Zona El Internado

Esencia de El internado en un solo flash


La nueva temporada de la ficción se promociona con una cuidada foto al estilo de las series de EEUU.

La profundidad del bosque impide su acceso en coche. Sólo se puede llegar andando. La puesta en escena es idéntica al rodaje de una secuencia. Actores, cámaras, maquillaje, interpretación y hasta director de fotografia. Una, dos, tres… ¡Pa-ta-ta! El flash se dispara. No hay palabras, pero se dice mucho. “Es un retrato sugerente, que contiene detalles muy importantes”, desvela Laura Belloso, coproductora ejecutiva y guionista de El internado. Es la foto de familia de la ficción, su carta de presentación para esta quinta temporada, donde todo tiene un por qué… Mientras la industria de la ficción estadounidense apuesta por cuidadas fotografías para presentar sus temporadas -Perdidos o Los Soprano son dos ejemplos-, en España lo habitual es el típico posado en el decorado de turno. “Queriamos huir del tópico”, reconoce Jesús Rodrigo, coproductor ejecutivo y director de la serie. Por esa razón, el escenario no es la conocida escalera del Laguna Negra. Es el bosque, elemento fundamental y esencial en la trama. Oscuridad, árboles rotos, muros de piedra, un búho sobrevolando la escena.. Rodrigo aporta claves: “Queríamos crear cierto ambiente lírico que transmitiera lo cerrado y claustrofóbico de la serie”.

La decisión como apunta Belloso, tenía sus riesgos: “Hacer la foto en el exterior nos creaba algunas dudas. Que no saliera el edificio tan característico de El internado podía hacer que la foto, la idea, perdiera identidad”. Viendo el resultado, sus creadores están convencidos de que esa identidad está presente. “Esa convivencia entre el bien y el mal está claramente retratada. Por ejemplo, en el juego entre las luces y las sombras”. “Buscamos un equilibrio, donde cada personaje tuviera su importancia. No fue sencillo”, admite Belloso. “Podria decirse que es una mezcla de Perdidos, porque presenta a los personajes descontextualizados pero reflejando en su pose quiénes son, y Los Soprano, por ese lado oscuro de la muerte”. Incluso los cuadros de El Bosco sirvieron como fuente de inspiración. “Tiene un aire a La última cena”, bromea Rodrigo. “Es una foto concepto”, resume Belloso. “Por ejemplo, Irene, la madre de Marcos y Paula, está al fondo, lejos, porque todavía no puede llegar a su hijos. Las miradas, los gestos, todo tiene una explicación. “Queríamos jugar visualmente con los grupos. Guiar a la gente en la lectura de la imagen”.

En el centro del plano, iluminados por la luz, los jóvenes, que también protagonizan las tramas centrales de la ficción. En primer plano, las dos niñas sonríen inocentes ajenas a todo. A la izquierda, con una luz más tenue, “el lado bueno”. Y a la derecha, en lo más oscuro, “los malos”. En total, 23 actores. Al principio dudaron si retratar a toda la familia o sólo algunos personajes. Tomada la decisión, el plano casi les juega una mala pasada. “Tenía la teoría en la cabeza”, recuerda Rodrigo, convertido durante unas horas en director de fotografía, “pero no me podía hacer una idea espacial porque no habíamos ensayado la foto”. Colocaron a los actores, se situaron detrás del objetivo, y, ¡sólo salían 12 personajes!. “Cinco minutos antes de sacarla estaba convencido de que la foto no saldría nunca”. Encontrar el encuadre perfecto no fue la única dificultad. Todos los actores tenían una pose estática, excepto el grupo de jóvenes, que debían girarse, mirar al objetivo y aparentar que quieren huir de la escena. “Debían hacerlo en el momento exacto, justo cuando yo les gritara”.

Pero como en El Internado, no todo es lo que parece, la fotografía tambien esconde secretos para los seguidores de la serie. Elementos que hay que descrubir. Pista: se pueden contar 23 personajes. Eso parece. Error. Hay más de los que se pueden ver a primera vista… Mas sencilla fue la fotografia, también de promoción, que aparece bajo estas líneas. Virada a azul, está protagonizada por los actores jóvenes y se hizo durante el primer capítulo de la quinta temporada, rodado bajo un chaparrón. “Llevaban hora y pico a 4-5 grados, calados hasta los huesos e improvisamos esta fotografía que transmite mucha violencia, como si se acordaran de mi madre”, relata Rodrigo. Si las miradas matasen…

La quinta temporada, más terrorífica

Estreno. Antena 3 emite el martes (22.00 horas) el primer capítulo.
Nueve capítulos. Será la duración de esta temporada. En principio, está previsto el estreno de la sexta para septiembre, que serán 11 entregas.
Caras nuevas. Irene Montalá, Lola Baldrich, Javier Ríos, Adam Quintero y Jonás Beramí se incorporan al reparto.
Inicio trepidante. La trama arranca con los protagonistas en riesgo vital. Y hasta aquí se puede leer…
Miedo. Como es habitual, habrá un elemento fantástico que tendrá mucho peso en la historia. Además, sus creadores aseguran que el miedo, el terror, la oscuridad, subirán varios puntos su intensidad. “Toca pasar un poco de miedo”, aseguran.

El Mundo – 10/05/09. Abril 22