Zona El Internado

Marta Hazas: “Actuar es jugar, divertirse”


Ha participado en varias series de televisión, pero ha sido “El Internado” la que le ha dado a esta joven actriz santanderina mayor popularidad. Hoy sube a las tablas para encarnar a Porcia, uno de los más exigentes personajes de Shakespeare.

Marta Hazas es Porcia

El pasado fin de semana, Marta Hazas cambió su descanso por el rodaje de un corto. Hoy se sube al escenario del teatro Alcázar de Madrid, para encarnar a Porcia en “El mercader de Venecia” y en unos días comenzará a rodar la nueva temporada –que parece que será la última- de “El Internado”. Entre pruebas de vestuario y ensayos, ha participado también en los trabajos previos al rodaje de otra serie, “Impares”, donde también interviene.

Y es que esta actriz santanderina de mirada blanca y especiada quiere probar ahora todos los platos posibles de una profesión a la que llegó, dice, para divertirse. “Quiero aprovechar para poder hacer ahora lo que pueda, siempre que me motive. En inglés y en francés se utiliza la misma palabra, play y jouer, para definir juego y actuación. Y así me tomo este trabajo, como un juego muy serio en el que, en definitiva, los actores tratamos de comunicarnos con el público.”

A esta producción de “El mercader de Venecia” se ha subido en marcha, ya que el montaje, producido y protagonizado por Fernando Conde (uno de los vértices de Martes y Trece), lleva ya cerca de dos años de gira por España.

Marta Hazas interpreta a Porcia, y sustituye en el papel a Natalia Millán. “Es un pedazo de actriz, somos muy diferentes y cada una le aporta su propia personalidad”.

Está Marta mordiendo a Porcia con la voracidad de un lobo; lleva solo tres representaciones en la mochila y sigue buscando el tronco de un personaje al que define como “una mujer muy contemporánea, pegada a la tierra, a la que le toca tomar las riendas de su vida”. Se relame pensando en el texto de Shakespeare: “Está tan bien escrito… Da gusto poder defender un personaje con estas palabras, en una obra que habla además de la esencia del ser humano, de las cosas que nos pasan a nosotros ahora y con las que el público se siente identificado”.

Shakespeare

No se subía Marta a un escenario desde hace mas de tres años; lo hizo bajo las ordenes de Ángel Llácer en una comedia, “Ya van treinta”, de la que guarda un grato recuerdo. “Aquello era muy diferente, porque era una obra contemporánea y muy dada a la improvisación y al juego; Shakespeare exige un registro totalmente distinto, pero es igual de divertido hacerlo. Al menos, así me lo tomo yo”.

“El teatro es mágico -añade Marta- porque ningún día es igual al otro, porque tú tampoco lo eres. Las alegrías, los disgustillos, las decepciones… Todo eso lo transmites de alguna manera a tus personajes y por eso cada función es diferente; por eso y porque el público y tus compañeros también cambian día tras día”.

No es, sin embargo, Marta Hazas una actriz “intensa”. “Esto es un trabajo… Maravilloso y que me llena, pero un trabajo. No soy de las que se lleva el personaje a casa. Lógicamente cuando estás trabajando en uno, te fijas y piensas a menudo con su punto de vista, pero nada más”.

Periódico ABC | Transcrito por rossanalainternada para Zona El Internado