Zona El Internado

Yon González: "Espero que el final sea apoteósico y que sufran todos"


El joven actor, Iván Noiret en la ficción, nos revela sus sentimientos ante el inminente punto y final de la serie de misterio más famosa de Antena 3.

El rodaje de los últimos episodios de El internado ya está en marcha y el secretismo es absoluto hasta para los actores. Yon González, que interpreta a Iván desde el comienzo de la serie, nos cuenta cómo se plantea el desenlace de la ficción tras siete temporadas llenas de misterio.

¿Qué recuerdo te llevas, sentimental o material, de tu paso por El Internado?

El uniforme me lo llevo seguro (risas). Y lo voy a enmarcar porque representa el gran cambio de mi vida. A nivel sentimental me llevo todas las vivencias y todos los sentimientos que han fluido por este sitio, con el equipo técnico y con toda la gente, que al final se ha convertido en mi familia.

Al ser la última temporada ha habido mucho secretismo con el tema de los guiones, ¿no os contáis cosas los unos a los otros?

En los dos últimos episodios sé que sólo nos van a dar la trama individual de cada uno. Pero yo prefiero no saber nada más, prefiero la sorpresa y ver el final como el resto del público, por la televisión.

¿El final de ‘El Internado’ será un final definitivo o dejará misterios sin resolver?

Como en Perdidos ¿no? (risas). La verdad es que espero que se cierren las tramas como Dios manda y que no sólo se resuelva el centro de la historia. Hay que estar pendiente de otras “tramillas” que, aunque tengan menos peso, también tienen que resolverse. Espero que, cuando lo vea, sea así, que lo resuelvan todo.

¿Cambiarias algo de la trama de Iván, tu personaje?

No, la verdad que estoy muy contento con lo que escriben para el personaje.

La enfermedad que sufren los protagonistas está afectando de forma más agresiva a Iván, ¿seguirá empeorando en los próximos capitulos?

Sí claro. Aunque bueno, en realidad no tengo ni idea (risas). Pero espero que sí, que el final sea apoteósico y sufran todos (risas).

En las primeras temporadas vimos a un Iván más macarra y ahora, desde que está con Julia, parece que está más tierno. ¿Cuál de ellos te gusta más?

Mi personaje es despectivo y se pone a la defensiva cuando no conoce a las personas. A mí me gusta más el Iván chulito, el de al principio, aunque éste me resulta más facil porque es más parecido a mí. Sin embargo, el otro, al estar más alejado de cómo soy yo, me divertía más.

Una serie larga es normalmente lo que más desgasta a un actor, ¿te ha quemado en algún momento?

Como yo lo único que he hecho como actor ha sido tele la verdad es que no sé. Sé que he aprendido mucho.

¿Te gustaría probar suerte en otro país?

Sí claro. Lo que pasa es que no sé inglés (risas). Pero me voy a poner las pilas exclusivamente para eso. Todavía no, pero me iré algún día.

¿Tienes pensado darte un tiempo de descanso tras la finalización de El internado para desintoxicarte?

Qué va, no. Quiero meterme directamente en el barro y hacer otras cosas.

¿Planeas tus vacaciones para cuándo terminéis de rodar en septiembre?

Pues no, porque espero trabajar. Hay algunos proyectos que, si finalmente bajan a tierra, sería incluso compaginándolo con la última semana de El internado. El día que la profesión me diga descanso, pues descansaré.

¿Nos puedes adelantar de qué proyectos se trata?

Prefiero no decir nada, por si luego no sale. Imagínate que lo digo y luego la peli la hace otro… (risas)

¿Te gustaría trabajar con alguien en especial?

Con mi hermano (Aitor Luna), y me gustaría hacerlo en teatro especialmente, aunque vamos, donde sea.

¿Has pensado en si te gustaría participar en alguna serie de las que se estan emitiendo ahora?

La verdad es que preferiría tener la oportunidad de arrancarla y tener un personaje de peso, como aquí. Me gustan los proyectos de principio a fin, no me gustan las cosas a medias.

¿Alguna serie extranjera que te guste especialmente?

Todas (risas). Están muy bien hechas, muy bien dirigidas… Perdidos por ejemplo, aunque a la gente no le guste el final a mí sí. También me gusta mucho En terapia.

Fuente