Zona El Internado

Top flequillos: el look de Ana de Armas


Si sigues El Internado, seguro que tienes fichadísimos a todos sus protas y en concreto a una de las chicas del verano: la guapísima Ana de Armas arrasa allá donde va (acaba de estrenar el taquillazo Mentiras y gordas, es prota del calendario Lario’s y ha sido elegida por la firma Herbal Essences como el pelo más sexy del verano) y aunque no se prodiga demasiado sobre las alfombras rojas en plan celebrity, es fácil seguir sus looks. Lo último: ha decidido deshacerse de su característico flequillo. Sin duda una transición nada fácil, y que a todas aquellas que alguna vez hayamos lucido este corte de pelo se nos ha planteado como un auténtico problema: ¿qué hago para volver a dejarlo largo? Seguimos los pasos de Ana.

Estadio 1. Todavía con flequillo


Te lo estás planteando, sabes que ha llegado el momento de separarse de él, y además vienen los meses de más calor, así que mejor hacerlo cuanto antes… Aún tienes flequillo, pero no por mucho tiempo. ¡Es el momento de dejarlo crecer!

Estadio 2. Flequillo a un lado


Un clásico: cuando el flequillo te sobrepasa la línea de los ojos, lo más normal es echarlo hacia un lado. En este caso las horquillas son tus mejores aliadas, así que, ¡hazte con un ejército!

Estadio 3. En dos partes


La fase más dura de hacer desaparecer el flequillo: ni corto, ni largo, sino todo lo contrario. Lo más normal es que acabes haciendo la raya en medio, porque cualquier otra no va a funcionar… Para evitar el ‘efecto cortina’, usa algo de gel fijador (te ahorrarás ‘rebeliones’ indeseadas), y prueba a desfilar un poco el pelo que enmarca la cara, para aligerar el contraste.

Estadio 4. Pelo rizado


Un buen truco para camuflar un flequillo creciente es el pelo rizado o moldeado: con un cepillo redondo y un secador, te resultará muy sencillo darle una forma curvada hacia fuera y hacerlo desaparecer entre los rizos del pelo. Eso sí, no te pases o parecerás uno de los Ángeles de Charlie…

Estadio 5. Estoy harta, ¡quiero hacerme un peinado ya!


Tranquila, el flequillo tarda en crecer unos cuantos meses (por lo menos cuatro o cinco hasta que tiene un aspecto normal), así que no desesperes. Si tienes muchas ansias de hacerte un peinado en condiciones, puedes probar con los looks retro: como bien dice el refrán, si no puedes con tu enemigo, únete a él, así que aprovéchate de tu flequillo semilargo y en vez de intentar disimularlo, dale forma. Indispensable tener maña, paciencia, y mucho gel fijador. Pero créenos, el resultado ¡merece la pena!

Fuente


Etiquetas: