Zona El Internado

Los papeles de Blanca Suárez


Conocida por la serie ‘El Internado’, acaba de recibir en el Festival de San Sebastián el Premio Talento Revelación L’Óreal Paris. Para celebrarlo, interpreta las escenas de su vida con tres ‘looks’ que marcarán tendencia este otoño.


Alfombra Roja

Estrenos, festivales de cine… De vez en cuando, Blanca Suárez tiene que intepretar el papel de celebrity. Sobre todo, cuando se trata de recoger un galardón como el que le acaba de otorgar L’Óreal Paris. Para recrear su faceta de famosa, la maquilladora y peluquera Natalia Belda ha elaborado en el cabello de la actriz un cardado con mucho volumen, tipo años  40. En los ojos, lápiz y máscara de pestaña negros. La tez se ha cubierto con un maquillaje compacto y, sobre él, un toque de iluminador.

Con 21 años recién cumplidos, Blanca Suárez es una de las jóvenes promesas del cine español. En estos momentos está rodando la quinta temporada de la serie de televisión El internado. La cinta de miedo Eskalofrío, de Isidro Ortiz, fue su primera película; también ha rodado Fuga de cerebros, El cónsul de Sodoma, Wikipeli y Carne de Neón. Amante de los piercings, vive con sus padres y sale con un joven actor del que prefiere no dar detalles. Discreta, educada y muy seria, interpretó dos looks para YO DONA, uno el de su papel en El Internado, y otro aplicable al género de terror. También se vistió de largo en el homenaje al Premio Talento Revelación L’Óreal Paris que acaba de recibir en el Festival de Cine de San Sebastián.

¿Qué es lo que más te ha llamado la atención del festival?

Las personas congregadas a la puerta del hotel Moría Cristina. Había verdaderos mitómanos pidiendo autógrafos a todos los que pasábamos. También el gran montaje, los mil detalles, la alfombra roja, la suite de L’Óreal Paris para maquillar y peinar a los actores, lo bonito que es San Sebastián y el ambiente cinematográfico de esos días… Además, he podido ver una película maravillosa, El secreto de sus ojos, con Ricardo Darín. ¡Es redonda!

¿Cómo has acabado en el cine, si nadie de tu familia se dedica a esta profesión?

A los siete años me apunté a teatro en el colegio. Después seguí en una escuela independiente con clases de voz, expresión corporal y movimientos escénicos. Allí, Pep Armengol (director de casting) me hizo una prueba y me eligió para el rodaje de Eskalofrío. Después me ayudó a buscar representante, y luego ya vino todo rodado.

¿Tu madre te acompaña en los rodajes?

En los primeros sí, cuando tenía 17 años, pero ya no. Aunque prefiero que venga de vez en cuando, y que lo haga mi padre también. Ellos no opinan si yo no se lo pido, porque no pertenecen a este mundo, pero me gusta que me aconsejen.

Además de tus clases de interpretación,¿estudias alguna carrera?

Empecé Comunicación Adiovisual, pero ahora no puedo seguir, los rodajes me ocupan todo el día. De cualquier modo, quiero terminar mi carrera, aunque sea a distancia, sé que es importante para el futuro…

¿Hasta dónde quieres llegar en el mundo del cine?¿Te has fijado alguna meta?

No pienso en el futuro. La fama me ha venido de repente y sin buscarla, por eso no quiero hacer planes a largo plazo. Hoy en día pretendo probar de todo. ¿Hollywood? Por qué no… No me he puesto metas. Lo que intento es trabajar al máximo; sólo he rechazado un par de cortos por cuestión de tiempo. De momento, me gusta lo que me han ofrecido.

¿Qué tal con los idiomas?

Tengo previsto mejorat mi inglés porque, aunque me desenvuelvo bastante bien, rodar en un idioma extranjero es otra cosa. Tengo claro que, si tuviese un hijo, lo matricularía en un cole bilingüe; me parece tan importante hablar idiomas… También chapurreo el francés; tengo familia en Francia.

¿Qué destacarías de tu carácter?

El ser positiva y tener buen humor para afrontar el día a día. Y la paciencia.

¿Tu punto débil?

Soy muy perezosa, y lucho conmigo misma para levantarme pronto, desayunar tranquilamente y estudiar. Lo que nunca me da pereza es desmaquillarme a conciencia, ¡aunque llegue de fiesta a las seis de la mañana!

¿Practicas algún deporte para mantenerte en forma?

Durante muchos años competí en patinaje artístico; me encantaba. Ahora ya no puedo, pero intento acudir al gimnasio dos días a la semana. Lo que no me pierdo es ir, una o dos semanas al año, a los Alpes, para esquiar con mis padres y mi hermano. Lo hacemos desde que tenía cuatro años, y no quiero perder esa costumbre. Son unos días inolvidables donde desconecto de todo y estoy con mi familia. Después voy también algún fin de semana a esquiar con amigos, pero a sitios más cercanos.

¿Cuáles son tus trucos de belleza?

Desmaquillarme muy bien (con la leche Derma Génesis de L’Óreal Paris) y a continuación aplicarme una buena hidratante. Por las mañanas también me pongo un serum que tense la piel y, en verano, protección solar (soy superblanca). En la serie me pasan la plancha y el secador de pelo varias veces todos los días; el cabello se estropea un montón, así que intento cuidarlo. Y en breve tengo previsto hacerme un blanqueamiento dental.

¿Eres una chica presumida?

Mucho, pero no de las que se están retocando todo el rato. Soy maniática con el cabello: no me gusta ir a la pelu, a quien me atiende no le quito el ojo de encima para que no corte ni un centímetro de más. Quiero estar perfecta, pero reconozco que cada vez me maquillo menos a diario porque en la serie ya lo hacen bastante. Además, empecé a pintarme muy jovencita: cuando tenía 14 años no podía estar con la cara lavada. Ahora es distinto, las inseguridades se pasan.

¿Te gusta la moda, sigues las tendencias?

Me encanta la ropa y suelo pasar por las tiendas cada temporada, además de leer las revistas para ver lo que se lleva, pero sin llegar a ser una fashion victim. Tengo que confesar que me vuelven loca los zapatos altísimos, porque durante los rodajes no puedo vestirme con nada que no sea el uniforme. En mi armario también guardo montones de camisetas y vaqueros.

¿Haces dieta?

De momento no, aunque sé que debo empezar a cuidar mi alimentación porque en los rodajes los caterings son siempre iguales. En cuanto al peso, todas las personas de mi familia son delgadas, nunca he tenido problemas con la báscula.

¿Qué es lo que más te gusta y lo que menos de tu profesión?

Lo que más, poder interpretar distintos personajes, viajar y conocer a gente nueva. Lo que menos, los horarios interminables y los madrugones, soy trasnochadora y a diario me levanto a las seis para estar a las siete en el set de peluquería y empezar a rodar a las ocho. También he dejado de tener esa libertad de poder pasear tranquilamente por la calle, pero no me quejo en absoluto.

¿Eres ambiciosa?

No demasiado, lo justo para tener objetivos, pero sin obsesionarme porque alguien me quite un trabajo. Quiero vivir tranquila.

¿Cómo ves el cine español?

Fastidiado. Tengo amigos guionistas que intentan salir adelante con su trabajo, pero nadie les apoya. Hay buenas ideas, pero las productoras no quieren arriesgar e invierten en los de siempte. En injusto.

¿Cómo preparas tus papeles?

Dedicando mucho tiempo y paciencia. Leo cada escena varias veces y hago esquemas. Sólo teniéndolo muy claro se puede improvisar.

¿Quiénes son tus ídolos?

No soy mitómana. Sólo pierdo la cabeza con Iván Ferreiro, mi cantante favorito, y con la actriz Natalie Portman: si la viera, me quedaría paralizada.

¿Has hecho nuevas amistades en el cine?

Sí, tengo unas pocas de verdad y muchos conocidos. Mis grandes amigas son Ana de Armas y Elena Furiase (también actrices de El internado); las tres nos llevamos fenomenal.

Película de terror

La carrera de Blanca como actriz comenzó con Eskalofrío, un largometraje de miedo. En esta imagen, la intérprete recrea una escena de pánico con la ayuda de maquillaje profundo, con tonos oscuros en los párpados. Natalia Belda ha trabajado su larga melena, para crear ondas y aportar un volumen despeinado.

Serie juvenil

Evocando las escenas de El Internado (donde interpreta el personaje de Julia), Blanca se muestra inocente con un semirrecogido que deja al descubierto un rostro ligeramente maquillado y con un poco de brillo rosa en los labios. Natalia Belda ha ondulado su cabello de forma suave, dando un poco de volumen en la coronilla y dejando las sienes despejadas. El toque final lo ponen los mechones sueltos a ambos lados.

Revista Yo Dona | Facilitado por Abril 22 | Transcrito por Fan.De.El.Internado