Zona El Internado

Santi Pons: “En el teatro nunca te sientes una marioneta”


Santi Pons interpretó a ‘Max Levov’ (también conocido como el hombre misterioso) durante la séptima y última temporada de “El Internado”. Según las palabras del actor, su papel en la serie fue “muy especial”. En relación con su personaje asegura que “en la vida real si no nos salvamos a nostros mismos nadie lo hará”. Actualmente se encuentra inmerso en el rodaje de su nueva película: “El perfecto desconocido”.

Está de regreso. El actor Santi Pons se ha desecho del histriónico alcalde de Mossén Capellà y se sumerge ahora en el rodaje de “El perfecto desconocido“. Su personaje es una de las piezas del “reducto” mallorquín, del que también forma parte su compañera de reparto Vicky Peña. “Recogen la realidad del pueblo”, explica.

A pesar de llevar más de 40 años residiendo y trabajando en Barcelona –se marchó, dice, porque el cuerpo se lo pedía– regresa “para tocar tierra”. “Siempre me ha hecho mucha ilusión trabajar en mi lengua”, afirma. “En la película hay secuencias que dan a entender cómo es Mallorca con sólo unas palabras”.

El rodaje está siendo “muy tranquilo”. “Como creo que deben ir las cosas”, afirma. Para él la diversión es una parte fundamental de este trabajo. “Existe una parte lúdica que a veces se confunde con la falta de seriedad”. “Nos pagan para conservar la capacidad de jugar que tienen los niños y que los mayores han perdido”.

Su último trabajo en la pequeña pantalla, representando a ‘Max‘, el hombre misterioso de “El Internado“, fue “muy especial” para él. Compaginó este papel con el primer edil que encarna en la serie mallorquina “Mossén Capellà” cuya continuidad está ahora en negociaciones entra la productora e IB3. “Fue complicado y un descanso”, asegura en relación a su interpretación en “El Internado“. Su fantasmagórica figura pedía auxilio y ayudaba al resto de protagonistas de la serie, era como un salvador. Pero en la vida real “si no nos salvamos a nosotros mismos nadie lo hará”.

Le encanta involucrarse de lleno en los proyectos y reconoce ser “muy emocional”. No renuncia a ningún soporte escénico, aunque alude a la autenticidad del teatro. En él “nunca te sientes una marioneta”. Para Santi Pons, “todos los papeles han de tener un sentido”. “Siempre tienes algo del personaje”. El más difícil de interpretar sería el de una persona “normal, real en la vida cotidiana, aquel que no tuviera ni desgracias ni alegrías”.

Su participación en “Mort de Dama“, la obra más laureada en la primera edición de los Premis Escènica es el proyecto del que está más satisfecho. La conjunción y el feeling del equipo fueron fundamentales, detalla.

En la cinematografía española echa en falta más producciones históricas. “Es ridículo hacer remake de series americanas” porque, en su opinión, sólo ellos saben hacer según qué género. “Hace falta más gente que escriba y financiación para ello”.

Fuente | Noticia adaptada por VAF para Zona el Internado.