Zona El Internado

Roque Sánchez, un giro de 360º


Odiado por la mayoría de los fans de la serie El Internado. Un cambio radical de 360 grados hizo que este personaje cobrase más protagonismo, pero mejor empezar por el principio, ¿no?

Roque Sánchez (Daniel  Retuerta) - El Internado

Comenzó como uno de los miembros del grupo de los jóvenes protagonistas. Sin embargo, a principios de la serie, su protagonismo era escaso, por no decir prácticamente nulo.

Era el mejor amigo de Cayetano y de Iván. Tras la llegada de Marcos, ayudaba a Iván en sus bromas macabras contra el recién llegado, como hacia otras personas, tales como María la limpiadora. En aquellos tiempos era solo eso, una especie de marioneta que manejaba Iván a su antojo.

Pero poco a poco, aunque de forma muy lenta, empezó a  adquirir protagonismo. La muerte de su amigo Cayetano, fue algo que le cambio radicalmente. Él fue el último en verle con vida. Con la llegada de Julia, siguió ganando más protagonismo. Roque quedó prendado de ella desde el primer momento que la vio. Fue el primero en creerla cuando ella le dijo que veía a Cayetano (por supuesto tras dudar). La ayudó a entrar en el grupo. Sin embargo, aunque su corazón estaba latiendo constantemente por ella, incluso llegándole a escribir este una carta, pero ella pesando que era “del chico que le perseguía”, que en realidad era Cayetano, tiró la carta.

Los sentimientos de ella no eran precisamente hacia Roque, sino a Iván. Y aún sabiendo Iván los sentimientos de su amigo, no podía evitar haber caído rendido hacia Julia. Pero Roque aceptó aquel acontecimiento y siempre que algo mal iba entre ellos, estaba allí para ayudarles a solucionarlo.

Fue el primero en descubrir la entrada de la chimenea (cuando Cayetano aún estaba en vida). También fue pionero en descubrir que algo extraño le sucedía a algunos de sus compañeros. La ceguera del sobrino del guardabosque, una especie de pinchazo en el cuello en el cadáver de Susana, entre otros, le hizo meterse de lleno en una investigación donde quedaría atrapado.

Un día, él y sus amigos leían el diario de Susana, en el que podría haber alguna pista, algún indicio, una prueba contundente, en la que estuvieran involucrados aquellos nazis, aquellos miembros de Ottox. Sin embargo, era de noche, y Elsa haciendo una visita rutinaria para comprobar que cada habitante durmiera en su respectiva habitación, les pilló a todos en la habitación, les mandó a cada uno a sus respectivas habitaciones y ordenó que apagasen las luces. Sus amigos obedecieron y acataron las órdenes de Elsa por una vez en lo que llevaban en el Internado. Sin embargo, Roque estaba intrigado, quería saber si algo se ocultaba en aquel diario. Sigiloso y con cautela tomó el diario y se marchó al cuarto de baño a seguir leyendo el contenido de aquel diario.

Llevaba consigo una linterna. Comenzó a leer. Ya sabían, por mediación de Julia, que Lucía trabajaba para Ottox, pues había visto en la enfermería que tenía cosas de aquella farmacéutica. Sin embargo, descubrió algo más sobre Lucía al leer ese diario. Ella estaba llevando a cabo una investigación de lo que a Susana le estaba pasando, y aquello no era algo muy normal que digamos. Así que Roque no se lo pensó ni dos veces, salió del baño y se dirigió hacia la enfermería. De ella salía Lucía junto a Noiret. No había cerrado la puerta con llave como normalmente hacía, signo que anunciaba que no tardaría mucho en regresar.

Roque Sánchez (Daniel Retuerta) - El Internado

Roque entró. Empezó a investigar y encontró unos documentos. En los dos primeros encontró que eran informes sobre el sobrino del guardabosque y Susana. Eran sujetos de un experimento, donde desde luego ellos no habían tomado ningún consentimiento. Experimentos que acabaron con sus vidas. Pero no eran los únicos informes que se encontraban allí, había un tercero. Un tercero que correspondería al tercer sujeto.

Lo abrió lentamente, y en él encontró algo impactante, algo que realmente no se puede expresar con palabras, algo tremendamente aterrador. Él iba a ser la siguiente víctima.

Sin darle tiempo alguno a reaccionar, unas voces se escucharon tras la puerta. Eran Lucía y Noiret que regresaban. Se escondió tras un biombo para que no le vieran cuando entraron a la enfermería. Empezaron a hablar curiosamente sobre los experimentos. Noiret le reprimía las anteriores muertes.

Roque lo escuchó todo y como todo ser humano, sabiendo que iba ser la víctima de aquellos tipos, no pudo contenerse y empezar a llorar. Es una cosa que se ha criticado al personaje, sin embargo, no creo que nadie que se acabe de enterar que vaya a morir se ponga a dar saltos de alegría.

Noiret y Lucía le escucharon. Entonces Roque salió de detrás del biombo y a modo de petición les suplicó: “No me matéis por favor, haré todo lo que me pidáis pero no quiero morir”. Aquel acontecimiento cambió su vida radicalmente.

A partir de aquel momento, empezó a traicionar a sus amigos, a robar pruebas, pasarle información a Noiret y compañía, etc. Todo a cambio de su propia vida, mostrando así hasta donde puede llegar el ser humano en la lucha por la supervivencia. En ello, es un claro ejemplo este personaje, al igual que el de Camilo Belmonte, aunque las diferencias entre los dos son claras o bastante obvias.

Roque no contó nada a sus amigos. El miedo le recorría por dentro. Si ellos se enteraban él corría peligro. Sus amigos fueron infectados, pero les daban medicina. A él le daban agua con sal. Hay que recordar que los sujetos con los que habían experimentado no les habían suministrado la medicina. Sus amigos habían sido contagiados con el virus como un grupo control y también para tenerlos un poco acallados, apaciguados.

Sin embargo, Roque descubrió algo también aterrador, descubrió que Nacho había pasado a ser su sustituto. Él no sabía que le buscarían un sustituto, que habría otro en su lugar. Y Nacho acabó muriendo, no sin antes revelar a su chica, Vicky, y a Carol, que entre su grupo de amigos había un traidor. Nacho había escuchado la conversación de Noiret y Roque, sin embargo, no pudo verle y no sabía quien era, solo sabía que había un traidor y fue lo único que les pudo contar, pues seguidamente murió.

A partir de ese momento, sus amigos investigaron el que hubiese un traidor en el grupo. Él lo tenía decidido, no iba a decir nada. Un día, por casualidades del destino, Carol descubrió más de la cuenta, incluyendo el lugar donde se iba a reunir Noiret con el traidor. Esperó a que Noiret bajara del Torreón (lugar citado) y subió escaleras arriba. No había nadie, pero sabía que quien fuese se estaba escondiendo. Y por las cosas del destino, nuevamente, encontró un jersey tirado del suelo, era del traidor que se le había caído.

Fue hasta allí, lo cogió para leer su nombre (capítulo en el que nos enteramos que les ponen los nombres a los jersey y que Roque es un poco despistado por las mañanas recién levantado y coge el de Iván). Roque estaba asustado, tenía que hacer algo para que su amiga no le descubriera. Sin pensárselo dos veces, para ganar tiempo, dio un guantazo en la cara de su amiga. Pero esta había decidido ponerse bien cerca de la ventana para poder mirar el nombre (cuando todos estaban a la misma hora con Amaia averiguando que le había dicho Eva Wulf a Julia, menos el traidor y Carol). El guantazo que Roque le propinó, hizo que Carolina Leal cayera por la ventana. Primeramente cayó colgándose a una teja. Pero Roque no le ayudó. Fueron décimas de segundo, puede que el temor lo paralizara tanto que no le diera tiempo a reaccionar, puede que temiera que Carol se enterase que era él, diversas opiniones se han narrado desde entonces por partes de los espectadores, pero realmente no existe una versión única, el espectador puede pensar una u otra, u otra, ¿por qué no?

Después Carol acabó por descolgarse del todo y caer al suelo. Con ella calló la cortina que había en el Torreón. Roque asustado miró por la venta. Luego decidió salir corriendo hacia donde había caído a buscarla. Por el camino se encontró a sus amigos, pero no les dijo obviamente, nada de lo acontecido. Marchó hacia donde había caído Carol. Arrodillado ante ella intentó que despertase, pero no hubo manera. Como pudo le tomó el pulso pero no se lo encontró. El temor le recorrió de pies a cabeza y envolviéndola en la cortina la arrastró hacia el bosque. Cavó y metió el cuerpo de su amiga en el hoyo mientras al mismo tiempo lloraba.

Después fue al Torreón y avisó a Noiret para que fuese allí. Le contó lo sucedido. Noiret le dijo que se ocuparía del asunto. Sin embargo, Carol no estaba muerta aún. Al día siguiente Roque recibió una llamada, era ella. Asustado salió de la habitación y cortó la llamada, ¿qué estaba pasando? Pero al entrar de nuevo en ella, escuchó como Marcos hablaba con Carol. Estaba en el bosque y alguien la había intentado matar. (Por cierto, que el móvil de su amiga había sobrevivido a la caída, y aún cuando ella intentó llamar la noche anterior a Marcos que como de costumbre en aquel Internado, el móvil estaba apagado, al primero que se dedicó a llamar fue a Roque).

Roque Sánchez (Daniel Retuerta) - El Internado

Los chicos decidieron salir a buscarla. Se dividieron en dos grupos. Ya caía la noche. Roque buscaba con Marcos. En un descuido del segundo, Roque le hizo creer que se había torcido un tobillo, y le dijo que siguiera él buscando. Cuando Marcos se fue, Roque puso rumbo al lugar donde estaba Carol. Sí, allí estaba intentando escapar pero con poco éxito. La caída y la ausencia de medicina de ese día, le impedía moverse mucho. Roque se acercó, le pidió perdón pero al mismo tiempo, para sorpresa del espectador, tomó un palo que había en el suelo. Iba a rematarla. Ella, hasta aquel momento, no sabía quien le había intentado matar. Ahora sí lo sabía, era él. Pero justo en ese preciso instante apareció Marcos y Roque tiró el palo. Después aparecieron los demás. Al cabo de un rato, Carol murió entre los brazos de su amado. Todos lloraban, sin embargo la expresión de Roque, era imposible de distinguir, no se sabía si estaba triste o contento, aliviado o asustado, o una mezcla de todo.

Roque Sánchez (Daniel Retuerta) - El Internado

A partir de ese momento, no solo era un traidor, sino que también el ejecutor de la muerte de Carolina. Siguió mintiendo a sus amigos y cubriendo pruebas que le pudieran relacionar con su asesinato. Sus amigos creían que había sido Noiret y compañía, el cuál se llevó delante de sus narices el cadáver de la chica, amenazándoles inclusive.

A Roque le atormentaba lo que había echo, y su único consuelo, por irónico que parezca, la persona que le ayudaba, incluso le daba pastillas, se supone que para que se relajara, era la persona que un tiempo atrás iba a experimentar con él, acabando así con su propia vida.

Cuando se descubrió que la vida de Paula corría peligro, Marcos la sacó del Internado. Noiret preguntó a Roque que si sabía donde estaba la niña, pero él, aún sabiéndolo, mintió a Noiret. Él le amenazaba con inyectarle el virus, pero Roque negó saber el paradero de Paula. En un momento en el que a Roque le tocaba hacer guardia de la pequeña se ausento un momento, siendo ese el momento que más peligro corría la niña.

Marcos, al ver que se había ausentado un momento, le propició un puñetazo tirándolo al suelo. Más tarde, Roque se enteró de que Rubén le chivaba el paradero de Iván y Julia a Hugo, así que llamó a sus amigos para advertirles. Lo que él no sabía era que Noiret le estaba vigilando. Más bien a todo el colegio. Le hizo ir a su despacho y acabó inyectándole el virus, o prácticamente todo el virus.

Luego, él y Vicky (ajena ella a todo lo que su amigo había hecho), le tendieron una trampa a Noiret y lo almacenaron en su ordenador. Luego a Roque en un ataque de irá, le dio por romper el ordenador de Noiret. Pero antes había estado sufriendo en el cuarto de baño tras el pinchazo del virus, ahora él también estaba contagiado. Roque intentó contarle en un acto de valentía, la verdad a su amiga Victoria, pero esta no le dejo hablar, intentaba comunicarse con el resto de sus amigos, que estaban ilocalizables. Después en clase, Vicky no aguantó más, y estalló en clase de Elsa, para sorpresa tanto de Roque como del resto. Los pasadizos estallaron y el virus se expandió.

Ahora estaban custodiados por unos militares, estaban en cuarentena. No podían salir. Pero Roque no se iba a quedar de brazos cruzados, el miedo seguía apoderándose de él. Contactó con uno de los militares y a cambio de algunas cosas que había robado y le había inculpado a Rubén, obtuvo del exterior una pistola. Pero obviamente sin balas, necesitaba algo más, ofrecerle algo más. Otro día le llevó un colgante que le robó a Iván. Quería a cambio las balas y que llamaran a la familia de Vicky porque habían operado a su padre. Pero no, él militar le ofrecía una bala o la llamada y le dijo que se lo pensara bien. Después, esa misma noche, Roque práctico en el baño con su nuevo juguete, si se le puede llamar así. Aunque obviamente aún no estaba cargada, aún debía elegir.

Roque Sánchez (Daniel Retuerta) - El Internado

Pero un hombre empezó a aparecérseles a todos en sueños. Sabía quién mató a Carol. Lo llegaron a encontrar en los pasadizos, en lo más profundo. Al principio el hombre negó, pero al día siguiente, cuando ya hubo recuperado horas antes las fuerzas gracias al sándwich de Amaia, dijo que sí que lo sabía. Dijo que tenía pruebas y que bajaran al día siguiente.

Al posterior día volvió a bajar Marcos, no sabía si creerle o no, pues les había dicho que uno de sus amigos había sido. Pero le dijo que era verdad y que le iba a tender una trampa, que el asesino bajaría antes para matarle. También hizo que dudara de su amigo Iván. Roque mientras tanto había hablado con Hugo, que le dio a entender que le matase. Después en su habitación se quedó mirando una foto en la que salía él, junto a su amigo Cayetano y Carol, la chica que había asesinado. Sacó del mismo cajón aquella pistola, ya que normalmente en ese Internado, lo extraño era no tener en el cajón una pistola.

A la hora acordada todos estaban abajo. Roque había llegado antes y hablaba con aquel hombre misterioso. Ese hombre, que no solo se pasea por los sueños, sino que sabe qué sueñan los demás y qué piensan, sabía cómo murió, ya que Roque atormentado, soñaba noche tras noche con aquel acontecimiento. Él pidió que no dijera nada, pero era demasiado tarde, sus amigos lo habían escuchado todo.

Ellos, como buenos amigos que son, aguardaron a que Roque terminase la conversación con aquel hombre. Aunque seguramente, lo que pasaba es que estaban paralizados de haberse enterado de algo así. Marcos no lo dudó ni un segundo y se abalanzó sobre él pegándole. Sus amigos lo detuvieron por la fuerza. Tras Roque incorporarse, con pistola en mano, apuntó a sus amigos amenazándoles. Y es así es como concluyó el anterior capítulo del Internado. Ahora Roque les dejará encerrados y se llevará la cuerda, ¿pero qué pasará después? Aún quedan 8 capítulos y no se sabe que pasará con Roque.

Roque Sánchez (Daniel Retuerta) - El Internado

Si este personaje no era bien aceptado antes de la muerte de Carol, tras el fallecimiento de esta, el odio ha sido mayor. Un odio, que desgraciadamente, ante alguna serie de personas, ha traspasado los límites, olvidándoseles, algo muy importante, la serie es ficción, no es real. Y dentro de cada personaje existe una persona que lo interpreta. Y es una lástima, que existan algunas personas que no distingan la ficción de la realidad, llegando a ir no solo contra los personajes, sino contra los propios actores.

Existe una duda que asalta a muchos seguidores de la serie, y es qué si Ana de Armas no se hubiera retirado de la serie, ¿qué hubiese pasado con la trama de Roque? ¿Y con ese gran protagonismo que por fin ha adquirido con trama propia incluida? Supongo que la trama traidor por lo menos sí, a no ser que ya Ana hubiera decidido que en un tiempo se marcharía…

Ahora seguimos contemplando la evolución de Roque, que ya ni se sabe qué futuro le deparará. La gran mayoría pide a gritos su muerte, y una pequeña minoría prefiere que no muera. Sin embargo, la historia está escrita, y solo lo podremos saber viendo los siguientes capítulos de la serie.

Aunque, esto ya es opinión mía, si se hace la película, estaría bien que Roque llegara hasta el final, incluida la película.

Artículo redactado por Karencia para Zona El Internado. Prohibida su copia y reproducción.