Zona El Internado

Reconocimiento a VAF por su trabajo en Zona El Internado


Quizás te preguntes qué es  todo esto y pienses que estamos locos, que tú tan solo lo hacías sin otra intención que mejorar el foro, y por y para los foreros y que no te mereces esto pero no, te lo mereces tanto como Antow o La_Intocable.

  • Por todos esos análisis de los personajes, tan currados y espléndidos. ¡No falta ni uno y si falta seguro tienes en mente hacerlos!
  • Porque muchos de los actores y actrices de la serie tienen ahora en sus casas el análisis de su personaje, redactado por VAF.
  • Por estar como segundo de abordo para todo sin obligación alguna solo por gusto, y por puro lucramiento de nosotros, los foreros.
  • Porque aunque no somos tan insistentes como tú y no hemos conseguido un autógrafo de Natalia López, ¡esperamos que todos estos regalos te encanten!  😉

Te queremos, con gente como tú foros como este son  posible, porque como dice Antow, el foro no solo es él, sino somos todos!

Firmas

Sorpresa para VAF

Sorpresa para VAF

Sorpresa para VAF

Sorpresa para VAF

Sorpresa para VAF

Sorpresa para VAF

Collages

Sorpresa para VAF

Sorpresa para VAF

Sorpresa para VAF

Avatares

Sorpresa para VAF

Sorpresa para VAF

Userbars

Sorpresa para VAF

Mini-fic

Era el ultimo día de la Laguna Negra, todos, alumnos y profesores habían pasado por la maquina, exceptuando a alguien: Clara.

Clara llevaba muchas horas por el bosque, alejada del internado donde la buscaban por “traición”. Había pasado la noche viendo la increíble luz salir del internado, al parecer la habían conseguido montar, pero no podía aparecer por allí.

Podría intentar ir a la valla pero estaba infectada y no valdría de nada, quizás la matasen. Pensó en Hugo, compartían un hijo al que ella no había visto desde hacia muchos años debido a que Hugo se lo quito para que siguiera con el Proyecto Géminis pero…

Finalmente decidió ir a la valla a buscar a Hugo, donde le encontró a la primera.

– ¿Qué quieres? – preguntó Hugo bastante enfadado, el había visto la luz y sabia lo que significaba, eso le tenía enfuscado.

– Tienes que hacer algo, me han descubierto… – dijo Clara muy preocupada

– Si te han descubierto es tu problema – Hugo no quería complicarse la vida

– ¿Cómo esta nuestro hijo? – preguntó Clara, fue lo único que se le ocurrió preguntar.

– Lo siento pero Víctor tampoco puede salir de aquí – dijo Hugo a Clara la cuál se quedó asombrada.

– ¿El esta aquí…? – preguntó y sin poder evitar soltar unas lágrimas…

– Así le tenia controlado, pero al final se han complicado las cosas y… – Dijo Hugo y sacó una pistola con la que apuntó decidido a Clara – Ahora, largo – ordenó y ella decidió irse muy desconcertada y confusa.

Víctor acababa de pasar por la máquina y estaba con sus compañeros en la biblioteca, bastante preocupado como el resto, pero entonces apareció Clara, la profesora de danza de el internado y le separó del resto para hablar con él a solas, parecía también muy preocupada, demasiado preocupada pensaba el chaval.

– Víctor… tienes que llevarme a la máquina… – Clara había buscado a escondidas la ficha de Víctor y no podía haber evitado emocionarse al verlo y reconocerlo. Había entrado al internado y afortunadamente casi nadie la había visto.

– Pues habla con Fermín o Alicia… – dijo Víctor extrañado

– No puedo hablar con ellos, por favor, tienes que ser tú… – Dijo Clara

– Bueno… si quieres te acompaño hasta la máquina… – dijo Víctor mientras miraba a sus compañeros que iban hacia los pasadizos para evacuar el internado.

– Gracias de todo corazón, no sabes lo que esto significa para mí…

Ambos se dirigían al torreón, dónde afortunadamente aún estaba Victoria comprobando unas cosas…

– Vicky, por favor pon en funcionamiento la máquina otra vez, que Clara no se ha curado aún.

– Gracias… – dijo Clara tumbada en la máquina donde había sido ya curada, bastante contenta por la ayuda de su hijo sin él saberlo, claro.

– De nada Clara… – dijo Víctor.

– Yo… tengo algo muy importante que contarte – Dijo Clara dispuesta a decirle toda la verdad de una buena vez.

Sí… – Respondió Vítor ansioso de respuesta cuando…

– Vaya, vaya, madre e hijo juntos otra vez – dijo Hugo apuntándoles con una pistola.

– ¿Tu que haces aquí? – Preguntó Clara muy enfadada a la vez que Víctor se quedaba completamente mudo por lo que acababa de confesarle Hugo.

– Vengo a por la máquina… y de paso a mataros – dijo Hugo decidido aún apuntando a Clara. Pero fue entonces cuando Víctor se precipitó lanzándose contra  Hugo y cayendo ambos al suelo resbalándosele la pistola a Hugo, cayendo a los pies de Clara, quien la cogió sin titubear y apuntó a Hugo.

Dame la pistola Clara ¿que vas a hacer? ¿dispararme? No tiene agallas – Hugo

Clara que no era capaz de dispararle dudó un segundo y Hugo aprovechó para precipitarse encima de ella, cuando de repente en un forjeceo  se disparó dicha pistola.

– Joder… – dijo Víctor muy asombrado que no se creía nada de lo que pasaba a su alrededor.

– ¡Vámonos de aquí, deprisa! – Dijo Clara decidida y él obediente sin reprochar la siguió a los pasadizos dónde estaba el resto.

Finalmente después de encararse contra posmilitares todo el internado a pie de la vaya consiguieron escapar. Alicia la capturó, tenía que pagar sus crímenes a favor de Ottox pero antes le concedió unos minutos para dar unas concretas explicaciones a Víctor sobre su verdadera identidad y sus intenciones de intentar evitar la cárcel solo por él, por su hijo querido, Víctor.

FÍN

¡De parte de todos los foreros de Zona El Internado!


Etiquetas: