Zona El Internado

Entrevista Elena Furiase


“Que una persona te quiera tanto sin apenas conocerte es una experiencia increíble”


Es prácticamente imposible no conocerla; pertenece al clan de artistas por excelencia en este país: los Flores. Pero, al contrario que las generaciones que la preceden, se dedica exclusivamente a la interpretación: es una de las protagonistas de la serie El Internado, que emite cada Miércoles Antena3, una serie que nos ha permitido descubrir su talento como actriz. SyNooH ha tenido la oportunidad de charlar con ella para que nos contara los entresijos de esta nueva temporada de la serie, además de hablarnos con mucho cariño de su familia. Si quieres conocer un poco mejor a Elena Furiase, no te pierdas esta entrevista.

¿Qué sorpresas nos deparará la nueva temporada de El Internado?
Muchas, pero, si las desvelo, la serie perdería toda la gracia (risas)

¿Terminará tu personaje, Victoria, consiguiendo el amor de Iván? ¿Cómo consigue Vicky disimular sus sentimientos hacia Iván delante de Carolina?
(risas) No sé yo si acabarán juntos… Espero, por Vicky, que sí. Victoria lleva su vida viendo esta historia, por lo tanto, se le hace muy fácil disimularlo, aunque a veces no se pueda reprimir y termine soltando alguna que otra indirecta.

El primer capítulo de esta tercera tanda nos trajo una descomunal y desconcertante sorpresa: Cayetano, al que todos vimos muerto al final de la primera temporada, ha aparecido tranquilo, sonriente y vivo. ¿Podrías explicarnos qué ha pasado?
No está vivo…

Parece que ya hay quien está elucubrando sobre el misterio de los padres de Marcos. ¿Se resolverá ese misterio en esta temporada?
Se resolverán dudas… pero todavía quedará misterio. Por lo menos, hasta dentro de dos temporadas no se sabrá del todo.

Dejando el argumento de la serie de lado, que sabemos que no nos puedes contar muchas cosas de ella. ¿Cómo te sientes en El Internado?
Me siento muy a gusto; estoy contenta con mi trabajo y con mis compañeros, disfrutando de lo que estoy viviendo y, sobre todo, aprendiendo, aprendiendo mucho.

¿Qué se siente al rodar con gente tan contrastada como Luis Merlo o Amparo Baró?
¡Buah! Se siente muchísima seguridad; son personas como tú y como yo, pero con unas vivencias y una experiencia que es increíble… Ellos hablan y tú te quedas ahí embobada, escuchando… mientras te vas dando cuenta de que, con lo que te dicen, estás aprendiendo. No son profesores, ni mucho menos, ni gente altiva. Son encantadores y muy cercanos.

¿Cómo es un día de rodaje?
¡¡¡¡Matador!!!! Hay que madrugar mucho, pasas por maquillaje, todo súper rápido, estás muy presionado… Pero vamos, que hay muy buen rollo. El balance siempre es bueno.

¿Qué proyectos tienes en tu mente para estos próximos meses?
¡¡Uyy!! (risas). En mi mente tengo cientos pero, de verdad, sólo hay una película con la que estoy muy ilusionada. Tengo muchísimas ganas de probar algo nuevo.

A muchos nos has sorprendido con la calidad de tus interpretaciones; ¿sientes que ya la gente te valora por tu trabajo y no por ser la hija de Lolita?
La gente me ha conocido como “hija de…”, “nieta de…”, “sobrina de…” y, en fin, así se me seguirá conociendo siempre. Sí que es verdad que he notado un cambio y que me estoy labrando un futuro con mi propio nombre pero, al fin y al cabo, vengo de donde vengo y eso no se puede ni quitar ni, mucho menos, negar.

¿Qué sentiste al recibir el Premio Joven 2007?
Pues no me lo esperaba, este tipo de cositas son las que te ayudan a seguir y a darte cuenta de lo valorada que estás, sea mucho o sea poco. Todo eso te enorgullece profundamente.

Y hablando de premios, ¿no sientes un poco de envidia sana al ver ese Goya que tu madre tiene en casa?
(risas) ¡Uy! ¡Envidia ninguna! Yo todavía no he hecho nada como para ganar un Goya… Todavía… (risas)

¿La ves como un espejo en el que mirarte?
La veo como una madre, como una amiga y como un ejemplo a seguir en todos los sentidos.

¿Te marca la vida el hecho de pertenecer a un clan como el de los Flores?
Te marca la vida tu familia, pero como a todo el mundo le marca la suya, ya sea para bien o para mal… La mía es la que me ha tocado, los quiero mucho, estoy contenta. ¡¡¡Estoy feliz!!! Y claro que me ha marcado mi familia, pero no por quiénes consiguieron llegar a ser, sino por cómo son personalmente.

¿Se nota mucho la popularidad que te ha dado la serie? ¿Te para más la gente por la calle?
¡¡Sííííííí!! Es algo increíble. Las niñas, sobre todo, se mueren al verte; que una persona te quiera tanto sin apenas conocerte es una experiencia increíble que, por desgracia, no todo el mundo puede llegar a vivir.

Ya cerrando la faceta profesional y para no molestarte mucho, solo un par de preguntas más. ¿Cómo es Elena Furiase en su tiempo libre? ¿Qué aficiones tienes?
Pues Elena es una chica normal, joven, a la que le gusta divertirse, reirse… Mi única afición son mis amigos: estar con ellos y disfrutar mucho.

¿Qué habrías sido de no ser actriz? ¿Seguirías con la Comunicación Audiovisual?
No lo creo… Si no hubiese sido actriz, seguramente habría estudiado decoración… Pero vamos, eso nunca se sabe. Si no fuese actriz, no sería yo y vete tú a saber qué querría la “otra” (risas)

Por último, un pequeño test en el que podamos conocerte un poquito mejor:
¿Cómo te definirías en tres o cuatro palabras?: Divertida, torpe, noble y egocéntrica
¿Una virtud?: Mi paciencia
¿Un defecto?: Mi egocentrismo
¿Eres supersticiosa?: Depende del momento por el que esté pasando
¿Un actor?: Marlon Brando
¿Una actriz?: Ingrid Bergman
¿Un director de cine?: Pedro Almodóvar y Tim Burton
¿Un cantante o grupo?: Juanes
¿Un lugar para vivir?: Mi casa
¿Un lugar donde perderse?: La inmensidad de la playa
No podrías vivir sin… ¡¡¡El quesooooooo!!! (risas)
El vaso, ¿medio lleno o medio vacío?: Siempre medio lleno… que para vaciarlo siempre hay tiempo..