Zona El Internado

Mal rollo en la sexta temporada de El Internado


Nueva temporada y nuevas caras. Nani Jiménez y José Ángel Trigo se incorporan al reparto dispuestos a darle vidilla a la trama. Interpretarán a dos alumnos muy distintos, pero con algo en común: su gran inteligencia. Amaia es una chica humilde y timidilla que llegará con muchas ganas de aprender y de hacer amigos.

Rubén sin embargo, es todo lo contrario a ella: “es muy chulo, rebelde y le encanta dar la nota. Es como Iván, pero en superdotado.”, nos chiva José Ángel. Además de ser todo un cerebrito, el chaval está de muy buen ver y triunfa con las chicas. Su objetivo para el nuevo curso: Julia. ¡Imaginaos la que se puede liar cuando su novio se entere de sus intenciones!

Ni contigo ni sin ti

El misterio es el gran protagonista de la serie pero, como siempre, también habrá lugar para el amor. “Seguirá habiendo bastante mal rollo entre Marcos y Carol. El amor está ahí, pero habrá un tira y afloja constante”. Cuenta Martín. “Carol no se tomará nada bien lo del embarazo de Amelia”. Añade Ana.

¿Y qué pasará con la parejita más rebelde de El Internado?

Blanca nos lo aclara: “vais a ver bastantes peleas, aunque la chispa que tienen Iván y Julia sigue ahí”. Después de la muerte de Nacho, Vicky no tendrá ganas de volver a enamorarse pero, según Elena: “si Iván se le pusiera un poco tonto, ella no le diría que no”.

Buscando un culpable

Después de llevar tanto tiempo separados, los chicos tendrán una vuelta al cole muy movidita: “habrá mucha desconfianza entre nosotros”, adelanta Blanca. Gracias a unos ‘flashbacks’, descubriremos qué tal les ha ido el verano sabiendo que entre ellos hay un topo que se está yendo de la lengua. “No sólo se está cargando la investigación, sino que, encima, pone sus vidas en peligro”, nos cuenta Ana. En los primeros episodios nos enteraremos por fin de quién se trata…

¡En peligro!

En el último capítulo de la quinta temporada, descubrimos que el malote del Laguna Negra tenía el virus que acabó con Nacho, el novio de Vicky. Al principio intentará ocultar su enfermedad, pero llegará un punto en el que le será imposible. Julia hará todo lo posible para ayudar a su chico pero, como nos chiva Yon: “Iván querrá comerse el marrón él solito”. Noiret, por su parte, seguirá haciéndole la vida imposible a su hijo. “Vais a ver muchos palos”, añade el actor. Menos mal que, por lo menos, con María enterrará el hacha de guerra y se convertirá en su mayor apoyo.

Revista Star2 | Transcrito por Fan.De.El.Internado