Zona El Internado

Jonás Berami rueda su primera película a las órdenes de Emilio Aragón


Vino de su Fuengirola natal hace cerca de un año y medio para cumplir su sueño de ser actor. Sabía la dificultad de cumplirlo ya que comenzó en esto muy tarde. Ahora, a punto de cumplir veintiséis años, Jonás Beramí (apellido en el que ha mezclado el de su padre y el de su madre, en honor a los dos) tras debutar como actor en una de las series de mayor éxito en la pequeña pantalla, “El Internado”, rueda su primera película bajo las órdenes de Emilio Aragón.

– ¿Cómo te recibió el equipo de “El internado” en tu debut?

– Increíblemente bien, son una piña. Soy muy mitómano, antes de entrar a formar parte del equipo de la serie los había visto por la tele y cuando los conocí no me decepcionaron, son muy humildes.

– Ahora tienes nuevos amigos.

– Exacto. Yo llegué de Málaga hace poco más de un año y ahora he hecho un grupo de amigos (ríe). Estaba un poquito raro desde que llegué de mi tierra y ahora tengo trabajo, amigos, novia,…

– Jonás, tienes 25 años y viniste hace sólo un año a probar suerte en la interpretación. ¿Por qué comenzaste tan tarde en esto?

– Siempre me gustó, pero he estado muchos años buscándome la vida en Fuengirola. Sé inglés y he trabajo mucho tiempo como recepcionista de hoteles. Un día pensé que quería llevar a cabo mi sueño de ser actor, aunque sabía que era muy difícil. Me matriculé en la Escuela de Arte dramático de Málaga. Cuando ahorré un poquito decidí venirme para Madrid… A la aventura. Y parece que no me ha ido mal.

– Es lo primero que haces como actor. Ha sido llegar de tu tierra y besar el santo, como se suele decir.

– Sí (ríe). Esto es muy grande. Todavía estoy en la nube.

– Te ha cambiado mucho la vida.

– No, yo sé de dónde vengo, sigo siendo el mismo.

– Bueno, ¿qué tal con Elena Furiase, de la que eras novio en la ficción?

– A Elena la amo. Directamente. Fue la persona que tuve más confianza desde el principio. Me dio los mejores consejos. Empecé súper nerviosísimo y ella me ayudó esos primeros días. Tengo una relación con ella estupendísima.

– ¿Te sorprendió que fuera así, porque ella ya es toda una estrella viniendo de la familia que viene…?

– No, a ella me la esperaba así. Su familia es andaluza y sabía que íbamos a conectar muy rápido. La adoro.

– Y en la vida real, Jonás, ¿te gustaría enamorarte de una chica como Elena Furiase?

– Por supuestísimo. Pero yo ya estoy enamorado. Es actriz también. (Sonríe) Pronto será famosa… Es súper guapa.

– Jonás, ¿tu gente cómo está llevando todo esto?

– Están alucinando. Más que yo. Mi familia es súper humilde, así que ver a tu hijo en la tele… Yo no vengo de familia de actores.

– ¿Tienes hermanos?

– Sí. Tengo un hermano pequeño que es el mejor del mundo.

– ¿Y él también quiere ser actor?

– No. Él es bailarín. Es menor de edad pero quiere ir a “Fama” como sea (risas).

– Pronto te veremos en la gran pantalla…

– Sí. Tengo un papelito en la primera película como director de Emilio Aragón, Pájaros de papel. Va a ser un peliculón increíble.

– A parte de la interpretación, ¿qué otras cosas le gustan a Jonás Beramí?

– Me gusta mucho el fútbol y la música.

– Y para los que ahora mismo no te conozcan… ¿Cómo te definirías?

– Como un chico simpático. Me gusta estar bien con todo el mundo. Pero soy muy desordenado y muy tranquilo. Aunque a la hora del trabajo no soy nada tranquilo.

Fuente