Información » Reparto » Elena Furiase

Biografía:

Elena Furiase González nació el 9 de marzo de 1988 en Madrid. Es hija de la cantante y actriz Lolita Flores y el productor y empresario argentino Guillermo Furiase. Pertenece a una de las sagas de artistas más conocidas en toda España: Los Flores. Es nieta de Lola Flores, más conocida como “La Faraona, y Antonio González “El Pescaílla”. Por lo tanto, es sobrina de Antonio Flores y Rosario Flores. Tiene un hermano pequeño, Guillermo, que nació en 1993. Confiesa que desde los 6 años deseaba ser actriz y al confesárselo a su familia estos le dijeron que antes debería terminar sus estudios. Y así fue, al terminar bachiller, Elena se matriculó en Arte Dramático.

Se ha convertido en unos de los rostros más conocidos entre los jóvenes actores del momento.

Elena Furiase trabajó en “El Internado (2007-2010), la famosa serie de Antena 3. Interpretó el papel de ‘Vicky’, por el que ganó el premio a la mejor actriz del año en los Premios Joven 2007. En ella trabajó con Ana de Armas, Yon González, Martín Rivas, Blanca Suárez, Daniel Retuerta, Luís Merlo, Natalia Millán y Amparo Baró, entre otros.

En septiembre de 2008 se estrenó en el Teatro Amaya (Madrid) la segunda temporada de “Olvida los tambores” dirigida por Victor Conde y en la que Elena Furiase interpretó a ‘Alicia’. Después participó en otras obras de teatro como: “El teatro fantástico de Jacinto Benavente”, “En alta mar” y “Como perderse en el Thysen o un beso para la bailarina verde” todas ellas dirigidas por Ainhoa Amestoty D’Ors.

El 14 de noviembre de 2008, se estrenó en el cine con: “El libro de las aguas”, dirigida por Antonio Giménez-Rico. Está basada en el libro del mismo nombre de Alejandro López Andrada, y participaron, además de Elena en el papel de ‘Amalia‘, Álex González (Ángel), Jorge Sanz (Venancio), Lolita Flores (Tía Lorenza), Pepe Sancho (Don Lázaro) y Álvaro de Luna (Faustino).

A principios de 2009 participó en el videoclip “La Lola, de Radio Macandé, junto a sus compañeros Antonio Albella, Leandro Rivera, Eva Almaya y Eduardo Velasco. La canción estaba dedicada a su abuela, La Faraona.

En mayo de 2009 fue imagen de la marca de calzado CoolWay, desfilando para la marca en la presentación de la colección Spring Summer 2009.

En agosto de 2009, participó en una película, del director Jordi Mesa, titulada “Bad People” compartiendo cartel con la actriz española Melanie Olivares y con la actriz mexicana Ana de la Reguera.

Otras películas en la que ha intervenido son: “Animales domésticos” (2009) de Xavi Giménez, “The Anguist” (2009) de Jordi Mesa, “Cruzando el límite” (2010) de Xavi Giménez y “Don Mendo Rock ¿la venganza?”  dirigida por José Luís García Sánchez y que finalizó su rodaje en julio de 2010. La veremos en la obra de teatro «Crimen perfecto» basada en una película de Alfred Hitchcock

Participó en el realitty “Adivina quién viene a cenar” de Antena 3.

Su personaje en la serie:

Victoria Martínez González (Vicky).

Su vida en la serie:

Vicky estudió en el Internado Laguna Negra desde que tenía seis años gracias a las becas que obtenía año tras año por sus buenas notas. Sus amigos han sido siempre Cayetano, Roque, Iván y Carolina. Esta última fue su mejor amiga, casi como hermanas. A este grupo inicial, se sumó posteriormente Marcos. Su madre trabajaba en una frutería.

Una noche Alfonso alertó a Vicky y a Carolina diciéndolas que debían irse del colegio ya que era muy peligroso estar ahí y que se reunieran con él en el cementerio, donde les iba a contar todo. Las chicas muy asustadas fueron a contárselo a sus amigos pero ellos no las creyeron ya que pensaron que se trataba de una broma de Alfonso. Fueron al cementerio pero Alfonso no acudió a la cita. Al día siguiente Alfonso no apareció por ningún sitio y sus clases de historia las impartió Elsa.

Victoria y  Carolina se quedaron muy mosqueadas y empezaron a pensar que algo malo le había pasado a su profesor. Gracias a los dotes informáticos de Vicky se colaron en su e-mail y vieron que tenía uno sin enviar, que iba dirigido a un periodista llamado Ricardo Montoya en el que le decía que había descubierto algo importante y que tenía que verlo. No les dio tiempo a terminar de leer el mail ya que empezaron a desaparecer las letras delante de sus narices.

Paula encontró un anillo en el bosque cuando fue a buscar un hada y se lo entregó a Marcos. Vicky y Carolina vieron que ese anillo era de Alfonso y le pidieron a Paula que las llevara al lugar donde encontró el anillo, a cambio de dejarla sus pinturas.

Allí vieron que un hombre había dejado escrito un S.O.S con sangre pero no encontraron nada de él. Pensaron que podía tratarse de Alfonso. Como se habían fugado del colegio, Héctor los citó en su despacho y les echó una gran bronca. Vicky intentó explicarle que habían matado a Alfonso pero Héctor no les creyó y les leyó una postal que le había enviado Alfonso desde México. En realidad Alfonso estaba en los pasadizos y fue posteriormente asesinado.

Todo era muy extraño. Continuaron investigando y descubrieron que el anillo de Marcos abría la caja fuerte de Alfonso. Como estuvieron a punto de pillar a Marcos y Carolina, Marcos se escondió en el armario que precisamente daba al desván. Éste se lo dijo a sus amigos y allí encontraron algunas pertenencias de Alfonso y unos ojos en un frasco con formol. También descubrieron que el Internado había sido un orfanato décadas atrás. Cuando por fin consiguieron abrir la caja fuerte de Alfonso pudieron ver unos papeles del antiguo orfanato. Se trataba de las listas de los niños/as de dicho lugar y en los que curiosamente estaban los nombres de cuatro huérfanas (que fueron superdotadas).

Los chicos siguieron investigando esta vez en la biblioteca y Vicky encontró en un libro la noticia de prensa del cierre del orfanato por la desaparición de cinco huérfanos. En la foto que acompañaba a la noticia aparecía la clase de los niños desaparecidos junto a Camilo (el profesor de

latín), Jacinta (la gobernanta) y Alfonso (el profesor de historia).

En una de sus escapadas al bosque Héctor les castigó por saltarse dicha norma y les obligó a limpiar el colegio. A Vicky le tocó la biblioteca junto con Iván. Tuvo una charla muy emotiva con él en la que se dejaba entrever que Vicky estaba enamorada de Iván. En un descuido, Vicky tiró el cubo con la fregona y se sorprendió cuando vio que el agua se filtró por la pared y que además estaba hueca.

Fue a buscar a Iván para contárselo. Éste le dijo que había ido al baño, pero cuando Vicky fue hacia allí alguien la encerró y además manipuló los tubos de la calefacción provocando un escape de gas. Por suerte sus amigos se dieron cuenta y llegaron a tiempo antes de que muriera intoxicada por el humo.

Todo el mundo pensó que se trató de un accidente pero sus amigos se dieron cuenta de que alguien había intentado matarla. Ella les contó lo de la pared hueca y se pusieron a buscar un mecanismo que abriera la puerta. Roque fue quien metiendo la mano donde no debía accionó la flor de lis de la chimenea y esta se abrió.

Al adentrarse en los pasadizos encontraron los cadáveres de los huérfanos y el de Alfonso.

Vicky siempre fue la más miedosa del grupo y si seguía investigando lo hacía porque Carolina tiraba de ella y a pesar de las discusiones siempre investigaba junto a ellos.

Uno de los momentos más difíciles para Victoria fue la cena de Santa Isabel cuando le informaron a Héctor que había aparecido un cadáver en el bosque. Al faltar sus amigos se pensó lo peor, sobre todo por si a Iván le había pasado algo malo.

La sorpresa fue mayúscula cuando descubrieron que se trataba de Cayetano, que llegó a estar enamorado de Vicky pero nunca tuvo la ocasión de decírselo.

La autopsia reveló que había muerto por sobredosis pero ninguno creyó eso. Estuvieron a punto de expulsarla junto con sus compañeros después de que Héctor y los demás profesores descubrieran pastillas en sus armarios que alguien les había colocado.

Gracias al móvil de Cayetano descubrieron un vídeo en el que les contaba que en el bosque había luces que parecían luciérnagas y que era todo alucinante. También les dijo que buscasen a Irene y vieron cómo alguien le atacaba por detrás. Pero ellos no sabían a quien se refería Cayetano. Al introducir el video de Cayetano en su portátil, Vicky pudo ver que se trataba de un lugar del bosque y Roque les dijo que eso estaba cerca del espantapájaros. Ella, Roque y Marcos se dirigieron al lugar de los hechos y vieron que las luciérnagas no existían sino que eran bombillas que estaban colocadas entre los árboles. Después encontraron el árbol donde estaba escrito lo de Irene. Al seguir investigando descubrieron que las cuatro huérfanas y los huérfanos cuyos nombres estaban escritos en la viga del desván guardaban una relación puesto que eran hermanos.

Victoria robó un examen de matemáticas del cuarto de Mateo pero se quedó muy sorprendida cuando descubrió una foto en la que aparecía una chica junto a Mateo y a la que ella reconoció.

Julia (que por aquél entonces era una nueva alumna recién llegada al colegio) descubrió la foto y dedujo que ella fue quien robó el examen y para que no dijera nada Vicky le contó quién era la chica de la foto.
Se trataba de alguien que vivía en su barrio, que se llamada Cristina Palacios y que llevaba varios años desaparecida. Vicky y Julia se unieron para descubrir más cosas a cerca de la chica desaparecida y el profesor de matemáticas. Registrando el despacho de Héctor encontraron el currículum de Mateo y vieron que él trabajó en el mismo colegio al que iba aquella muchacha, coincidiendo el año de la desaparición con su último año de estancia en el centro docente. Mientras ellas investigan no supieron que Mateo las descubrió. Un día después la foto desapareció. Julia intentó sonsacar a Mateo dejándole un anónimo sobre lo de Cristina y el profesor comenzó a ponerse nervioso hasta que instó a la chica a que lo dejara en paz y terminó por confesarle que la chica se ahogó en el mar. Aunque en realidad vimos que la mató él. Parecía que la investigación sobre Mateo llegaba a su fin pero todo dio un vuelco.

Marcos e Iván le robaron la PDA a Mario Torres (abogado de los Novoa-Pazos) y descubrieron que les tenían vigilados incluída a Cristina Palacios de quien también encontraron información.

Victoria no tuvo más remedio que contar todo lo que había descubierto con Julia sobre la chica y algo que descubrió anteriormente en las navidades.
Con la excusa de que los padres de aquella muchacha necesitaban una canguro e intrigadísima por lo que le pudo pasar consiguió que los padres la contrataran. Cuando la niña pequeña a la que debía cuidar se quedó dormida, aprovechó y fue a la habitación de Cristina Palacios. Todo estaba tal y como ella lo había dejado y no había nada que a Victoria le hiciera pensar, hasta que se le ocurrió abrir el armario y descubrió un uniforme del Internado. Justo en ese instante aparecieron los padres y le echaron la bronca. Vicky intentó disculparse pero no le quedó más remedio que irse de allí corriendo.

Vicky guardó toda la información que pudo sobre la desaparición de la chica: noticias de prensa, carteles y se llevó su agenda. Descubrió que Cristina Palacios estudió en el Internado en los cursos de verano porque lo suspendía todo. En su expediente ponía que estuvo liada con Rodrigo y Vicky le preguntó sobre la chica. Gracias a esta charla descubrió que chateaba en una página de chats privados con alguien del que ella decía que estaba muy enamorada y que se aisló del resto. En la agenda de la chica encontró la contraseña y pudo entrar en el chat. La persona con la que chateaba Cristina Palacios se hacía llamar Pitágoras y resultó ser Mateo. Gracias a ese chat descubrieron que a Cristina Palacios la mataron porque robó algo a los miembros del Proyecto Géminis.

Y en una clase de matemáticas Mateo les hizo saber que el era Pitágoras y que si no se estaban callados les matarían. Todo se complicó cuando Mateo descubrió a Marcos e Iván en su habitación. Ambos le tuvieron retenido en el desván hasta que Camilo se dio cuenta que Mateo había sido descubierto por los chicos. Mateo fue enterrado vivo en el bosque y se suicidó con una pastilla que el propio Camilo le metió en el bolsillo.

Cuando descubrieron que detrás de los malos había una farmacéutica llamada Ottox, Vicky pudo entrar en la web gracias a su buen hacer informático y descubrió que Noiret estaba en la junta de accionistas de dicha farmacéutica.

Cuando Carolina e Iván rompieron su relación sentimental, Vicky pensó que podría tener su oportunidad. Tiempo atrás parece ser que tuvieron algo pero nada más lejos de la realidad ya que descubrió delante de sus narices a Iván besándose con Julia en los baños y su sueño de tener algo con Iván se desvaneció.
Tiempo después entabló una relación con Nacho. Estaba cansada de las investigaciones y de que la intentaran matar. Les dijo a sus amigos que no quería seguir investigando y que lo dejaba porque tenía miedo y no quería morir.

Ella se refugió en Nacho hasta que, convencida por su chico para que le cambiara las notas porque había suspendido muchas, se coló en el despacho de Noiret y vio que las alarmas de los laboratorios de los pasadizos habían saltado. Fue a avisar a sus amigos pero se quedó encerrada en la cámara frigorífica toda la noche. Para que no la descubrieran tuvo que esconderse en la bolsa del cadáver de Susana y cuando los cuerpos estaban siendo trasladados fuera del Internado tuvo que saltar de una furgoneta en marcha.

Cuando apareció de nuevo por el colegio, se lo contó a sus amigos/as y éstos no dieron crédito a sus palabras. En medio de la conversación recibió una llamada de Nacho y éste le dijo que se había tenido que ir del colegio porque su tía se había puesto enferma. Pero la realidad fue bien distinta. Tras hablar con Tomás (el compañero de habitación de Nacho), Carolina descubrió que al novio de Vicky le sangró la nariz y llegaron a la conclusión que no se había ido del Internado sino que debería estar en alguna parte de los pasadizos infectado con el virus. Decidieron ir en su búsqueda, dirigiéndose hacia el bosque. Nacho consiguió escapar y llegar hasta la puerta. Iván y los demás le ayudaron a salir antes de que los perros le alcanzasen. Nacho estaba muy débil y apenas podía caminar. Antes de morir Nacho les confesó a Vicky y a Carolina que uno de sus amigos era un traidor pero que no sabía de quién se podía tratar.

Vicky y Carolina se quedaron alucinadas y Nacho terminó muriendo en brazos de Vicky. Ella no quería separarse de él pero no tuvieron más remedio que dejarle allí tirado ya que la puerta de los pasadizos no aguantó el embiste de los perros.

Para Vicky la muerte de Nacho supuso un golpe muy duro. Poco después descubrieron que todos estaban contagiados por el mismo virus que acabó con la vida de su novio y tuvieron que volver al Internado.

Noiret les dio unas medicinas con las que aguantarían vivos. Carolina hizo público que Nacho les contó que había un traidor y se pelearon.

Noiret les hizo creer que no había ningún traidor y que la ampolla de agua con sal era un chantaje para que Iván le contara dónde estaba escondida su madre. Pero Carolina estaba convencida que si que lo había y murió como consecuencia de una caída accidental provocada por Roque, al creerse éste descubierto. Otro duro golpe más para Vicky ya que había perdido a la que consideraba como su “hermana”.

A raíz de la muerte de Carolina los chicos se unieron más de lo que ya estaban y Vicky recibió el apoyo de Julia. A pesar de todo siguieron investigando y se centraron en averiguar cosas del fantasma de Eva Wülf que Julia veía, como la habitación en la que pasó la niña su infancia.

Intentó evitar que Julia no muriese congelada de frío y la preparó un baño de agua caliente pero como Julia empeoraba fue a pedir ayuda a Iván. La única manera de ayudarla sería destruyendo la cápsula donde estaba Eva Wülf.

En medio de una clase con Elsa y desesperada porque no sabía lo que les había pasado a Iván y a Julia (que habían bajado a los laboratorios de los pasadizos para destruir la cápsula de cristal de Eva Wülf) le dijo a Elsa todo lo que estaba pasando en el Internado y que Cayetano, Nacho y Carolina habían sido asesinados.

Gracias a las palabras de Vicky, la actual directora del Internado supo la verdad y fue consciente de lo que estaba pasando en el colegio. Posteriormente Martín y Lucía avisaron a Elsa de que un virus se había expandido por el colegio y la directora ordenó evacuar el colegio.

Tras la explosión y posterior derrumbe de los pasadizos, Vicky y los demás ayudaron a los adultos en las labores de excavación de los pasadizos para encontrar las medicinas. Vicky estuvo con Lucía y Julia cuando descubrieron que algunas de las medicinas estaban rotas.

Gracias a Max Levov, conocido como el “hombre misterioso”, supo que Roque mató a Carolina, hecho por el que tanto ella como sus compañeros le han dado de lado. Este hombre apareció al principio en un sueño de Marcos y después en uno que tuvo Vicky en el que vio a Carolina por el bosque. Vicky fue tras ella pero Carolina desapareció y en su lugar vio al hombre misterioso que le pidió que le ayudasen, sin articular ninguna palabra. Posteriormente todos le vieron en un nuevo sueño en el que aparecía en el baño rodeado de escombros y Vicky dijo a sus compañeros que quería que le ayudasen.

Intentó averiguar cómo había salido la operación de su padre. Fue al perímetro con Iván y Roque pero el soldado se negó a aceptar sus peticiones. Este soldado era el mismo que le facilitó a Roque una pistola.

Posteriormente, Julia y Vicky intentaron sobornarle con el colgante que le sustrajo a Amelia de su habitación,  pero fueron sorprendidas por el teniente Garrido, quien le dijo al soldado que averiguase gratis como estaba el padre de Vicky y si su mujer había dado a luz.

Amaia se ha unido a su grupo gracias a que salvó la vida a Marcos y le ayudó a buscar a su hermana en los laboratorios, pero Vicky no la soporta.

Piensa que quiere ser la sustituta de Carolina y le recrimina que no la llega a Carolina a la suela de los zapatos.

Posteriormente Amaia se defendió diciéndola a Vicky que ella no tiene la culpa del asesinato de su amiga y le confesó que sentía algo por Marcos, aunque su amor era imposible. Luego Vicky le dijo a Marcos que si no se había dado cuenta de lo que sentía Amaia por él.

Cuando Alicia encontró el portátil de Hugo destrozado, le pidió a Vicky que intentara recuperar algo de información si es que se podía. Gracias a un programa de recuperación de datos, la chica consiguió acceso al portátil de Hugo y descubrió que el profesor de educación física se enviaba e-mails con un tal Karl Fleischer.

Ella e Iván fueron a hablar con Rebeca y con un programa de envejecimiento y una foto del antiguo dirigente nazi descubrieron que Karl Fleischer era en realidad el coronel Araujo, que estaba al mando de la cuarentena del Internado.
El teniente Garrido puso este descubrimiento en conocimiento del coronel Araujo y éste le instó a recuperar ese ordenador. Espió a los chicos y aprovechó que Vicky estaba sola frente al portátil de Hugo para llevársele consigo. Previamente le inyectó algo en el cuello dejándola inconsciente y tendida en el suelo. Así la encontraron después Marcos y Amaia a los que el teniente Garrido dejó encerrados con llave en el cuarto de luces para poder cumplir fácilmente su cometido.

A Vicky le inyectaron un anestésico potente pero consiguió sobrevivir. Lucía y después Julia estuvieron a su lado para ver cómo evolucionaba. Cuando entró el teniente Garrido en la enfermería le dijo a Julia que Elsa la estaba buscando y que era urgente. Julia le dijo a Garrido que no dejase sola a su amiga. Cuando Julia se fue, Garrido intentó asesinar a Vicky para que no le delatase en el hipotético caso de que ésta le hubiera visto. Pero en el momento en el que se disponía a hacerlo Vicky abrió los ojos y acto seguido entraron Julia y Elsa, por lo que Garrido desistió. Vicky le echó una mirada al teniente que parecía haberle descubierto pero después dijo que no se acordaba de nada. Si recordó haber visto en el portátil de Hugo que los de Ottox querían conseguir dinero.

Intentó escaparse del Internado siguiendo el plan ideado por Rubén. Rubén pretendía entregar a Paula a los militares y amenazó a Iván con una pistola para que condujese un coche hasta la valla. Vicky, Julia y Sara no pudieron hacer nada para impedirlo ya que Rubén estaba apuntando a Paula y a Iván con el arma.

Cuando fueron a buscar a Paula se encontraron en el bosque el cuerpo sin vida de Roque, colgado de un árbol. Luego Julia y Vicky se pusieron a investigar lo ocurrido. Vicky le dijo a Julia que Roque se había suicidado porque se sentía culpable, pero Julia no pensaba lo mismo después de descubrir un jirón de camiseta y el teléfono móvil de Roque.

Vicky se encargó de poner en marcha la máquina de radiación lumínica construida por Max (ya que éste había sido asesinado por Amaia) y salvó la vida a su compañero Iván. Esa máquina permitió después curar definitivamente a todos los miembros infectados del colegio, incluida la propia Vicky.

Junto con Marcos, Iván y Julia, y siguiendo el plan de Fermín, prendió fuego al mobiliario del Internado, a las cajas que contenían el virus y a la máquina de radiación construida por Max.

Ayudó a Marcos cuando éste estaba buscando a Paula en los pasadizos. Amaia llevaba a la niña y cuando Marcos la descubrió, Amaia pretendía inyectarla a Paula el contenido de una jeringa. Para que no lo hiciera, Vicky golpeó a Amaia con una pala en la cabeza y salvó la vida a Paula. Amaia, con la que Vicky nunca se llevó demasiado bien, murió al inyectarse ella misma el contenido de la jeringa.

Al igual que los demás logró cruzar la valla y salió del Internado. Parece ser que sentía algo por el soldado Torres, por las miradas y sonrisas que se brindaron en uno al otro.

Valores que encarna su figura:

Sincera, sentimental, cariñosa, sencilla, inteligente, habilidosa, asustadiza, atractiva, sensible, frustrada y racional.

En una frase:

“Un personaje que ha aprendido a ser valiente siendo la más miedosa del grupo y que ha sido crucial en las investigaciones”.

Artículo redactado por Abril 22 con la colaboración de VAF y supermami para Zona el Internado (Prohibida su copia y reproducción).