Zona El Internado

Yon González: “Las chicas solas son tímidas pero en grupo no hay quien las pare”


Acaba de comenzar el rodaje de la sexta temporada de El internado, se prepara para rodar dos nuevas películas y sueña con su debut teatral.

A sus tan sólo veintitrés años se ha convertido en una joven promesa del cine español, perseguido por las fans allá donde va, Yon González asiste perplejo al meteórico ascenso de su carrera. Tras debutar en SMS, sin miedo a soñar, el joven vasco se ha metido al público en el bolsillo con su interpretación de áen El internado.

Su nombre es uno de los que que más fuerte suena cuando se habla de jóvenes promesas de la interpretación, ahora graba la sexta temporada de la popular serie de Antena3 mientras se prepara para hacerse un hueco en el cine y espera ansioso el debut teatral.

– ¿Qué novedades trae la sexta temporada de El internado?
– Muchas novedades, la serie cada vez se pone más tensa y dramática, según nos acercamos al desenlace las situaciones se complican y habrá alguna que otra pérdida. No hemos podido escapar de la Laguna Negra, Iván está enfermo y no es capaz de pedir ayuda a nadie, su forma extrema de ser le llevará a estar muy sólo, intentará ayudar a su madre y sacarla del psiquiátrico. Es el líder y quiere seguir siéndolo sí o sí.

– ¿Tienes muchos puntos en común con tu personaje?
– Casi ninguno, yo siempre que tengo un problema busco ayuda en los míos, me quieren y me protegen, no tengo esa mala leche que tiene el personaje.

– ¿Cómo afrontas el fenómeno fan?
– Como puedo, no es fácil, sobre todo cuando te encuentras con una escuela entera, las chicas solas son más tímidas pero en grupo pierden la vergüenza y no hay quien las pare.

– ¿Tienes ganas de asumir nuevos retos?
– Sí, tengo en mente una película con Xavier Villaverde y otra con Xavi Giménez, tengo que empezar a preparar el guión pero el personaje que quieren que haga es muy interesante.

– ¿Te atrae más el cine que la televisión?
– Siempre que el proyecto sea bueno y se cuiden los detalles sí, con Mentiras y gordas no tuve una buena experiencia pero espero que no se vuelva a repetir.

– ¿Te incomodan las escenas de cama?
– No, las llevo bien, si lo exige el guion y están justificadas no tengo ningún problema para desnudarme.

– ¿Has notado tu evolución temporada tras temporada?
– Sí, ahora estoy más tranquilo y seguro que cuando empecé pero no hay que relajarse, igual que escuchas una buena crítica al día siguiente puedes escuchar una mala, lo importante es el trabajo diario. Los buenos resultados de El internado también dan vértigo, con este personaje he podido estar a la altura pero quien sabe si me pasará eso con el próximo que me ofrezcan.

– ¿No te atreves con el teatro?
– Me encantaría, el día que acabe el internado lo primero que voy a hacer es teatro, es una de mis asignaturas pendientes, sé que voy a aprender una barbaridad actuando sobre las tablas.

– Decidiste probar la interpretación siguiendo los pasos de tu hermano, ¿te arrepientes?
– Para nada, mi hermano es siempre el que mejores consejos me da. Es un actor maravilloso, le gusta ir paso a paso y tomarse con tranquilidad la profesión. Aitor siempre será para mi un referente dentro de la profesión.

– ¿Cómo lleváis el hecho de competir en la misma profesión?
– Bien, hemos competido en audiencia y en casting, en esta próxima película de Xavier Villaverde hicimos juntos el casting, el lo bordó pero me cogieron a mi por la edad. Entre nosotros no hay envidias, siempre que seamos uno de los dos el elegido estaremos contentos, todo queda en casa.

– ¿Tienes la sensación de estar viviendo muy rápido?
– Lo estoy haciendo, al principio era muy estresante ahora ya lo tengo asumido, sé que quiero ser actor y he aprendido a llevar de otra manera mis inseguridades.

– ¿Cómo capeas las intromisiones en tu vida personal?
– Eso nunca lo entenderé, siempre me ha interesado poco la vida de los demás y no deja de sorprenderme que la mía suscite tanto interés pero tampoco me enfado, tendría luego que desenfadarme y no soy amigo de cargarme con doble trabajo.

– ¿Qué final tienes pensado para El internado?
– Me gustaría morir pero seguro que lo que me escriben es bueno porque hasta ahora no tengo ninguna queja con el desarrollo de mi personaje.

– ¿Crees que está agotada la trama?
– No, además de contar con un reparto increíble que les apoya, los guionistas son muy buenos, por ahora la trama da para mucho más.

Fuente