Zona El Internado

Natalia Millán será Velma Kelly en el musical “Chicago”


Stage Entertainment, en su 10º aniversario en España,  presenta por primera vez en nuestro país y por  temporada limitada, el musical que desde hace 13 años es un referente en Broadway y en el West End londinense.

La Gran Vía de Madrid retrocederá en el tiempo hasta los famosos años 20. Unos años en lo que todo, o casi todo estaba prohibido. Pasión, asesinatos, ambición, baile y mucho jazz son los ingredientes que componen este libreto.

Interpretada en sus papeles principales por Natalia Millán, como Velma Kelly, una cantante de cabaret, Marcela Paoli, como Roxie Hart, un ama de casa que acaba en prisión por un crimen pasional y Manuel Bandera, como el abogado sensacionalista Billy Flynn.

Grandes nombres del cine y la televisión como Melanie Griffith, Brooke Shields, Patrick Swayze o Ute Lemper, se han rendido a este libreto protagonizando alguno de sus personajes más emblemáticos ya sea en Londres o en Nueva York.

Escrito por Fred Ebb y Bob Fosse, con música de John Kander y letras del propio Fred Ebb; ha contado con más de 17 millones de espectadores en todo el mundo,

El musical se estrenará en el Teatro Coliseum de la Gran Vía madrileña el 27 de noviembre de 2009.

Horarios

Martes, miércoles y jueves a las 20:30
Viernes a las 18:00 y 22:00
Sábado a las 18:00 y 22:00
Domingo a las 19:00

Chicago

Ambientada en medio de la extravagante decadencia de los años 20, CHICAGO cuenta la historia de Roxie Hart, ama de casa y bailarina de un club nocturno, que asesina con malicia a su amante cuando él amenaza con abandonarla.

Desesperada por evitar la condena, Roxie engaña al público, a los medios de comunicación y a su compañera de celda y rival, Velma Kelly; y contrata al abogado más habilidoso de la ciudad de Chicago, Billy Flynn. Este famoso abogado convertirá su premeditado crimen en una cortina de humo de titulares sensacionalistas del estilo de los que se pueden leer hoy en las revistas y periódicos de escándalos.

El éxito musical CHICAGO, una verdadera institución neoyorquina, tiene todo lo que hace grande a Broadway: una historia universal de fama, fortuna y todo el jazz; una espectacular canción tras otra, y los números de danza más asombrosos jamás vistos.

CHICAGO que actualmente se interpreta en el Teatro Ambassador de Broadway está escrita por Fred Ebb y Bob Fosse, con música de John Kander y letras de Fred Ebb. Ha ganado seis premios Tony incluyendo al mejor reestreno de musical y un Grammy a la mejor grabación de musical con reparto original y dos premios Oliver.

CHICAGO se ha convertido en un fenómeno teatral en el mundo. La producción de Londres de CHICAGO ha batido el récord de ser como el musical americano con más tiempo en cartel en la historia del West End: 11 años y continúa.

No es de sorprender que CHICAGO haya asombrado al público de todo el mundo. En marzo de este año, CHICAGO ha empezado con una nueva gira por 11 ciudades del Reino Unido, así como una ampliación de la gira por Australia.

También este año, se está trabajando en el regreso internacional de CHICAGO a países como Corea, Japón y Holanda, así como en la primera producción en España.

Tanto si estabas esperando para ver el primer musical de Broadway, o como si ya has visto la oscarizada película y deseas vivir el espectáculo en directo en el escenario, o ya lo has visto pero quieres volver a capturar su magia, CHICAGO siempre cumple con lo que promete.

La historia de Chicago

La trama de CHICAGO está basada en hechos reales que escandalizaron a todo Illinois en 1924. El 11 de Marzo de 1924, el Chicago Tribune publicó un artículo de la periodista Maurine Dallas Watkins sobre la historia de Velma Gaertner, una cantante de cabaret, acusada de matar a su marido.

A la joven reportera le pareció divertida la abierta franqueza y las coloridas observaciones de Gaertner y los lectores respondieron al humor ácido contenido en sus artículos. Su siguiente noticia, acerca de otra mujer casada que había matado a su amante, salió publicada en la primera plana del Chicago Tribune el 3 de Abril de 1924 bajo el titular “Mujer toca aires de jazz mientras su víctima muere.”

Esta vez, Beaulah Annan había matado a su novio y después había llamado a su marido para contárselo mientras se escuchaba de fondo el popular tema de fox-trot “Hula Lou”. Watkins mantuvo entretenidos a sus lectores durante varias semanas con los relatos de Beaulah.

Mientras, la acusada contrataba a un prominente abogado y anunciaba su embarazo. El Chicago Tribune logró convertir a Beaulah Annan en una celebridad y el jurado la declaró inocente. En 1926 Maurine Watkins decidió que toda esa historia tan absurda era ideal para una obra teatral, por lo que escribió una farsa delirante titulada CHICAGO.

Fue tal el éxito de la obra que se adaptó por primera vez al cine todavía como una película silente muy bien recibida por el público: CHICAGO (Frank Urson, 1927). En 1942 volvió a ser llevada a la pantalla grande por William A. Wellman como Roxie Hart, nombre de su personaje central, interpretado por Ginger Rogers, mientras Adolphe Menjou encarnaba al abogado Billy Flynn.

Esta historia tremendista, cínica y pesimista acerca de un crimen pasional convertido en un circo de tres pistas en los juzgados fue reactivada por Bob Fosse en la cumbre de su carrera, quien convirtió la obra de teatro de Maurine Dallas Watkins en un musical. El estilo amanerado de Roxie Hart sirvió de inspiración para la colaboración de Bob Fosse con los compositores y letristas de Cabaret John Kander y Fred Ebb.

Fosse les encomendó una serie de canciones que no sólo debían narrar la trama, sino también rendir homenaje a los teatros de vodevil de los años 20, evidenciar los absurdos procesos judiciales de Estados Unidos y, de paso, ridiculizar a los medios de comunicación.

Las canciones y melodías compuestas por Kander y Ebb, a las que se les unió la sensualidad característica de las coreografías de Fosse, incrementaron el carácter imperecedero y universal del tema. El resultado fue un material divertido, agudo, sexy y mordaz que ha demostrado superar la prueba del tiempo.

Por fin, CHICAGO llegó a los escenarios en 1975 y fue muy elogiado por la crítica.

Fosse comenzó a preparar su versión fílmica prácticamente desde el estreno en Broadway, pero sus problemas de salud y el frío recibimiento del montaje teatral le hicieron concentrarse en otros proyectos. Sin embargo, el proyecto se volvió a demorar y la muerte del director lo canceló definitivamente.

CHICAGO permaneció en las sombras como una de las joyas más infravaloradas de Broadway hasta que Ann Reinking, última pareja sentimental de Fosse, actriz, bailarina, coreógrafa y protagonista de All That Jazz decidió remontarlo “al estilo de Bob Fosse” con el fin de hacerle justicia. Repuesta en Broadway a finales del 1996, se convirtió por fin en el éxito que siempre debió ser y recibió seis premios Tony.

Los derechos cinematográficos se renegociaron casi inmediatamente. Tras largas audiciones en las que participaron prácticamente todos los actores dotados para el canto y el baile, fueron finalmente Renée Zellweger y Catherine Zeta-Jones (quien ya había hecho varios musicales en teatro) las que obtuvieron los personajes de las asesinas protagonistas.

Fueron un par de acérrimos fans de la obra los encargados de escribir la versión cinematográfica y quienes la llevaron posteriormente a la pantalla grande: Rob Marshall, ( a punto de estrenar el que será sin duda el musical de la temporada cinematográfica “Nine” protagonizado pro Penélope Cruz, Nicole Kidman y Sofía Loren entre otras) y director y coreógrafo de Broadway (codirector del actual montaje neoyorquino de Cabaret y responsable del nuevo diseño de la coreografía original de Bob Fosse) y Bill Condon, el guionista ganador del Oscar por Gods and Monsters (Dioses y monstruos, 1998) cuyo guión para CHICAGO fue el elegido entre los más de diez encargados por Miramax.

Natalia Millán es Velma Kelly

Después de ver -por primera vez- la película de Bob Fosse “All that Jazz”, Natalia Millán sale del cine con la certeza de haber descubierto su vocación. Algunos años después, inicia su trayectoria artística dentro del Teatro Musical (My fair Lady, Mata Hari, Jesucristo Superstar, La Reina del Nilo). Posteriormente se integra en la Compañía Teatro de la Danza, entre otras.

Entre 1992 y 1994, forma parte de la Compañía Nacional de Teatro Clásico, dirigida por Adolfo Marsillach. En los años siguientes descubre otros medios (televisión, cine…) que alterna con su trabajo teatral. Y cada vez que pisa un nuevo escenario, siente que vuelve a casa.

Últimos trabajos teatrales como protagonista:

2008-2009 El mercader de Venecia (Dtor. Denis Rafter)

2003-2006 Cabaret. (Dtor. B.T.Mc Nichol)

2002 La Música (Dtor. Jorge Eines)

2001 El Cementerio de Automóviles (Dtor. Juan C. Pérez de la Fuente)

1999-2000 La última aventura (Dtra. Ana Diosdado)