Zona El Internado

Iván Noiret y Marcos Novoa: ¿Quién ha sufrido más?


Dos chicos. Dos valientes. Dos guerreros. Son dos caras distintas, pero de la misma moneda.

Iván y Marcos

Iván y Marcos han pasado los mejores y peores momentos de sus vidas entre las paredes del Internado Laguna Negra.

Al principio estos dos chicos parecían polos opuestos: Por un lado, Iván, siempre fue un chico borde, chulo y que temía mostrar sus sentimientos. En el otro extremo, tenemos a Marcos, un chico amable, cariñoso con la gente a la que quiere y de buenos sentimientos.

Pero a lo largo de siete temporadas, hemos descubierto que estos chicos tienen mucho en común. Ambos son guapos, carismáticos y a veces románticos. Pero también es cierto que estos dos chicos han sufrido mucho a lo largo de esta historia.

Iván sufrió mucho con la muerte de su “supuesta” madre. Él no se sintió jamás querido por su padre, Jacques Noiret, que era un maltratador y educó a Iván siempre con mano dura.

Sin embargo, Marcos también ha sufrido desde el principio, cuando creía que sus padres habían muerto en ese misterioso accidente de barco, y al tener que hacerse cargo de su hermana pequeña, cosa que hasta ahora no ha sido nada fácil.

Ambos han tenido problemas amorosos; Al principio, Iván era novio de Carol, quien termino rompiendo con él para entregarle su corazón a Marcos. Poco a poco Iván supo abrir su corazón de nuevo, y dejó entrar a Julia en él. La chica de la que actualmente está enamorado. Pero su relación no ha sido del todo armoniosa. Han tenido sus diferencias y poco a poco han sabido superarlas y seguir con su amor.

Iván y Marcos

Pero en estos momentos debemos reconocer que no pasan por su mejor etapa. Las frecuentes peleas y las borderías de Iván lastiman a Julia y la alejan lentamente. Podríamos llegar a presenciar una separación definitiva entre una de las parejas más queridas de la serie, pero él le dice estas cosas solo con una idea en mente: Alejarla y que no sufra por su culpa.

Iván no quiere darse cuenta de que Julia podría ayudarlo mucho, y prefiere pasarlo mal él solo a que ella se ponga mal por él. Ya que como bien dicen, algunas veces, la mentira es la mejor manera de evitar el sufrimiento.

En la otra cara de la moneda, tenemos a Marcos, el chico que flechó el corazón de Carol tan pronto bajó del coche que lo llevaba al internado. Sin embargo, no ha tenido el camino fácil para estar con ella. Marcos se sentía culpable de estar enamorado de la novia del que sería su mejor amigo, Iván.

Pensaba que sería una enorme traición estar con ella, por eso decidió fijar sus ojos en otra persona: Amelia.

Poco a poco, Marcos se fue fijando en la profesora de su hermana y se sintió atraído hacia ella. Podría decirse que sentía amor, o al menos eso creía él. Pero al principio, Amelia solo estaba con él para sacarle información sobre lo que investigaban de Ottox y robar las pruebas que tenían. Marcos fue usado, pero Amelia también comenzó a sentir cariño y amor hacia el joven.

Iván y Marcos

Después de enterarse de que Amelia solo lo usó, y cuando al fin se dio cuenta de que a quien realmente amaba era a Carol, las cosas no marcharon bien.

En un terrible asesinato/accidente (según como la gente quiera verlo), Carol terminó muriendo en brazos de su chico, y esa es una imagen que Marcos llevará siempre en la memoria y jamás podrá superar.

Iván descubrió a sus verdaderos padres, Tony y María, y aunque Tony murió por defender a su familia, María sigue al pie del cañón con su hijo, al que quiere por encima de todas las cosas. Iván consiguió el amor maternal que siempre le falto y defiende a su madre de todos los peligros que corra.

Pero Iván siempre sufría al lado de Jacques Noiret, quien lo mantuvo 5 temporadas engañado sobre el paradero de su verdadera madre. Tampoco debe ser fácil enviar a la mujer que te dio la vida al psiquiátrico, tal y como hizo Iván sin pensarlo dos veces, y aunque después se arrepintió, fue un golpe muy duro.

Marcos descubrió que sus padres no estaban muertos, pero tras una terrible circunstancia, su padre murió por defender a su madre, que actualmente se encuentra secuestrada y en paradero desconocido por Camilo. Mientras, él tiene que cuidar a su hermana y a Samuel, el pequeño que nació bajo la inseminación realizada a Irene Espí. Este chico no ha podido reencontrarse con su madre, pero no se da por vencido y está decidido a dar todo por ella.

El abuelo de Marcos, Ritter Wulf, un nazi mejor conocido entre sus amistades como “El carnicero de Bełżec”, siempre hizo cosas terribles que afectaban a Marcos de una forma u otra. El líder de los experimentos solo tenía en mente salvar a su hija Eva, sin importar quien tuviera que morir en el intento. Y es que literalmente, este hombre fue el mayor causante de las desgracias que le ocurrieron a Marcos.

Sin embargo, Iván también tiene relaciones familiares con los nazis. El suegro de Noiret y padre de Valentina, el Señor León, quien trabajaba con Ottox, podría ser uno de los 8 nazis que se reunían en la ermita. El hombre al que Iván siempre vio como su “abuelo” aún podría dar mucho juego y aparecer en la trama.

Actualmente, los chicos están sufriendo más que nunca, Iván está sufriendo por la enfermedad que tiene actualmente, el Alzheimer. Al ser un chico valiente, no quiere que las personas que lo rodean sufran por él, por eso aleja a todos de su vida.

Marcos al fin se ha enterado de que su “amigo” Roque fue quien asesino a Carolina, y no quiere dejar las cosas así, necesita una venganza. También este chico busca rescatar a su madre de Camilo, poder ser felices como familia y dejar de sufrir de una vez.

Todo esto sin contar que ambos chicos están infectados con uno de los virus de Ottox, y sus vidas dependen de una medicación especial. Tratando de sobrellevar esto con una cuarentena impuesta por los militares. Asistiendo a clases y ayudando en las excavaciones para encontrar las medicinas que necesitan.

Los dos han sufrido mucho en sus vidas y esperamos que tengan un final feliz.

El final feliz de Iván sería al lado de Julia, teniendo una cura definitiva al virus de Ottox, y por lo tanto, dando fin a su enfermedad. Con su madre a su lado para cuidarlo y darle por fin el amor maternal y la familia que jamás pudo tener.

El final perfecto para Marcos sería reencontrándose con su madre y su tío, Samuel Espí, alias, Héctor de la Vega. Formando con ellos y con sus hermanos una familia. Y quien sabe, podría llegar a encontrar en Amaia a una chica con quien compartir su vida.

En el internado, nada está escrito. Ambos personajes podrían salvarse, pero tenemos que estar conscientes de que ambos personajes pueden morir en su desesperado intento de sobrevivir.

Y en tu opinión, ¿Quién crees que ha sufrido más?

Artículo redactado por Rossanalainternada para Zona El Internado. Prohibida su copia y reproducción.