Zona El Internado

Martín Rivas “No ligo y tengo novia. ¿Habré perdido el tiempo?


En las premiers de `El internado´ concita pasiones. Martín Rivas es un joven actor Gallego que se ha convertido en ídolo gracias la televisión.

Llegó a la interpretación por casualidad . Acompañó a su hermana a un casting en Galicia y le cogieron a él. Tenía doce años cuando grabó Mareas vivas en su tierra natal. Ha combinado sus estudios con el trabajo y su primera incursión en la televisión nacional fue con SMS, una serie de corte juvenil en la que coincidió con Amaia Salamanca, Mario Casas y María Castro, entre otros actores. En El internado (Antena 3 ofrece la quinta temporada a partir del 12 de mayo) da vida a Marcos, un joven que ha perdido a sus padres en un accidente de mar. Detrás de esta tragedia se esconde un misterio porque los cuerpos no han aparecido.

Se ha convertido en uno de los chicos de moda
¿Tú crees?No lo sé, no veo por qué voy a estar de moda.

Quizá porque es un chico mono, joven y sale en televisión.
Ya, pero eso no significa nada, hay tantos por ahí… Soy uno más, y sólo quiero dedicarme al teatro, al cine y a la televisión. No me va nada esa imagen de ser guapo.

Dígaselo a su club de fans.
Me voy a poner rojo. No son esas mis intenciones.

Hace dos años fue elegido como el tercer actor más sexy, por detrás de Miguel Ángel Silvestre y Hugo Silva.
Ya, pero ¿eso tiene rigor científico? No me digas que eso es un mérito en mi carrera de actor.

Puede ser un valor añadido. ¿No liga más desde que sale en la tele?
Que yo sepa no. Tengo novia y antes no me he dedicado a ligar. ¿Habré perdido el tiempo? En cufin, hablemos de trabajo.

Es usted actor por casualidad, ¿no?
Sí, mi hermana y mi madre me dijeron a ver si las acompañaba a un casting o si me iba a quedar tirado en el sofá viendo la tele. Me levanté, fui con ellas y me cogieron a mí, no a mi hermana.

¡Qué faena!
Ya, pero luego ella también ha trabajado.

De pequeño quería ser director de cine, ¿no?
Sí, pero también es bueno para ser director haber sido antes actor, es un buen aprendizaje.

Estar en una serie de éxito es como llegar y besar el santo, ¿no?
Ja, ja, ja… No debe ser para tanto. Hoy tienes éxito, pero mañana no sabes lo que puede pasar. Lo de estar en una serie de éxito es, en el fondo, una suerte. La serie es buena y se merece tener mucho éxito, y la suerte está en que hice un casting yme eligieron amí en vez de a otro para el papel.

¿Se sube el éxito a la cabeza?
Espero que no ocurra. Esta serie tiene éxito, pero vamos a ver cómo se presenta la temporada que estamos rodando, porque ya he grabado una serie en la que sólo se han emitido tres capítulos de los veintiséis que hicimos.

¿Cómo se trabaja con actores de trayectoria tan sólida como Luis Merlo o Amparo Baró?
Además de ser gente muy agradable, es muy fácil trabajar con ellos. Para que una secuencia salga bien, tu compañero tiene que estar bien, es decir, esto es un partido de tenis, tú le pasas la pelota y el otro te la devuelve a ti. Si el otro la saca del estadio o la deja en la red la secuencia no va a salir bien. Hay que trabajar para el otro actor. Lo más destacable de los actores que citas es lo tremendamente generosos que son a la hora de trabajar. La gente, cuanto mejor es, también lo es humildad.

Describa su personaje
Marcos es un adolescente que ha vivido un trauma muy grande. En verano sus padres se marchan de vacaciones y su barco naufraga, pero sus cuerpos no aparecen. Tres meses después se les da por muertos, a pesar de no haber una prueba material. Marcos se queda al cuidado de su hermana pequeña, que tiene seis años. El mundo entero se le viene encima y, por si fuera poco, se ve en la necesidad de empezar de cero. Marcos juega el rol del bueno dentro del grupo de adolescentes.

Es una persona sensata, educada y coherente. En cine tampoco se puede quejar, Los girasoles ciegos fue una película que dio mucho que hablar. No me quejo en nada de lo que hago. Hay cosas que tienen más repercusión que otras, pero en el fondo me va bastante bien con los trabajos que me salen. Me gusta mi vida, suena el despertador y me levanto con ganas de trabajar, de ir al plató y de verme rodeado de mis compañeros. Una suerte.

Fuente