl se confiesa algo perezoso, pero también, cuando quiere algo lucha hasta el final y es muy perseverante. En cuanto a la fama, dice que no es tan bonito cuando lo pintan. Al principio tiene algo de simpático ser famoso, pero Raúl piensa que no es para él, es difícil convivir con la fama.

Le encanta viajar. Reconoce que no conoce muchos sitios y le encantaría conocer Europa, que aunque está muy cerca ha visto poco. Le gusta muchísimo el cine. Es uno de sus mayores hobbies, no sólo como actor, sino como espectador. Aunque ahora no tiene mucho tiempo, siempre que puede va a ver alguna película.

Anima a todo aquel que quiera ser actor a luchar por su sueño. También reconoce que hay que separar muy bien el ser actor de ser famoso. “Ser actor es un compromiso más complejo que el hecho de ser famoso y salir en la televisión”. Asegura que si te tuviera que quedar con un medio, sería con el teatro. Es donde ha crecido y donde más ha trabajado. Para él es más especial.

SOBRE EL INTERNADO

No se esperaba el éxito del Internado, aunque está muy contento de ello. Se divierte mucho rodando escenas de acción porque es muy difícil que en la vida real te pase algo así. Aunque las escenas de amor con María también tienen mucha miga.

Cuenta que las escenas más difíciles de rodar son aquellas con situaciones atmosféricas adversas. Además, las situaciones que requieren un grado de verdad máximo. Las declaraciones de amor, por ejemplo, le parecen dificilísimas.

Fuente