Las dos actrices de El internado no quisieron perderse a los vampiros más famosos de la gran pantalla.