Información » Reparto » Carlos Leal

Biografía:

Carlos Leal nació el 9 de Julio de 1969 en Friburgo (Suiza) en el seno de una familia de inmigrantes gallegos. Se crió en Lausana (Suiza) donde cursó sus estudios hasta conseguir el título de delineante de ingeniería civil.

De niño quería ser policía y también un superhéroe, como el mítico “Mazinger Z”, salido de los cómics que le acompañaron durante su infancia. Ya adolescente, acarició el sueño de convertirse en un profesional de la raqueta, fascinado por el legendario John McEnroe, su primer ídolo.

Este simpático y carismático actor tiene a sus espaldas una trayectoria de lo más fecunda y polifacética.

En 1990, cofundó Sens Unik (un grupo de hip-hop pionero en Suiza). El grupo grabó nueve álbumes (cuatro discos de oro), una decena de videoclips y contribuyó con la música de las películas “La Haine” (1995), filme de culto del director francés Mathieu Kassovitz y “Neutral” (2001).

Él ya había producido videos con Sens Unik, pero después de hacer una aparición en el documental “Babylon 2” (1993), Leal decidió seguir una carrera seria de actor. Se formó de la mano de Jack Garfein, Philippe Naud y Eric Garmirian en “The Actor’s Studio”, en París. Hizo su debut en el cine en “Week End Break” (2002), un cortometraje de comedia, lo que llevó a los papeles en una serie de producciones francesas y suizas.

En 2005, Carlos Leal apareció en la película suiza “Snow White”, su primer gran papel cinematográfico. Por su trabajo, fue galardonado con el premio al mejor actor en el Festival de Cine de Tamil Nadu, y el Premio de Cine Suizo 2006 por mejor actuación en un papel protagonista. Gracias a este último galardón, acudió al Festival de Berlín como una de las ‘Shooting Stars’, como representante suizo de los nuevos talentos europeos.

En 2006, Carlos Leal desempeñó el papel de croupier y organizador del torneo de póquer en la película de James Bond “Casino Royale”. En 2008 apareció en la película “Los abrazos rotos” (2008) de Pedro Almodóvar y “El mal ajeno” (2010) de Oskar Santos, en donde comparte protagonismo con Belén Rueda y Eduardo Noriega.

Ha aparecido en varias series como “RIS Científica” (2007) en la que interpretó el papel de ‘Martín Orce‘, “Los Serrano”, “El Comisario” y “El Internado” (2008-2010) en donde dio vida a Jacques Noiret.

Realizó, junto a otros protagonistas del Internado como Daniel Retuerta, Lola Baldrich, Irene Montalà y Yon González el videoclip “Descansa Jack”, en donde homenajea al personaje que interpretó en la serie (Noiret) y en donde se pone de manifiesto su afición por el rap.

Entre sus últimos proyectos están las películas “Sennentuntschi” dirigida por Michael Steiner, “Carrer Blanc” dirigida por Jean-Baptiste Léonetti (ambas rodadas en Suiza y Francia) y “The way” de Emilio Estévez.

Su personaje en la serie:

Jacques Noiret.

Su vida en la serie:

Jacques Noiret tenía un acento francés muy peculiar y era el padre adoptivo de Iván. Noiret se lo compró a Tony (su verdadero padre) cuando Iván todavía estaba en el vientre de su madre y Tony se lo vendió a cambio de dinero para un chute de droga.

Pero en realidad Noiret nunca llegó a pagarle, así que Iván fue un niño robado, algo que se puede encuadrar directamente con lo que pasó en el Orfanato Laguna Negra cuando Don Joaquín y sus colaboradores robaban, compraban y experimentaban con niños/as.

Noiret y su mujer Valentina se hicieron cargo de Iván. Cuando Valentina se enteró de las irregularidades de la adopción de Iván fue a visitar a María (la madre biológica de Iván) al centro de menores donde estaba internada con la intención de devolverle a su hijo. Pero Noiret, que sabía que su mujer estaba indagando en el asunto, la siguió con el coche y pudo ver a Valentina hablando con María. Cuando Valentina se percató de su presencia salió huyendo de aquel lugar.

Cuando llegó a casa, Valentina descubrió una carpeta con unos documentos que hablaban sobre el Proyecto Géminis, en los que pudo constatar las barbaridades que les habían hecho a varios niños huérfanos.

Valentina le dijo a Noiret que quería devolver a Iván a su madre y que iría a la policía para contarlo todo. Noiret la preguntó si había hablado con su padre (el señor León que era miembro-fundador del Proyecto Géminis, en el que también colaboró Noiret).

Valentina le respondió que no y Noiret, en un arrebato de ira, la ahogó en una bañera para que no se fuera de la lengua.

Noiret matriculó a Iván en el Internado. La relación entre ambos no fue demasiado buena debido a los malos tratos que el chico había recibido siempre por parte de Noiret. La situación para Noiret empeoró cuando fue denunciado por malos tratos y la jueza hizo declarar a Iván. Noiret intentó ganarse a Iván con regalos, dinero y falsas promesas. Todo apuntaba a que Iván declararía a su favor pero delante de la jueza se derrumbó y decidió contar que había visto cómo Noiret pegaba a muchas mujeres e incluso a él mismo. Esto hizo que Noiret acabase en la cárcel. Un ejemplo del carácter de Noiret hacia su hijo adoptivo fue la bofetada que le propinó delante de Héctor. Y es que Héctor iba a expulsar a Iván por haberse escapado del Internado pero decidió que se quedara en el colegio.

Iván se enteró por medio de Julia que su padre mató a Cayetano, uno de sus mejores amigos. Cayetano desapareció en la noche de Santa Isabel y su cadáver fue hallado en el bosque. Y es que Noiret se encargó de asesinarle y de dejarle en el bosque para que la policía encontrara su cadáver, según las órdenes que recibió por parte de Camilo (el profesor de latín). Esto era un aviso para que los chicos dejaran de investigar el asunto de los huérfanos. Noiret y Camilo hicieron creer a todos que Cayetano se había tomado pastillas y alcohol y que por eso falleció.

Una vez “rehabilitado” salió de la cárcel y regresó de nuevo al Internado. Poco a poco Noiret intentó acercarse a Iván y ganarse de nuevo su confianza. Pero Iván no se lo puso demasiado fácil. Noiret le empezó a prometer cosas a Iván cómo que quiere cuidarle y formar una nueva familia con el objetivo de que éste firmase los papeles de la custodia y poder apoderarse de una herencia de una tía de Iván.

También llegó a  presentar a Iván una madre falsa. Esto último tuvo lugar en presencia de María quien anteriormente plantó cara a Noiret y le dijo que tuviera cuidado con lo que hiciese y que ella sabía cosas. Noiret hizo esto para contentar a su hijo y para que María no le dijese a Iván que ella era su madre biológica.

Tras la dimisión de Héctor y la renuncia de Elsa se convirtió en el nuevo director del Internado. Noiret era el máximo accionista del Internado.

Desde un primer momento a Héctor no le gustó que Noiret cogiera las riendas del colegio. A partir de este momento empieza a coquetear con Elsa, quien había roto con Héctor y estaba dejando a Pedro, el profesor de gimnasia. Su relación con Elsa desató los celos de Pedro. Precisamente entre Noiret y Pedro hubo más de una discusión, ya que Elsa estaba en el punto de mira de ambos. Pedro, quien precisamente era un gran aficionado al alcohol, descubrió una noche a Noiret desenterrando el cadáver de Mateo (el profesor de matemáticas) en el bosque. Noiret se percató de su presencia y fue tras él. Pedro huyó del lugar de los hechos y le contó a Elsa lo que había visto pero ésta no le creyó. Noiret aprovechó el estado de embriaguez de Pedro para que nadie se diera cuenta de lo que había hecho. Consiguió salirse con la suya ya que Pedro fue detenido por la policía y en el maletero de su coche descubrieron que llevaba el cuerpo sin vida de Mateo que alguien le había colocado.

Su relación con Elsa fue siempre una tapadera y un mero interés por parte de él. Ella en cambio se hizo ilusiones y creyó que con Noiret la cosa funcionaría. A pesar de las advertencias de muchos (entre ellos Héctor), Elsa se esmeró en decir que Noiret era un hombre bueno y que había cambiado para bien. Su relación se vio fortalecida con la falsa adopción de Samuel (hijo de Sandra Pazos y hermano pequeño de Marcos y Paula). Noiret puso a Samuel en los brazos de Elsa porque ese niño era muy importante para el Proyecto Géminis.

Pero la pérdida del bebé por parte de Elsa (se lo robó Fermín simulando un ahogamiento en la laguna) complicó esta relación, hasta el punto que Noiret la maltrató psicológicamente. Le reprochó a Elsa que cuando Héctor la dejó intentó suicidarse y que ahora al perder al bebé estaba como si nada. Tras darle un tortazo en la cara, Elsa rompió con él y recuperó la dirección del colegio. Posteriormente Noiret la acusó de estar loca al decir que había visto a Samuel en los brazos de su verdadera madre.

Una de las personas que puso contra las cuerdas a Noiret fue Tony. La persona que años atrás le había vendido a su hijo le hizo sufrir bastante. Tony fue a casa de Noiret a buscar unos documentos que le había pedido Iván y descubrió en la caja fuerte de Noiret una carpeta con información sobre el Proyecto Géminis. Tony se la guardó y chantajeó a Noiret. Le pidió una gran cantidad de dinero a cambio de recuperar la carpeta. La primera cita tuvo lugar en un parque. Noiret metió el dinero en una papelera, pero Tony no se la devolvió y pagó a un vagabundo para que cogiera el dinero sin levantar la más mínima sospecha. Posteriormente le citó en un sitio en construcción pero Tony se la volvió a jugar.

Tras la muerte de Tony, fue María la que se encargó de esconder esos papeles en el baño. Posteriormente se supo que esos papeles eran considerados por Noiret como un “seguro de vida”.

En su época como director del Internado hizo todo lo posible para que Iván y sus amigos dejasen de investigar: les puso duros castigos (caminar por el bosque sin zapatillas ni calcetines, apilar troncos de madera bajo una fuerte tormenta…), les amedrentó, les amenazó, etc pero muchas veces fue en balde ya que no consiguió del todo sus propósitos. Noiret trató de evitar que Julia llegase al banco y viese el contenido de la caja fuerte de su difunto padre, pero al final Julia se escapó.

Además hizo todo lo posible para que Iván no supiese que María era su madre e intentó que creyera que María era una loca que se había escapado de un psiquiátrico. Se hizo responsable de darles las medicinas a los chicos, una vez que todos ellos fueron infectados.

Además de Valentina y Cayetano, también asesinó a Gabriela Sánchez Trebijano, psicóloga de Sandra Pazos.

Noiret colaboró con el proyecto Géminis utilizando a quien hiciera falta para la consecución de sus planes. A Amelia (la profesora de Infantil) la chantajeó con no darle la medicación para su hermano.

Además la presionó para que volviese al colegio tras ser expulsada por Elsa y para que tuviera controlado a Marcos y a sus amigos/as.

También utilizó a Lucía, la actual médico del Internado y con la que mantuvo una relación sentimental, fruto de la cuál nació su hijo Tomás que padecía una enfermedad rara llamada Günter y al que Lucía no quería que se acercase.

A Lucía la pidió que averiguase como Héctor se contagió con el virus de pequeño. Lucía le entregó a Noiret un mapa donde Héctor había señalado con una cruz el punto del bosque donde se encontraban enterrados los vengadores.

Lucía nunca le contó a Noiret lo que descubrió a cerca de Héctor, ya que se sentía atraída por este último. Se dio cuenta que Héctor era en realidad Samuel Espí y que tenía una hermana llamada Irene Espí (Sandra Pazos).

Se sirvió del inspector Gimeno de la policía para que éste le devolviera el diario de Susana “la novia cadáver” y se hiciera pasar por un policía ante Iván y el resto de sus compañeros/as.

Se aprovechó de la cobardía de Roque ya que éste descubrió que él iba a ser el tercer infectado del Internado (detrás de Susana y el sobrino del guardabosque) y le dijo a Noiret que le pidiese cualquier cosa a cambio de que le dejasen con vida. Roque le contó todo lo que descubrieron sus compañeros/as.

Noiret aceptó el trato y Roque fue sustituido por Nacho (el novio de Vicky). Roque llegó a reprocharle a Noiret el por qué habían elegido a Nacho.

Además Noiret fue la primera persona  a la que Roque recurrió cuando tuvo el incidente con Carolina y ésta se cayó  por la ventana del torreón. Y es que Carolina engañó a Noiret convencida de que entre ellos había un traidor y se enteró de una conversación que Noiret mantuvo con Roque y acudió a la cita en el torreón, en donde se produjo su trágico desenlace.

En cuanto Noiret vio que Roque ya no le servía para nada, le inyectó el virus en el cuello infectándole al igual que sus compañeros.

También utilizó a María, la limpiadora, a la que intentó matar si no le devolvía los papeles que le robó Tony. Finalmente y tras muchas amenazas recuperó los papeles al colocar una mini-cámara en el carro de la limpieza de María y ver como ésta los escondía en el baño. María, con la ayuda de Iván, tuvo que marcharse del Internado para que Noiret no la asesinase. Noiret chantajeó a Iván con no darle la medicina si no le contaba dónde estaba escondida María. Además éste fue el pretexto que utilizó Noiret para que Iván y sus compañeros no descubriesen que había un traidor. Le dijo a Iván que le había dado una ampolla de medicina con agua y sal y que no le daría la medicina hasta que le dijese dónde se ocultaba su madre.

Pero María regresó al Internado cuando se enteró que Noiret no le había dado la medicina a Iván e incluso evitó que Iván disparase a su padre con un rifle de mira telescópica, ya que se quería vengar por todo lo que le había hecho. Además María tuvo que averiguar cosas sobre Fermín para después contárselas a Noiret y éste poder dar la medicina a Iván.

Con Hugo, su relación es mucho más fría ya que éste le criticó por su forma de actuar y le tildó de incompetente.

Hugo le dejó claro tanto a Noiret como a Camilo quién manda, ya que les citó en la ermita mediante cartas de naipes. Posteriormente les dijo a ambos que se encargasen de recoger el cuerpo sin vida de Nacho. Hugo también le reprochó a Noiret el que los papeles del Proyecto Géminis llegasen a manos de María y el haber perdido la dirección del colegio tras pegar a Elsa.

Sin embargó le felicitó cuando consiguió que María le entregase una llave de un almacén que tenía parte de las obras de arte sustraídas por Fermín de la sala del tesoro.

Aún siendo del mismo bando, Noiret dejó tirado en el bosque a Camilo, después de que éste ardiera en llamas cuando se encontraba en la sala nazi de la ermita con Rebeca y Fermín. Camilo posteriormente se vengó por este hecho: puso en peligro la vida del pequeño Tomás (hijo de Noiret y Lucía) ya que tapó con un trapo la rendija de ventilación de su habitación, mató a varios hombres en los pasadizos con su lobo amansado e intentó que este mismo animal devorase vivo a Noiret cuando el pie de éste quedó enganchado en un cepo en el bosque.

Por suerte Noiret pudo disparar al lobo y le mató. Además Camilo sembró el pánico en los pasadizos, al provocar la explosión y el posterior derrumbe de los mismos. Antes de que ocurriera esto, Noiret tuvo una conversación con Roque (antes de infectarle con el virus) y con su hijo Tomás volviéndose más “humanizable” y dejando de ser “el monstruo” que había sido tiempo atrás.

Parecía que las palabras de ambos influyeron en él y cuando Wülf le ordenó que disparase a su hijo adoptivo Iván para que no rompiese la urna con los restos de Eva Wülf no lo hizo y le dejó escapar.

Él también consiguió escapar de la explosión, vagando muy aturdido por el bosque. Terminó ingresado en el psiquiátrico de San Antonio, en el que estuvo María dos veces. Su aspecto era lamentable y parecía que habían disminuido sus capacidades mentales.

Valores que encarna su figura:

Serio, galán, malvado, astuto, utilitarista, elegante, presumido, valiente, humanizable, chantajista, provocador, agresivo, meticuloso y donjuan.

En una frase:

“Un personaje al que el mal castiga y que termina recibiendo su propia medicina”.

Enlaces de interés:

Web oficial de Carlos Leal (en francés)

Artículo redactado por VAF y Abril 22, con la colaboración de Antow y supermami para Zona el Internado. (Prohibida su copia y reproducción).