Información » Reparto » Natalia Millán

Biografía:

Natalia Millán nació en Madrid el 27 de noviembre de 1969. Es una actriz, bailarina y cantante española considerada una de las actrices españolas más polifacéticas con gran experiencia en los principales campos de las artes escénicas. Ya desde muy joven tenía claro que quería ser actriz.

Durante la adolescencia, además del teatro, empieza a estar fascinada por el mundo de los musicales y por la manera de trabajar de los norteamericanos, que cree que son artistas muy completos.

Con 16 años, empezó a estudiar en el Taller de Artes Imaginarias (Escuela TAI), dando lecciones de canto, jazz, actuación y baile clásico. Después de especializarse en el mundo de la actuación, trabajó durante un periodo de tiempo como cantante profesional. Con 18 años ingresó en la Escuela de Ballet Nacional Español, donde estudió con Aurora Pons, Juana Taft y Victoria Eugenia, donde siguió perfeccionando su formación clásica y contemporánea en los años siguientes con maestros de la talla de Carmen Roque (que fue alumna de esta escuela), expresión corporal con Arnold Taraborrelli y Agustín Belús, actuación con Jorge Eines, Antonio Llopis, Luis Olmos y por fin canto en la Escuela de Música creativa y en la Escuela Popular de Música.

Formó parte de grupos de baile contemporáneo y experimental, bajo la dirección de coreógrafos como Carmen Senra y Denise Perdikidis. La mayoría de los papeles que interpretó fueron de teatro, de hecho sus primeros trabajos los consiguió en musicales como “Jesucristo Superstar” (1984) y “My Fair Lady” (1982).

Afianzó su trayectoria en los escenarios españoles con su presencia en la Compañía Teatro de la Danza: “Mata-Hari” (1983), “La Reina del Nilo” (1986), “La pasión de Drácula” (1990), “Hazme de la noche un cuento” (1991) o “Al fin…Solos” (1992). Y en la Compañía Nacional de Teatro Clásico, donde interpretó papeles principales en los espectáculos: “La gran sultana”  (1992) y “Fuente Ovejuna” (1993).

Participó en la película “El Cepo” en 1982, interpretando un personaje con su mismo nombre.

Después en 1986 trabajó en el programa de TVE “El domingo es nuestro”. Fue una de las principales protagonistas de “A mi manera”, junto con Jesús Hermida y participó en el programa “Inocente, Inocente”.

En 1987 colaboró con Luis Eduardo Aute en su trabajo discográfico multidisciplinar “Templo”, cantando la poesía “Tengo Sed” y como corista en canciones como “Idiosincrasia”.

Participó como bailarina y cantante de un grupo en 1996 en la película “Tu nombre envenena mis sueños”, de Pilar Miró. Le resultaba más fácil trabajar en un escenario porque pensaba que las cámaras limitaban su expresividad. Pero cuando le hicieron la propuesta de trabajar en “El Súper – Historias de todos los días” (1996-1999), descubrió una nueva dimensión en la que pudo expresar sus sensaciones de una manera más intensa e íntima.

Trabajar en esa serie le aportó mucha experiencia para su formación como actriz, ya que ‘Julia Ponce’, su personaje, era muy complejo: interpretar este personaje en situaciones muy difíciles era duro por el ritmo de rodaje al que sometían a ella y a los demás actores.

Le propusieron interpretar la sintonía inicial y la sintonía final de la serie, que luego fueron publicadas en un CD que salió a la venta en el verano de 1997. Una de estas dos canciones, “Caras Opuestas”, fue escrita por José Luis Llorens, mientras la otra, “Historias de todos los días” fue compuesta en un principio por Pedro Martínez, pero la letra original, completamente insustancial, no gustó del todo a la intérprete y ésta elaboró otra mucho más coherente que se quedó como sintonía definitiva.

Ese mismo año hizo el cortometraje “El Tiempo perdido” de Norberto López Amado, en el que interpretaba a ‘Natalia’.

A mitad de la tercera temporada de “El Súper”, actuó como protagonista en el espectáculo “La última aventura” (1999), haciendo gira por muchas ciudades de España como Murcia, La Coruña, Bilbao, Valencia y Madrid.

En 2001 actuó en el espectáculo de Arrabal, “El Cementerio de Automóviles”, junto a actores de la talla de Juan Gea, Carmen Belloch y Alberto Delgado, y en “La Música” de Jorge Eines, junto a Jesús Noguero.

Después del gran éxito obtenido gracias a “El Súper”, Natalia fue contratada para la serie de Antena 3 “Policías, en el corazón de la calle” (2000-2001) en la que interpretaba la inspectora ‘Lola Ruiz’, y “Un Paso Adelante” (2002-2003) en la que interpretaba a la profesora de baile clásico ‘Adela Ramos’. Gracias a esta serie de gran éxito, también italianos, franceses y otros ciudadanos de varios países europeos, tuvieron la oportunidad de conocer y admirar sus grandes dotes como actriz, cantante y bailarina. Otras series en las que ha aparecido de forma esporádica han sido: “El comisario” (2000), “Siete vidas” (2001) y “Agente 700” (2001).

En 2002 participó en la película “Salvaje” de Joaquín Llamas.

En 2003 le ofrecen, por primera vez, un papel como protagonista en la película “Nubes de Verano” de Felipe Vega, que se estrenó en las pantallas españolas en abril de 2004, gracias a la cual ganó el Premio Turia como Mejores Actriz Revelación. Ese mismo año también participó en la película “Atraco a las tres…y media” de Raúl Marchand Sánchez.

En 2003, Natalia dejó el papel de “Un Paso Adelante” para volver al teatro y hacer el sueño de su vida realidad: interpretar a ‘Sally Bowles’ del famosísimo musical “Cabaret”, del que fue desde siempre gran admiradora, sobre todo de Liza Minnelli, intérprete de la célebre película homónima ganadora de varios Oscar y dirigida por Bob Fosse en 1973. Por “Cabaret” recibió el premio Telón de Chivas a la mejor intérprete de danza/musical en el Apartado Revelación.

Gracias a este musical, Natalia obtuvo un gran éxito, de hecho su interpretación fue muy apreciada por la crítica y por el público. Mientras estaba ocupada con ese gran proyecto, en 2005 le ofrecieron el papel de ‘Moira’ en “Regreso a Moira” de Mateo Gil, película que formaba parte de la serie “Películas para no dormir”.

Al final de las tres temporadas de “Cabaret” en el Nuevo Teatro Alcalá de Madrid en 2006, Natalia fue contratada para la película “Mi último verano con Marian”, bajo la dirección del valenciano Vicent Monsonís, junto con el italiano Fabio Testi, emitida en agosto de 2007 en la cadena catalana TVC.

En 2006 participó en la obra de teatro: “La Magia de Broadway”.

Desde 2007 y hasta 2010 Natalia interpretó a ‘Elsa Fernández’ en “El Internado”, serie de gran éxito de Antena 3.

A principios de 2008 participó como jurado en el programa de Cuatro “Tienes talento”, versión española del popular programa inglés “Britain’s got talent”.

En mayo del mismo año se estrenó la obra teatral “El Mercader de Venecia”, en la que interpreta a ‘Porcia’, bajo la dirección del irlandés Denis Rafter y junto a actores como Fernando Conde, fundador de la compañía teatral Darek Teatro, y Juan Gea. Recibió el premio de Teatro de Rojas por “El mercader de Venecia” a la mejor interpretación femenina.

En 2008 participó en la película “Sangre de Mayo”, una gran producción española basada en los Episodios Nacionales de Benito Pérez Galdós y dirigida por José Luís Garci, en la que Natalia interpretó a ‘Anastasia’, una rica y sensual marquesa que intenta seducir al protagonista que da vida el joven Quim Gutiérrez.

En 2009 Natalia vuelve al musical. El 7 de octubre la productora de musicales Stage anunció los nombres del trío protagonista de “Chicago” entre los cuales aparece Natalia como ‘Velma Kelly’. Un trabajo muy especial para ella, que decidió dedicarse a la interpretación gracias a Bob Fosse, uno de los padres de este célebre musical. Desde el 27 de noviembre hasta el 18 de julio de 2010 “Chicago” estuvo en el Teatro Coliseum de la Gran Vía madrileña cosechando muchos éxitos.

Aunque terminó una etapa profesional muy bonita para Natalia, la actriz ya tiene otros proyectos: el 30 de septiembre 2010 comenzará la gira de “Cinco horas con Mario”, transposición teatral de la novela de Miguel Delibes dirigida por Josefina Molina. Natalia tomará el relevo de Lola Herrera, la única actriz que interpretó el papel de ‘Carmen Sotillo’ durante treinta años.

Su personaje en la serie:

Elsa Fernández Campos / Elsa von Klauss Campos.

Su vida en la serie:

Elsa fue la directora del Internado. Pasó su infancia en el orfanato Laguna Negra.

Su padre era don Joaquín, el director de aquel orfanato en el que se cometieron gran cantidad de adopciones irregulares y en el que experimentaron con niños/as huérfanos en los pasadizos. Allí conoció a Samuel Espí, aunque ella no supo que era el mismo Héctor de la Vega con quien se reencuentró muchos años después para ayudar a su padre a vender el edificio del orfanato.

Tenía un hermano, Pablo, un ser de aspecto desfigurado conocido por Paula como el “gnomo”. Elsa conoció a su hermano una noche ya que le despertó mientras dormía. Se dirigió a su habitación y le regaló una muñeca. A cambio él le entregó una caja de música. Posteriormente Elsa fue testigo de cómo Pablo mató a su madre, ya que ésta se enfadó con él y le dijo que era un monstruo.

Héctor contrató a Elsa como jefa de estudios para el Internado. Con él mantendrá una bonita relación sentimental.

De hecho Elsa llegó incluso a casarse con él por el juzgado. Pero pronto empezaron los problemas ya que la nueva limpiadora desatará los celos de Elsa debido a sus descuidos fortuitos y porque Héctor parecía sentir algo por ella. Llegó incluso a recriminarle a María el que se entrometiese en su relación.

Elsa asumió el cargo de profesora de historia después de que Héctor le dijese a Alfonso que se tomara unas vacaciones. Alfonso, que estaba investigando la muerte de los cinco vengadores, le advirtió a Héctor que Elsa sabía cosas y que se las preguntase.

Posteriormente fue directora del Internado cuando Héctor se negó a expulsar a cinco alumnos por haberles pillado con pastillas en sus habitaciones.

En el Internado discutió varias veces con Amelia, la profesora de Infantil. Elsa la expulsó cuando supo que había mantenido una relación sentimental con Marcos y estuvo a punto de hacerlo cuando Evelyn casi se cae a un pozo. En este último acontecimiento, Elsa defendió a Amelia ante la madre de Evelyn.

Con quien se llevó mejor fue con Pedro, el profesor de educación física y uno de sus mejores amigos. Posteriormente Pedro se convirtió en su amante cuando la relación con Héctor no pasaba por sus mejores momentos. Y es que Héctor dejó plantada a Elsa en varias citas. Anteriormente Pedro estuvo saliendo con Amelia que rompió definitivamente con él al verle besándose con Elsa en la cocina.

Elsa estuvo embarazada de gemelos. Pedro llegó a cuestionar incluso la paternidad de si los hijos que iba a tener eran suyos o de Héctor.  La propia Elsa le dijo a Héctor que eran suyos.

Gracias a Jacinta y la caja de música (que pertenecía a su hermano y que Jacinta le entregó a Elsa) pudo saber que tenía un hermano. Llegó incluso a conocerle en la cueva donde vivía pero al ver su aspecto físico se desmayó. Elsa quedó inconsciente y Pablo la cogió en brazos para intentar ayudarla. Pero fue descubierto por la policía mientras iba con ella por el bosque y posteriormente fue abatido a tiros. Como consecuencia de la caída, Elsa abortó accidentalmente, hecho que la marcará de por vida ya que no puede quedarse embarazada más veces.

Su relación con Héctor fue de más a menos, hasta que Héctor terminó rompiendo con ella después de descubrir que le era infiel con Pedro. Tras el divorcio, Elsa se intentó suicidar con pastillas pero no consiguió su objetivo. Tras recuperarse volvió de nuevo al Internado encontrándose a Nora como nueva profesora de historia. Le preguntó a su padre que es lo que se traía con Miguel, el nieto de Jacinta.

Comenzó a tontear con Jacques Noiret, el padre adoptivo de Iván y máximo accionista del Internado. Pedro empezó a estar celoso llegando a discutir con Noiret en varias ocasiones. En cuanto vio a Noiret en el bosque con un cadáver se lo dijo a Elsa pero ella no le creyó debido a que Pedro estaba borracho. Más tarde se enteró que Pedro sufrió un accidente de coche y que en su maletero estaba el cuerpo sin vida de Mateo. Horas más tarde le informaron que Pedro se había suicidado dejando escrita una carta en la que se inculpaba del asesinato de Mateo (eso sería lo que le obligaron a escribir o lo que alguien escribió por el). Está claro que Pedro fue asesinado por los miembros de Géminis.

Cuando Elsa dejo la dirección del colegio, fue Noiret el que tomó las riendas del Laguna Negra.

La relación de Noiret con Elsa fue una tapadera y un mero interés por parte de él. En cambio, Elsa se hizo ilusiones y creyó que con Noiret la cosa funcionaría. A pesar de las advertencias de muchos (entre ellos Iván y Héctor), Elsa se esmeró en decir que Noiret era un hombre bueno y que había cambiado para bien.

Su relación se vio fortalecida con la falsa adopción de Samuel (hijo de Sandra Pazos y hermano pequeño de Marcos y Paula). Noiret puso a Samuel en sus brazos para que ella le acogiese porque ese niño era muy importante para el Proyecto Géminis. Así consiguió ganarse su confianza.

Pero la pérdida de Samuel en la laguna (se le arrebató Fermín simulando un ahogamiento para entregárselo después a Sandra Pazos) hará que la relación empeore.

Elsa rompió la relación con Noiret porque la estaba maltratando psicológicamente. Noiret le dio un bofetón y después ella le chantajeó recuperando de nuevo la dirección.  Le dijo a Noiret que si lo denunciaba podría volver a la cárcel puesto que ya tenía antecedentes por maltrato y le hizo firmar la renuncia de la dirección del colegio para retomarla ella después.

Al finalizar el curso, vio a Sandra Pazos (que llevaba a Samuel en sus brazos). Sandra consiguió huir y Elsa puso una denuncia ante la policía por secuestro.

Gracias a Alicia (inspectora de policía) tuvo conocimiento de la desaparición de tres alumnos que estudiaron en el Internado y que trabajaron para Ottox. Elsa le facilitó a Alicia el que pudiera infiltrarse en el Internado para que investigase esas desapariciones sin levantar sospechas. También investigó las desapariciones de don Joaquín y Camilo.

Facilitó el regreso de María al Internado tras consultárselo a Noiret y a Iván y después de saber que Iván era hijo de María.

Pero Elsa permaneció ajena a la realidad del Internado hasta que Vicky le contó en medio de la clase que estaban asesinando gente. También supo las barbaridades que hizo su padre cuando dirigió el orfanato, en parte gracias a Jacinta, con la que al principio no se llevaba demasiado bien.

Uno de los peores momentos de su vida fue cuando Antonio (el guardabosque) le anunció que habían encontrado el cadáver de su padre en el bosque.

Luego supo que el asesino de su padre fue Martín, al que ella contrató como profesor de ciencias y al que había nombrado posteriormente como nuevo jefe de estudios. Pidió a Alicia que le detuviera cuanto antes.

Tras la explosión de los pasadizos y la posterior expansión del virus, ordenó evacuar el colegio y se encargó de dialogar con los militares del perímetro.

Primero lo hizo con el teniente Garrido y después con el coronel Araujo. Su objetivo era proteger la vida de los cuatrocientos niños que residían en el Internado, justo lo contrario de lo que pretendían los militares que los quieren dejar morir a todos. Lanzó mensajes de tranquilidad a los alumnos diciéndoles que sólo eran unos brotes de gripe A.

La llegada de Curro (uno de los infectados procedentes del exterior) supuso un problema para Elsa ya que Curro no quiso entrar en la sala de infectados y se escapó por la puerta de la cocina tras amenazarla con un cuchillo.

Pero como Curro quería irse del Internado a toda costa, se metió en el coche de Elsa cuando ésta se dirigía hacia el perímetro de seguridad para hablar con los militares. Entonces Curro la sorprendió por detrás y la tomó como rehén. El teniente Garrido pudo frenar los planes de Curro, salvando la vida a Elsa y entrando en el Internado sin levantar sospechas para llevar a cabo sus planes como colaborador de Ottox.

Como ambos entraron en contacto con un infectado, Lucía tuvo que hacerles la prueba para descartar que se hubiesen contagiado. Dieron negativo y Elsa le dijo al teniente que la que manda en el Internado es ella y depositó en él todas sus confianzas para que encontrase las medicinas. Para ello le pidió que ayudase en las tareas de excavación en los pasadizos junto con los demás.

Sufrió muchísimo cuando se enteró de la muerte de Amelia y regañó a Paula y Evelyn cuando bajaron a los pasadizos.

Intentó evitar que los infectados saliesen de la sala donde estaban retenidos diciéndoles que los militares iban a traer al Internado una máquina que curaba definitivamente la enfermedad. Curro no dio crédito a sus palabras. Tras escaparse los infectados, ordenó la evacuación de las personas sanas al gimnasio. Junto con Alicia, Marcos e Iván persiguió a Hugo por el bosque pero al final éste consiguió escapar del Internado.

A pesar de no estar infectada, no permaneció junto a la gente sana por lo que acabó infectándose con el virus. Fue entrevistada por dos periodistas que lograron entrar en el perímetro y a los que Hugo asesinó posteriormente. Informó al coronel que Max Levov (más conocido como el hombre misterioso) estaba en el Internado justo antes de que Iván y Julia se lo impidiesen. Y es que Iván y Julia escucharon una conversación entre Hugo y el coronel Araujo llegando a la conclusión de que ambos estaban en el mismo bando. Decidió no entregarles a los militares a Max, pero al final éstos le secuestraron.

Lucía descubrió que llevaba un día sin tomarse la medicación y la dijo que había una posibilidad de sintetizar más medicinas a partir de la sangre de Paula.

Pero Elsa, que es la actual tutora legal de Marcos, Paula y Samuel, decidió comentárselo a Marcos.

Éste se negó y Elsa le prometió a Marcos que nadie le iba a extraer sangre a su hermana. Pero Elsa no tuvo en cuenta su opinión ya que Lucía terminó extrayéndola la sangre a su hermana. Cuando Marcos lo supo se enfadó mucho con ella.

Junto con Jacinta, descubrió que Lucía les había traicionado ya que se encontraron derramada la sangre de Paula por el suelo, la enfermería destrozada y la nota que el coronel Araújo le escribió a Lucía.

Parece ser que el teniente Garrido quiso mantener con Elsa una relación más allá de la amistad. De hecho, se produjo un acercameinto entre ellos y entre tanto elogio terminaron besándose. Posteriormente Elsa se encargó de casar a Fermín y María, ya que era lo más parecido a un cura que tenían en el Internado y les dedicó unas bonitas palabras remarcando que el amor, en los momentos como en el que todos los habitantes del colegio están pasando, es lo más importante.

Cuando estaban buscando a Clara como posible infiltrada y sospechosa del robo de walkie-talkie, Elsa se desmayó en el pasillo y después la llevaron a su cuarto, siendo consciente de que la quedaba poco tiempo de vida.

Anteriormente se despidió del teniente Garrido y después lo hizo de Marcos (al que le entregó el reloj de Héctor), Paula y Samuel gracias a la ayuda de Jacinta. Se despidió de Jacinta diciéndola que siente no haberse dado cuenta antes de todo y esta le responde que las hijas no tienen la culpa de lo que hacen los padres. Elsa le pide que la entierren junto a su hermano y le dice que ojala todo hubiese sido diferente entre ellas dos. Elsa murió tras la entrada del búho en la habitación y Jacinta empezó a llorar desconsoladamente.

Paradójicamente Elsa murió por culpa de cosas que había hecho su padre.

Después cubrieron su cuerpo con una sábana y su muerte se les ocultó a los alumnos/as para que no desatase el pánico en el colegio. Héctor preguntó a Jacinta por Elsa cuando consiguieron salir todos del Internado.

Valores que encarna su figura:

Frágil, sencilla, elegante, sentimental, responsable, educada, audaz, cariñosa, atractiva, valiente, celosa, inadvertida, maternal, preservadora, amargada, inteligente y sensible.

En una frase:

“Un personaje completamente ajeno a la realidad pero con inquietudes y preocupaciones por los demás”.

Artículo redactado por VAF y Abril 22 con la colaboración de supermami para Zona el Internado (Prohibida su copia y reproducción).